Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
68 DOMINGO 22 5 2005 ABC Cultura y espectáculos Una Palma para dos hermanos, Jean Pierre y Luc Dardenne, y su película L enfant Dos premios, Guillermo Arriaga y Tommy Lee Jones, para Tres entierros... b Los hermanos Dardenne ganan su segunda Palma de Oro con L enfant y Jarmusch se queda cerca, Premio Especial del Jurado, con Broken Flowers E. RODRÍGUEZ MARCHANTE ENVIADO ESPECIAL CANNES. A juzgar por los premios que concedió el gran jurado de esta 58 edición del Festival de Cannes, podemos deducir, lo primero, que su presidente, Emir Kusturica, no pimpló la noche anterior y, ya después, que tuvieron afortunadamente peso en las decisiones las presencias de Javier Bardem, Salma Hayek, Toni Morrison y los demás miembros del jurado, pues entre todos confeccionaron un Palmarés razonable. Tal vez le sobre algo de oro a la Palma conseguida por los hermanos Dardenne y su película L enfant pero no le puede negar que tiene fuerza y personalidad y que aborda con firmeza pero también con ternura el día a día calamitoso de una pareja joven y su desafortunado hijo; es una estampa viva de gente torcida y sin maldad, abocada al hundimiento, perdedores congénitos, pero a pesar de ello, y sin procurarle falsas coartadas a la historia, la afectuosa cámara de los hermanos Dardenne le procura un ligero rastro de luz al final de ese túnel. Es una buena Palma de Oro, aunque había al menos otras tres o cuatro en esa misma situación. A una de las posibles Palmas de Oro, la magnífica película de Jim Jarmusch Broken Flowers le concedieron el Gran Premio del Jurado, que también es un pedazo de galardón. Bill Murray tiene mucha parte del mérito de lo que La guinda de Pe (nélope) y Be (nito) E. R. M. CANNES. Benito Zambrano puso el cierre a la sección Un Certain Regard con la película Habana Blues y Penélope Cruz era una de las protagonistas de Cromophobia la película que clausuraba el Festival y que le ponía la guinda a la gala de despedida y a la entrega de premios. Prácticamente en eso ha consistido la presencia española en esta edición del Festival, además de la de Javier Bardem como miembro del jurado. Bueno, no parece que el cine español se vaya a comer el mundo, al menos con el permiso del Festival de Cannes. Cromophobia la ha dirigido Martha Fiennes y es una especie de soap opera postmoderna y londinense en la que el cruce de personajes y situaciones anuncia una tragedia constante e inminente sin dejar de tener en ningún momento un leve- -levísimo- -tono de comedia. Además de Penélope Cruz, que interpreta con arrojo y cierto desapego de su imagen boom a una prostituta candorosa en la línea de su anterior película, Non ti muovere de Sergio Castellitto, protagonizan Cromophobia Ben Chaplin, Ralph Fiennes, Kristin Scott- Thomas, Iam Hola, Damian Lewis y Rhys Ifans. Cada uno de estos actores tira de un hilo narrativo, de una historia distinta, pero que poco a poco se van uniendo, entrelazando, hasta formar un único drama alrededor de una familia, los aristocráticos Aylesbury, a punto de darse una monumental piña. Tal vez más interés que la historia y los personajes en sí tenga el recipiente que usa Martha Fiennes para contenerlos, siempre en espacios fríos, lineales, remozados, hipermodernos, pretendidamente neoyorquinos... y los contrapone con los muy victorianos de la gran mansión paterna. O sea, tono de comedia en una tragedia y timbre neoyorquino en algo tan british A una de las posibles Palmas de Oro, la magnífica película de Jim Jarmusch Broken Flowers le concedieron el Gran Premio del Jurado, que también es un pedazo de galardón es esa película, aunque no se lo reconocieran explícitamente concediéndole a él el premio de interpretación, que recayó en Tommy Lee Jones, en lo que parece ser, en realidad, una broma que le gastan sus amigos del jurado. Se explica: Tommy Lee Jones es un actor reconocido que da el salto mortal a la dirección; hace una magnífica película titulada Los tres entierros de Melquíades Estrada la trae a la competición del Festival y... premian muy justamente el guión del mexicano Guillermo Arriaga y premian también su actuación, como diciéndole: qué gran actor eres, Tommy Lee Jones, pero... Con franqueza, estaba muy bien la actuación de Lee Jones, pero, puestos a premiar sólo una, era más complicada, sufrida y cambiante la del joven Barry Pepper, que lleva el peso físico y psicológico de la trama hasta niveles muy altos. Suertes diversas A otra de las posibles Palmas de Oro, Oculto la aderezaron con el reconocimiento a su director, Michael Haneke, quien ya ha ganado otros premios aquí, pero no el gordo; en cambio, los hermanos Dardenne sí que habían ganado la Palma en 1999 por Rosetta La película de Haneke era una de las favoritas de la crítica (de hecho, sí ha ganado el premio Fipresci que otorga la crítica internacional) y tal vez se le haya quedado algo corto lo de mejor dirección Aunque siempre es una suerte sacar algo, lo que sea, de Cannes, tal y como están en el mundo- -salvo en el editorial- -los precios del kilo de premio. No tuvieron tanta suerte, en cambio, otras posibles Palmas de Oro, como la película de Cronenberg, Una historia de violencia que podría haber aspirado a cualquier cosa, incluidas las interpretaciones de Maria Bello y Viggo Mortensen, ni tampoco las de Lars von Trier o Wim Wenders Manderley y Don t Penélope Cruz retrata a los fotógrafos ayer, en Cannes, durante la presentación de la película Cromophobia AFP