Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 Nacional POLÉMICO VIAJE DE LA GENERALITAT A TIERRA SANTA DOMINGO 22 5 2005 ABC Maragall admite fallos pero vincula las críticas al freno de la reforma estatutaria Carod participa en el homenaje a Arafat, en el que estuvieron las banderas española y catalana de la Generalitat califica de anécdotas el incidente de las banderas y sus bromas con la corona de espinas, de las que evita disculparse IVA ANGUERA. ENVIADA ESPECIAL AMÁN JERUSALÉN. Ha llegado la hora de pasar al ataque. Al menos, así parece pensar el Gobierno catalán, cuyo presidente, Pasqual Maragall, atribuyó ayer las críticas recibidas durante su estancia en Israel y Jordania a quienes quieren evitar la segunda transición que en su opinión implican los procesos de reforma constitucional y estatutaria abiertos en España. Visto que los intentos, tanto suyos como del líder de Esquerra, Josep Lluís CarodRovira, por rebajar la tensión provocada por el incidente de las banderas ante el monumento a Isaac Rabín habían sido infructuosos, Maragall optó por cambiar de estrategia y atribuir las críticas tanto de este incidente como de la fotografía junto a Carod jugando con una corona de espinas, a la voluntad de algunos de aprovechar cualquier resquicio para atacarles por su papel crucial en las reformas institucionales en curso. Aun así, ambos dirigentes se cuidaron mucho de salirse del guión durante la ofrenda ante la tumba del líder palestino Yaser Arafat, el último acto de homenaje en el que la atención estaba ya centrada en las banderas. En esta ocasión, la corona de flores de la delegación catalana portaba la senyera con la leyenda President de la Generalitat de Catalunya y una bandera espab El presidente Rajoy: El Gobierno se baja los pantalones A. C. VALENCIA. El presidente del PP, Mariano Rajoy, aseguró ayer desde Valencia, donde respaldó al presidente de la Generalitat, Francisco Camps, en el ecuador de su mandato, que nunca estará del lado de un Gobierno, como el de Rodríguez Zapatero, que se baja los pantalones y retira la bandera de España en un acto oficial en Israel porque se lo ordena Carod Rovira Rajoy criticó al presidente del Gobierno porque se calla y no defiende el sentir de los españoles ante situaciones como la retirada de la enseña nacional, o frente a la burla del líder de ERC hacia las creencias católicas de millones de españoles en referencia a la fotografía que le hizo Pasqual Maragall en la que para hacerse el chistoso el dirigente independentista aparece con una corona de espinas en la cabeza. Maragall y Carod depositan una corona en la tumba de Arafat ñola, combinación que permitió la participación del líder de Esquerra. Tras el acto, Carod señaló que en el homenaje a Rabín no estaba la bandera de mi país, hoy sí estaba y por tanto he participado en el homenaje a Rabín porque no estaba la bandera catalana- Se refería también a la investigación sobre lo sucedido anunciada por el ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, que ha exigido al embajador en Israel que con toda la urgencia y rigor que requiere el caso aclare el incidente. Maragall apuntó que respeto todas las iniciativas, pero hay cuestiones más importantes que estos detalles, que quizá no se han cuidado como debieran El embajador español Eudaldo Mirapeix declaró el viernes a ABC que la retirada de la cinta se debió a un exceso de celo malentendido de un funcionario. El presidente catalán admitió que es cierto que nosotros, como institución, tenemos que aprender más a movernos por el mundo aunque insistió en el alto nivel de los contactos mantenidos durante esta visita oficial a Oriente Medio, que atribuyó y agradeció de nuevo al buen hacer de las embajadas españolas. Ayer, Maragall fue recibido por el Rey Abdalá de Jordania y se entrevistó con el presidente palestino, Mahmud Abbas, Abu Mazen el número dos de la Autoridad Nacional Palestina, Ahmed Qurei, Abu Ala el consejero del Rey de Marruecos, André Segunda transición Horas antes, Maragall había sido menos contemporizador cuando señaló casi inequívocamente al PP al advertir de que la política española está inmersa en una segunda transición, y hay gente que aprovecha cualquier resquicio para cuestionar un proceso que implica la reforma de la Constitución y de los estatutos vasco y catalán La ambiciosa agenda marcada por los socialistas en este contexto explica, en opinión de Maragall, que se tensen las cuerdas y aprovechen las anécdotas para poner en cuestión el proceso. Con este argumento, el dirigente evitó disculparse por fotografiarse jugando con una corona de espinas, una actitud interpretada por muchos como una falta de respeto hacia los católicos. Junto a estas consideraciones, Maragall reconoció, sin embargo, que la delegación catalana tiene parte de responsabilidad en el incidente de la banderas- -cuando Carod evitó participar Moratinos ordena al embajador que aclare con urgencia y rigor la ausencia de la bandera española en el acto del Museo del Holocausto