Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 21 5 2005 25 Cuba expulsa a parlamentarios y periodistas europeos en la apertura del congreso organizado por la disidencia Suárez Pertierra, nuevo presidente del Instituto Elcano, invita a Aznar a que se incorpore a la organización Incluso la característica e inamovible foto porno de la tercera página fue sustituida por las imágenes de Sadam atendiendo sus necesidades domésticas Tropiezo tras tropiezo Los paños menores del dictador EMILI J. BLASCO. CORRESPONSAL LONDRES. El tirano en calzoncillos Frotando sus sucias ropas a mano... la bestia que tenía grifos de oro en el baño Esperando la soga Con estos titulares presentó ayer el diario sensacionalista británico The Sun su primicia sobre las condiciones en las que vive Sadam Husein, custodiado por tropas norteamericanas, en la prisión donde espera la celebración de su juicio. Las fotos y la información, suministradas por soldados estadounidenses, según el periódico, presentan a un Sadam que pasa sus días en una celda de tres metros por cuatro, vigilada las 24 horas del día por tres cámaras instaladas en el techo. En la celda hay únicamente una cama, una mesa para escribir y una silla de plástico color rosa que Sadam utiliza también como mesita de noche. The Sun asegura conocer la ubicación de la prisión, pero no la revela, a requerimiento del Gobierno de EE. UU. para no poner en peligro la seguridad de las tropas que la custodian. palangana, como se le ve en una de las fotografías, vestido con una bata blanca y sentado sobre una silla de plástico, frotando arremangado unos pantalones oscuros que levanta sobre la jofaina. De todos modos, Sadam tiene aire acondicionado en la zona que habita, cuenta con tres comidas recién cocinadas al día y se le ha permitido el lujo de poder seguir utilizando el tinte para oscurecer su cabello. Sadam está muy confortable ahí. El tipo ha conseguido mucho más espacio vital que muchos soldados fuera. Deberías ver la tienda que tengo que compartir con otros treinta muchachos aseguró a The Sun uno de los soldados norteamericanos que vio las fotos. EPA Guerra sin ataúdes. En estos años han proliferado las imágenes de muertos iraquíes, pero la Administración Bush intentó prohibir las de los ataúdes en los que volvían los soldados muertos en la guerra. Vano intento en el país de las libertades. Presos, peor que a perros La soldado Lynndie England arrastra con una correa a uno de los presos en Abu Ghraib. El escándalo de las sevicias infligidas en la cárcel iraquí de Abu Ghraib hizo un inmenso daño a la credibilidad de los Estados Unidos y su cruzada por democratizar el mundo árabe. Un preso ejemplar Fuentes de la Policía Militar citadas por el periódico indicaron que cuando el ex dirigente iraquí no recibe visitas de sus abogados, se dedica a dar vueltas al patio, a leer el Corán o mirar fijamente las paredes de su celda con el pensamiento perdido. Sadam evita el contacto con otros prisioneros y es uno de los detenidos con mejor comportamiento, al margen de unos primeros días de rabietas El diario británico atribuyó la difusión de las fotos al deseo de su fuente norteamericana de combatir la insurrección en Irak. Sadam no es un supermán o un dios, ahora es tan sólo un hombre humilde y viejo. Es importante que el pueblo de Irak le vea así para destruir el mito. Quizás esto matará un poco la pasión de los fanáticos que aún le siguen. Ya ha pasado, muchachos, los malos días de Sadam nunca van a volver, y aquí están las pruebas pone entre comillas The Sun. AFP Pasado fastuoso Quien disponía de cien palacios y lujosas mansiones, numeroso personal a su servicio y un gran yate particular, debe conformarse con transcurrir el día entre la pequeña celda, un barracón para lavar y un patio de 17 metros cuadrados para pasear. Sadam debe lavarse a mano su propia ropa en una The Sun considera que la difusión de las imágenes de Sadam Husein facilitará la pacificación de Irak REUTERS Las ofensas al Corán. Newsweek asegura que militares de Guantánamo profanaron el Corán. La revista se desdice después, tras la muerte de 15 personas en protestas en Afganistán. Pero el desmentido sólo encoleriza aun más a los árabes.