Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 Madrid DOMINGO 22 5 2005 ABC Los comerciantes de Centro, alarmados por los socavones ABC MADRID. La Asociación de Comerciantes del distrito de Centro denunció ayer la aparición de socavones de manera espontánea, coincidentes con las obras que se están realizando en Madrid Muchos vecinos del centro han empezado a alarmarse ante el riesgo de que se ocasionen derrumbes como el del barrio del Carmelo, en Barcelona, causado por las obras del Metro, según alertó el portavoz de los comerciantes, Florencio Delgado. jo el suelo del centro, aunque ello suponga una recarga económica para la empresa contratada para su realización informa Ep. PECADOS CAPITALES MAYTE ALCARAZ El túnel de la risa a 6 metros La sensibilidad de todos está a flor de piel, y más aún si nos enteramos de que la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, reconoce que existe un informe del Ayuntamiento en el que se avisa de que el túnel que pasará por la calle de la Montera supone una temeridad explica Delgado. La Asociación reclamó, además, a la ministra de Fomento que se modifique el trayecto del llamado túnel de la risa que unirá Atocha con Chamartín y que se construye en la actualidad baSegún denuncian los comerciantes, la separación entre este túnel y uno de los edificio de la calle de la Montera (el número 24) es tan sólo de 6 metros, cuando el mínimo de seguridad debe ser de al menos 20. El Ministerio no debe ser tacaño cuando la tranquilidad de muchas personas está en juego, ya que sólo es un problema de dinero poder conseguir una mayor seguridad reivindicó el portavoz de los comerciantes del distrito de Centro. ESCRITO NO SÓLO EN EL VIENTO E s más que evidente que nada de lo que pasa en estas semanas, nada de lo que se aprobó el pasado martes en el Congreso, es fruto de la improvisación. Desde que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, decidiera nombrar a José Antonio Alonso ministro del Interior las cartas estaban marcadas. Alonso fue el instrumento que utilizó el PSOE para fustigar donde más le dolía al Gobierno de Aznar: se opuso a la reforma de la Ley de Enjuiciamiento criminal relativa al cumplimiento íntegro de penas; no apoyó el cambio del Código Penal que acababa con la convocatoria de consultas como la que tiene programada Ibarretxe y, además, como vocal del Consejo General del Poder Judicial, no estuvo de acuerdo con los motivos que posibilitaron la ilegalización de Batasuna. El camino ya estaba escrito y no precisamente en el viento. Luego vino esa decisión tan espontánea de Zapatero, de la que se enteró el PP por los periódicos, que consistía en nombrar un Alto Comisionado para las Víctimas, en la persona de Gregorio PecesBarba. Desde entonces, y para desgracia de éstas, no han levantado cabeza y si lo han hecho ha sido para trasladar a los ciudadanos una imagen de desunión de la que son doblemente víctimas. El sendero está ya desbrozado y sólo queda saber cuáles son los recovecos que quedan por transitar. Nos queda saberlo a los ciudadanos y le queda saberlo al propio ministro del Interior del que se dice que poco conoce de la negociación. Parece que el presidente ha querido descontaminarle de la contadísima información que ofrece a sus colaboradores sobre los contactos con ETA, de los que ABC avanzaba el jueves reveladores datos. Además, se dice que el presidente ha decidido transmitir infornación suelta y de difícil conexión a Blanco y Rubalcaba para que no puedan armar el puzzle completo. En los mentideros del PP tampoco acaban de entender qué carta puede tener en la manga Zapatero que le haya lanzado a dar un paso tan grave como el que certificaron esta pasada semana todos los grupos menos el PP. Pero de lo que sí son conscientes esas fuentes es de que sea lo que sea, el Gobierno de España, nunca como ahora (ni siquiera el 14- M) ha estado tan en manos de ETA. La banda tiene la llave para lanzar por el desfiladero a Zapatero o transmutarle en el Gandhi del siglo XXI.