Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 22 5 2005 Los domingos 67 UN AÑO DESPUÉS El broche de Lorenzo Caprile SILVIA CASTILLO Como una estrella, Doña Letizia firma autógrafos durante la visita de los Príncipes de Asturias a Uruguay, el pasado año EFE Reina de las portadas La prensa rosa ha recibido un soplo de aire fresco con la llegada de Doña Letizia, sus gestos, sus gustos, sus vestidos... POR BEATRIZ CORTÁZAR E s la reina indiscutible de todas las portadas y ésa ya es la mejor noticia que podían traer las revistas del corazón. La llegada de la Princesa de Asturias al mundo del papel couché ha sido la salvación para muchos. En una época donde los medios del corazón cada vez estaban menos identificados con lo que la historia decía que debía ser su trayectoria, la aparición junto al Príncipe de Asturias de Doña Letizia Ortiz ha sido como el agua bendita. Porque la presencia de los Príncipes es ya casi obligada en todas las publicaciones que semanalmente aparecen en los quioscos. Es verdad que la Familia Real siempre ha ocupado un lugar destacado en las revistas. Todas las recepciones de Palacio, las grandes cenas de gala, los viajes de los Reyes por el mundo, los noviazgos y bodas de las Infantas así como la llegada de todos los nietos de los Reyes han sido siempre motivo de largos reportajes y hasta de ediciones especiales. Pero con Doña Letizia todo ha ido a más. Su irrupción en el mundo del corazón ha sido plena. Desde hacía años, muchos años, las revistas apostaban por quién sería la elegida de Don Felipe. Muchas portadas se han lanzado a la calle con el nombre de posibles candidatas que, a la hora de la verdad, casi nunca tenían nada que ver con lo que de ellas se decía. También las anteriores relaciones sentimentales del Príncipe han sido objetivo de la prensa del corazón. Desde Isabel Sartorius a Gigi Howard o Eva Sannum. Fotos muy cotizadas Pero con el compromiso oficial todo cambió. Doña Letizia no era una desconocida para los lectores que podían verla hasta esa fecha en los Informativos de TVE. Las primeras fotografías que reflejaban la vida de la elegida por Don Felipe cotizaron al alza. Sin duda uno de los momentos estelares de esas portadas de las revistas fue la que reflejaba la belleza y el glamour que la Princesa lució cuando acudió junto al Príncipe a la boda de Federico de Dinamarca y Mary Donaldson. Ese día fue especial en todas las redacciones. Antes ya se había vivido algo parecido con la pedida de mano de los Príncipes en El Pardo pero lo de Dinamarca añadía algo más. Al interés lógico que tenían los novios se sumaba todo el boato de una boda real y todo el glamour que acompañó a Doña Letizia en esos días. Fue cuando se empezó a hablar del estilo Letizia Por eso no han cesado en su empeño de ilustrar sus primeras páginas con cada una de las apariciones de Doña Letizia. Se analizan sus gestos, sus vestidos, sus peinados, sus zapatos, sus tacones, sus bolsos, sus miradas... Todo, absolutamente todo lo que rodea a la Princesa interesa. Doña Letizia está dotada de ese magnetismo que tienen algunas personas y las ventas de las revistas expresan que los lectores quieren saber de ella y de todo lo que hace. Por eso es la reina indiscutible de todas las portadas. Pero ojo, no sólo del corazón. Ahí están las revistas políticas o semanarios de periódicos para demostrar que la Princesa siempre es noticia de primera. Lleva once años al frente de su prestigioso taller, pero sin duda, desde mayo de 2004 hay un antes y un después en su carrera. Lorenzo Caprile fue el primero que vistió de gala a la Princesa de Asturias. De sus puntadas maestras salieron los trajes que la entonces prometida de Don Felipe lució en la boda de Federico de Dinamarca con Mary Donaldson- -el rojo espectacular de estilo hollywoodiense provocó un delirio sin precedentes- -y el que Doña Letizia llevó una semana después en la cena de gala que los Reyes ofrecieron en El Pardo la noche anterior a su boda con el Príncipe. Aquella fue una experiencia que se vive una vez en la vida recuerda Caprile, que de una manera muy particular, también está de aniversario. Fue una semana increíble. Le habíamos hecho varios trajes a la Princesa y, salvo el de la cena de El Pardo, no sabíamos con certeza cuándo se los iba a poner y, para nuestra sorpresa, los llevó en la boda real danesa El creador madrileño, además, vio cumplido uno de sus anhelos cuando recibió el encargo de confeccionar los trajes del cortejo de Don Felipe y Doña Letizia. Es una de las cosas que recuerdo con más cariño, fue como hacer el vestuario de una película de época, que es ese sueño que guardo en el cajón El diseñador evoca con orgullo este encargo- los niños estaban muy guapos y muy graciosos con sus travesuras -en el que Casa Real nos dio carta blanca para hacer lo que quisieremos. Fue un honor porque fue como poner el broche al trabajo del maestro Pertegaz Convertido en uno de los diseñadores de cabecera de la Princesa, Caprile confiesa que le encantaría ser el autor de los diseños de gala premamá que Doña Letizia tenga que lucir en sus compromisos futuros. Me haría muchísima ilusión dice. El modista, además, dedica un capítulo especial a las mujeres embarazadas en su libro Vamos de boda en el que aconseja a las futuras mamás que no hay que esconderse ni avergonzarse, sino todo lo contrario, porque en esa etapa de la vida es cuando las mujeres están más guapas de cara, radiantes, con un brillo especial Entre su nómina de clientas que han tenido que vestir de gala en estado de buena esperanza figuran la cineasta Icíar Bollaín- a la que le hicimos un vestido espectacular para el Festival de San Sebastián cuando presentó Te doy mis ojos -y Arancha del Sol, a la que vistió para la boda de su hermana cuando estaba embarazada de su hija Lucía.