Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 SÁBADO 21 5 2005 ABC Internacional Fotos de Sadam en calzoncillos ponen al Pentágono una vez más en evidencia La Convención de Ginebra impone a EE. UU. la responsabilidad de custodiar con dignidad al prisionero b Bush respalda una completa pesquisa para aclarar esta polémica filtración, pero no cree que las imágenes vayan a traducirse en un aumento de la violencia en Irak PEDRO RODRÍGUEZ. CORRESPONSAL WASHINGTON. Dos tabloides integrados en el imperio periodístico de Rupert Murdoch- -el Sun de Gran Bretaña y el New York Post de EE. UU. -han servido como vehículo trasatlántico para demostrar que en la era de internet y las cámaras digitales todo el mundo puede convertirse en un paparazzi más o menos remunerado pero con impacto internacional. Las filtradas fotos carcelarias de Sadam Husein en ropa interior- -flagrante violación de las convenciones de Ginebra que prohíben este tipo de humillantes exhibiciones- -han vuelto a poner en evidencia al Pentágono, cuyos efectivos mantienen la exclusiva responsabilidad de custodiar al depuesto dictador. La colección de denigrantes imágenes, que no parecen haber generado dudas sobre su autenticidad, muestra al que pasa por ser el prisionero más vigilado del mundo luciendo unos clásicos calzoncillos blancos y a punto de colocarse unos pantalones de chándal. Entre otros aspectos de su revelada intimidad carcelaria, se le puede ver con una bata blanca lavando su ropa. Fajina humilde que supone un contraste abismal con la visible debilidad demostrada durante su megalómano régimen por el vestuario de lujo y exclusivos palacios con grifos de oro. Esta es la tercera filtración de fotografías de Sadam en manos de militares de EE. UU. aunque nominalmente su custodia haya sido transferida a las autoridades de Irak. El primer juego de imágenes- -el famoso vídeo del reconocimiento médico y aseo- -fue divulgado por el propio Departamento de Defensa para confirmar la detención del dictador. El segundo, no autorizado, estuvo compuesto por instantáneas tomadas por los soldados que encontraron a Sadam en un zulo subterráneo cerca de Tikrit. Un lector británico observa a Sadam en la portada del tabloide The Sun que titula El tirano en calzoncillos que las fotos fueron facilitadas por militares de EE. UU. como táctica para desmoralizar a la insurgencia iraquí Bush se vio obligado a comentar el destape involuntario de Sadam, y a recalcar que esas imágenes no tienen necesariamente que incitar más violencia en Irak. Al atender a la prensa en la visita del primer ministro de Dinamarca, el ocupante del Despacho Oval manifestó: No creo que una foto inspire a esos asesinos. Esta gente está motivada por una visión del mundo retrógrada y bárbara. Creo que la insurgencia se inspira en su propio deseo de detener el avance de la libertad El alto mando de EE. UU. en Bagdad, además de negar cualquier filtración intencionada de las imagines, se declaró decepcionado ante la posibilidad de que alguien responsable de la seguridad, bienestar y detención de Sadam haya tomado estas fotos y facilitado su divulgación pública En un escueto comunicado se reitera que este lapso está siendo investigado con exhausti- AFP Flujo de acusaciones La Administración Bush, que desde el escándalo de Abu Ghraib viene encarando un flujo continuo de acusaciones sobre el trato recibido por los presos acumulados desde el 11- S, ha ordenado una completa pesquisa para determinar el origen de estas últimas fotografías que, según fuentes militares, podrían haber sido tomadas hace un año. Los medios periodísticos responsables de su publicación han indicado vidad para determinar, si es posible, quién tomó las fotos y asegurar que los actuales procedimientos para evitar que esto ocurra de nuevo Ziad Jasawneh, letrado que dirige la defensa legal de Sadam, afirmó que las fotos son otro Abu Ghraib y confirmó que se querellará por lo que en su opinión es un insulto contra la humanidad, los árabes y el pueblo de Irak Judicialmente, se espera que el depuesto dictador sea procesado el año que viene por genocidio y tortura.