Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 Nacional PRIMER ANIVERSARIO DEL REPLIEGUE DE LAS TROPAS ESPAÑOLAS SÁBADO 21 5 2005 ABC LA ASIGNATURA PENDIENTE El expediente y las esperanzas de que se haga justicia por el asesinato de siete agentes del LOS QUE SALIERON DE LA PESADILLA LAURA L. CARO CNI en noviembre de 2003 se quedaron en Irak. La instrucción, realizada en su mayoría durante la presencia española en el país, contiene las pruebas. Para el juicio, sólo cabe esperar Lo que España se dejó en Irak TEXTO: L. L. C. aían 48 grados centígrados a plomo cuando el convoy descomunal del repliegue atravesaba la frontera de Kuwait con los últimos de Irak a bordo. Era primera hora de la tarde de un viernes, 21 de mayo de 2003, y desde aquel paso remoto, perdido en el fin del mundo, los fastos de la víspera de la Boda Real que tenían media España a aquellas alturas colgada del televisor parecían cosa de otro planeta. Los 110 vehículos del repliegue cruzaron al Emirato al rojo vivo, envueltos en una nube de polvo irrespirable y sin que nadie les esperara al otro lado, más allá de un par de fotógrafos de las agencias internacionales y dos periodistas españoles que- ¿recuerdas Marc? -no pudimos contener la emoción que los soldados no expresaron. Con el casco y el chaleco antibalas encastrado en el cuerpo durante diez horas, desierto a través, llegaron con la misma pasmosa naturalidad con la que los habíamos visto, sólo unas fechas antes, ponerse a cubierto cuando en Base España empezaban a llovernos las granadas de mortero a la caída de la tarde. Profesionalidad prefieren decir ellos. Como si no pasara nada, como si no vinieran de vuelta del Irak que era ya un infierno. El último en recalar en tierra de Kuwait fue el general al mando de la operación, José Muñoz, con el telefonazo al ministro para dar el mensaje de la misión cumplida y la fantasía de una cerveza congelada, para aliviar la asfixia calcinante, que no pudo ser. Y nos preguntó por el compañero Fran Sevilla, al que esa misma mañana secuestraron por dos veces en Nayaf los del Ejército Mahdi... Con naturalidad, como si no pasara nada. C MADRID. Alberto Martínez González, Carlos Baró Ollero, José Merino Olivera, José Carlos Rodríguez Pérez, José Lucas Egea, Alfonso Vega Calvo y Luis Ignacio Zanón Tarazona. Son los nombres de los siete agentes del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) que el 29 de mayo de 2003 perdían la vida. La perdieron en una emboscada insurgente perpetrada contra los dos coches en los que viajaban en Latifiya, en el camino entre Bagdad y la base española de Diwaniya. Un octavo compañero consiguió escapar. Por estos hechos, en las cárceles de Irak llegaron a estar recluidos más de una treintena de sospechosos. Se identificó al cabecilla de la banda que asaltó a los españoles y a los autores materiales según llegaron a confirmar las autoridades norteamericanas cuando investigaron este múltiple crimen, que sigue impune. Las más altas instancias españolas con competencias en este caso conocen la instrucción, las respuestas de los interrogatorios, las pruebas acusatorias, el testimonio de los testigos... el caso está en algún lugar de Irak atado y bien atado, para hacer pagar a los culpables cuando llegue el momento, según aseguraron a ABC. La instrucción se hizo en su mayor parte cuando las tropas españolas todavía estaban sobre el terreno, para impulsar y garantizar la continuidad de la investigación, que siempre estuvo en manos de Estados Unidos. Pero sobre lo que no cabe duda es de que, con España fuera de Irak, el juicio deberá esperar como mínimo a que se consoliden las estructuras judiciales. Irak tendrá que ser capaz de empezar a juzgar los crímenes de la guerra. Ahora no hay sistema judicial allí que pueda hacerlo. Hay que tener en cuenta también que la Administración de Bush tiene en la zona más de un millar de muertos, muchos en incidentes que están pendientes de ser esclarecidos en los tribunales. Todo el expediente, y las esperanzas de castigo por los muertos del CNI, se quedaron en Irak. También allí están las respuestas a por qué se liberó de la prisión de Bagdad al traductor iraquí Flayeh Abdul Al Mayali. Fue detenido como colaborador necesario de la emboscada de Latifiya a partir de pruebas incontestables- -dicen las autoridades que las conocen- -sobre su papel de soplón. Se intentó detener la liberación de este hombre, que fue la clave de la mayor tragedia sufrida por España en Irak. Pero no se pudo. Flayeh está en la calle. Además, ha acusado de torturas a las tropas españolas. Y está certificado que nunca existieron. Sobre si prosperarán o no los deseos y las promesas de un juicio, veremos lo que el tiempo depara. Uno de los militares de la unidad de repliegue, a su llegada a Kuwait AFP Repliegue español Harir SIRIA Mosul Kirkuk Al Qaim IRÁN Bagdad Faluya Hindiya Kerbala Hillah JOR. IRAK Najaf Samawa Diwaniya Amara Repliegue: -1.238 efectivos- 4 helicópteros- 91 vehículos de combate- 247 vehículos de transporte y logística- 17 máquinas de ingenieros- 310 contenedores- Otro material pesado Infografía ABC Basora Ruta del repliegue ARABIA SAUDÍ Destacamento Altair Al- Kuwait KUWAIT