Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
66 Los domingos DOMINGO 22 5 2005 ABC UN AÑO DESPUÉS Los otros aniversarios El día de la boda de los Príncipes de Asturias se casaron cientos de parejas en España. Un año después el común denominador de la gran mayoría es la falta de prisa por tener hijos. La realidad sociológica y la institucional van por diferentes caminos. POR B. T. uando confluyen el azar y la voracidad de los mass media se puede ser el turista un millón, el agraciado con el cupón o la pareja que se casó el mismo día que el Príncipe. Una circunstancia para alimento de titulares efímeros, o no tanto, en vista de la relativa sorpresa que a Raquel Díaz le produce que los periodistas la vuelvan a llamar un año después. Luego buscaréis- -sospecha- -a los niños que nazcan el mismo día que el de Letizia, ¿no? Raquel se casó con Felipe Varela el 22 de mayo de 2004 en el corazón de Madrid, en la iglesia de San Ginés de la calle del Arenal. Así que llevaba casi todas las papeletas para sufrir las incomodidades derivadas del cordón de seguridad establecido para la boda del Príncipe en la cercana Catedral de la Almudena, aunque finalmente no hubo muchas pegas. La única, que un policía nos impidió seguir el camino más corto para llegar a la Iglesia y tuvimos que subir por Atocha Un año después, no esperan familia: Preferimos darnos un margen, me considero aún muy joven, con veintisiete años Ella es aparejadora y su marido topógrafo. Viven poco pendientes de la vida social, aunque consideran que lo que atañe a los Príncipes tiene otra trascendencia y más ahora, con el anuncio del embarazo. Al fin y al cabo, es algo que suscita el interés general En otras ciudades los dispositivos de seguridad no interferían en las bodas que se celebraron, pero el acontecimiento sí condicionaba (y acaparaba) los comentarios del día. Manuel Galiano y Carolina Bonillo se casaron en la iglesia de Nuestra Señora de los Ángeles, en Valencia. El hecho de que la boda del Príncipe coincidiera con la suya les cayó bien: Tenemos apego a la Casa Real, y para nosotros fue una alegría. Nuestra fecha ya estaba fijada desde un año y siete meses antes, porque Joaquín Morata y Gema Reyes, pletóricos en Venecia C elegimos una iglesia muy solicitada Al igual que Raquel Díaz, Carolina, encargada de una perfumería, no piensa aún en niños: Nos sobra tiempo. Tengo 27 años y Manolo 32 A Letizia y el Príncipe los siguen: Están haciendo bien su trabajo. Se van afianzando. Nos sentimos cerca de ellos y les apoyamos. Nos cae bien la Familia Real Lo malo- -apostilla Manolo, que trabaja en una constructora- -es que todos los invitados se acuerdan de que nuestra boda coincidió con la de los Príncipes y al hacerse público el embarazo de Letizia es inevitable que nos digan, ¿y vosotros, qué? Joaquín Morata y Gema Reyes, que se casaron el día de autos en el Cristo de El Pardo de Madrid (otro enclave sensible por hallarse en las inmediaciones del palacio donde celebró la cena de gala en la víspera de la boda real) tampoco van a ser padres, de momento. Joaquín hace un diagnóstico al respecto: Una pareja normal necesita primero tener la economía encarrilada. Luego llegan los hijos Raquel Díaz y Felipe Varela se casaron muy cerca de la Almudena Se les ve compenetrados A Joaquín, profesor, y a su esposa Gema, que trabaja en una notaría, les parece que los Príncipes están haciendo un buen papel. Aportan una clave: Se les ve muy compenetrados, eso es fundamental. Los han acribillado con rumores, por la proliferación de programas rosas, pero su comportamiento ha sido discreto, como en España lo viene siendo el de todos los miembros de la Familia Real Está claro que el exagerado apremio de la opinión pública en demanda de un embarazo de la Princesa de Asturias cuadra con sus condicionantes institucionales, pero no con el pulso de la sociedad. Es casi una rareza encontrar jóvenes embarazadas al año de casarse. Por eso tampoco lo está María José Palmero, que contrajo matrimonio aquel sonado 22 de mayo con su novio (hoy marido) A Manuel Galiano y Carolina Bonillo, de Valencia, la coincidencia les gustó En el altar mayor de la Catedral de la Almudena no se ha casado nadie más. Sólo los Príncipes de Asturias Juanjo en la basílica de la Macarena de Sevilla: Somos muy jóvenes, primero queremos disfrutar de la libertad y viajar Luego bromea, para matizar el planteamiento de partida: No nos casamos el mismo día que el Príncipe, sino el Príncipe el mismo día que nosotros porque habíamos solicitado fecha con un año de antelación Desde entonces, sigue con atención la trayectoria de Don Felipe y Doña Letizia: Sí, claro, ¿quién no? Me alegra que la Princesa esté embarazada porque la pobre ha tenido mucha presión popular y periodística. También me gusta que el Príncipe se haya casado por amor y con alguien del pueblo llano. Ella es un encanto, y muy culta y buena profesional María José y Juanjo son informáticos. Lo que sí resulta por el momento imposible es encontrar a alguien que haya contraído matrimonio en el altar mayor de la Catedral de la Almudena, después de los Príncipes, porque el suyo ha sido el único enlace allí celebrado. Un año después, Don Felipe y Doña Letizia esperan un hijo mientras la inmensa mayoría de sus compañeros de promoción ha colocado el clásico paréntesis de la moderna familia media: Preferimos esperar...