Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 21 5 2005 Nacional UNA OPERACIÓN DE ALTO RIESGO 15 PRIMER ANIVERSARIO DEL REPLIEGUE DE LAS TROPAS ESPAÑOLAS Calendario de una retirada José Luis Rodríguez Zapatero anuncia que ha dado orden para la retirada de las tropas españolas de Irak. Se trata de su primera decisión como presidente del Gobierno, que hace pública 48 horas después de su investidura y sin esperar a la reunión de su primer Consejo de Ministros. George Bush reprocha a 19 de Zapatero la decisión en una abril conversación telefónica de cinco minutos y pide que el repliegue se produzca de forma coordinada para no poner en peligro a otras fuerzas de la coalición en Irak En Irak, el líder rebelde Moqtada Al Sadr anuncia una falsa tregua para facilitar la salida española Tres vehículos VEC que 25 de realizaban una patrulla rutiabril naria por Diwaniya son atacados por insurgentes con fusiles de asalto y lanzagranadas RPG- 7. En la emboscada pierden la vida 2 miembros del comando iraquí. La misma patrulla vuelve a 26 de ser atacada a las afueras de abril la ciudad cuando realizaba una patrulla de reconocimiento de la ruta que utilizaría para el repliegue. En la batalla mueren 6 miembros del grupo asaltante y otros 7 son tomados como prisioneros. Se halla un zulo con explosivos, material de transmisiones, munición y fusiles AK- 47 Zapatero anuncia ante el 27 de Congreso que para el 27 de abril mayo no quedará ni un solo soldado español en Irak. Lo hace el mismo día en que salen rumbo a España los últimos soldados de la Brigada Plus Ultra II, en el mismo avión que trasladó hasta la zona a los 150 miembros de la Legión que completaban la Unidad encargada del repliegue. El centenar de soldados 4 de españoles destacado en mayo Nayaf abandona la ciudad y se retira a Diwaniya con el resto del contingente. Bono visita la Base España 9 de de Diwaniya. El general de mayo División José Enrique de Ayala, el segundo jefe de la División Multinacional centro- sur dirigida por Polonia en Irak, revela que el mando militar español había rechazado en abril la petición de EE. UU de entrar en combate para sofocar la revuelta chií desatada en Nayaf. Despega de la base Camp 14 de Wolverine de Kuwait, rumbo a mayo España, el primer avión con 144 soldados que ya no serían sustituidos por nuevos efectivos: comienza el repliegue. Las tropas españolas dejan 16 de de patrullar por Diwaniya para mayo concentrarse en las tareas de la retirada. Estados Unidos se hace cargo de los cometidos operativos y asume la autoridad de la Base. El sargento primero Fran 20 de cisco Javier Cubero resulta mayo herido en una emboscada en Al Hamza, 30 kilómetros al sur de Diwaniya, al ser atacada la unidad de protección con la que viajaba. Los últimos soldados 21 de españoles abandonan Irak en mayo un convoy de 110 vehículos a través de la frontera de Kuwait 18 de abril Un grupo de soldados españoles atraviesa la frontera de Kuwait a bordo de un blindado el 12 de mayo, cuando el mando de la misión quedó bajo autoridad de los Estados Unidos, el contingente no sólo tuvo noticia de que era objetivo de atentados contra sus patrullas en la calle, sino también de hostigamiento a domicilio. Dentro del perímetro de los acuartelamientos donde vivían un millar de soldados, cayeron en ese periodo hasta 300 granadas de mortero, que sembraron de huellas de metralla las paredes de los barracones de Diwaniya, llegaron a dañar un camión que se encontraba vacío y estuvieron muy cerca de reventar una noche las cabinas de teléfono, apenas unas horas antes rodeadas de militares a la espera de turno para llamar a sus casas en España. El hostigamiento fue respondido decenas de veces con fuego por las unidades españolas de vehículos de combate que protegían Base España y Base AlAndalus. ¿Bajas entre los insurgentes? Que sepamos no hubo. Lo cierto es que nunca se bajó la guardia Ni cuan- EPA do Al- Sadr proclamó una falsa tregua presuntamente para favorecer la retirada, que se tradujo sobre el terreno en una trampa continua que se silenció- -continúa el teniente coronel- -para evitar angustias innecesarias en España, para no regalar a Mahdi la propaganda que andaba buscando. Y termina José Luis Puig: Cuando explicamos a otros ejércitos en qué circunstancias salimos, se quedan asombrados de que no tuviéramos ninguna baja... REHACER PUENTES JOSEP A. DURAN I LLEIDA PRESIDENTE DE LA COMISIÓN DE EXTERIORES DEL CONGRESO l día 18 de abril del año pasado el presidente del Gobierno anunciaba la retirada de las tropas españolas en Irak. Minutos antes se me notificaba, telefónicamente desde Moncloa, esa información. Algún día deberemos revisar, con más serenidad y mayor rigor, el comportamiento y actitud de unos y otros en el conflicto de Irak. Por supuesto, nunca compartí la actitud del Gobierno Aznar en esa crisis que hoy todavía no se ha zanjado ni tiene perspectivas de hacerlo a corto pla- E zo. Pero que no aceptara la posición del presidente Aznar en aquella crisis, nunca me permitió sentirme plenamente acomodado en la pura reacción antiamericana. He defendido y defiendo la paz como valor universal y he defendido y defiendo la autoridad de la ONU como crisol del multilateralismo fruto de la poliédrica realidad que resulta de la visión calidoscópica del mundo. Pero quizás a todos se nos fue un poco la mano en aquellos meses de debate político en torno a la guerra de Irak. Nunca olvidaré haber reivindicado la paz en una manifestación, codo con codo, bajo la misma pancarta con el dignísimo representante del Partido de los Comunistas de Cataluña. Una imagen vale más que mil palabras. El presidente del Gobierno español no administró, a mi juicio, con inteligencia política la retirada de las tropas españolas de Irak, sino que lo adornó además con declaraciones, cuando menos insensatas, insinuando la necesidad de que los demás países presentes en Irak siguieran la senda trazada por el nuevo gobierno español. Llovía sobre mojado en lo que se refiere a las relaciones con EE. UU. Su actitud pasiva e inhibida ante la bandera americana tiene mayor importancia de la que pueda presumir cualquier ciudadano. Es el momento de rehacer puentes, no para restablecer la sumisión a los EE. UU. pero sí para garantizar la mejor sintonía: desde luego trabajando y liderando en Europa- -que tampoco se ha hecho- -por la necesaria relación transatlántica pero, también, fomentando las relaciones bilaterales. En las últimas semanas se han hecho gestos y se han dado pasos en la buena dirección. Pero la asignatura aún sigue pendiente. Estamos mejor preparados pero no para la nota que se requiere.