Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 20 5 2005 Sociedad 53 Ciencia Previsión sísmica diaria http: pasadena. wr. usgs. gov step En esta página web, la Oficina de Vigilancia Geológica de Estados Unidos ofrece previsiones sísmicas diarias de California, una de las regiones del mundo más castigadas por los terremotos Pinchando sobre cualquier localidad (debajo, San Francisco y Los Ángeles) se muestra un mapa ampliado de la zona requerida, con la probabilidad de que se registre actividad sísmica en las 24 horas siguientes Zonas de mayor probabilidad sísmica durante el día de ayer San Francisco Una barra de colores, del azul al rojo, indica el grado de probabilidad de terremotos inminentes E. SEGURA ABC Geólogos norteamericanos consiguen un sistema de predicción diaria de terremotos en California Las previsiones para cualquier ciudad de ese Estado pueden ser consultadas en una página web b Los autores de este novedoso sistema predictivo, que se publica esta semana en Nature, creen que pronto se exportará a otras zonas de riesgo del planeta JOSÉ MANUEL NIEVES MADRID. ¿Cuál es el pronóstico sísmico de mi ciudad para las próximas veinticuatro horas? O lo que es lo mismo, ¿qué probabilidades hay de que se produzca hoy un terremoto cerca de mi casa y con la suficiente intensidad como para que me afecte? Hasta hace unos días, ningún ciudadano del planeta podía soñar siquiera con obtener respuestas a esta clase de preguntas. A partir de ahora, sin embargo, cualquier persona que viva en California y que disponga de un ordenador conectado a internet podrá consultar diariamente, como si del tiempo se tratara, las previsiones sísmicas del día para su zona de residencia. El nuevo servicio, que la Oficina de Vigilancia Geológica de los Estados Unidos ofrece ya en su página web (http: pasadena. wr. usgs. gov step es posible gracias a un equipo de geólogos, liderado por Matthew Gerstenberger, que ha conseguido diseñar un modelo de predicción a corto plazo para uno de los lugares de la Tierra con mayor riesgo de sufrir terremotos. El ha- llazgo ha sido publicado esta semana por la revista Nature y sus autores están convencidos de que muy pronto será aplicado también en otros países del mundo sujetos a una actividad geológica especialmente intensa. El sistema, que se basa en cálculos de probabilidades realizados a partir de la historia sísmica de California, parte del hecho de que, en condiciones similares, los eventos sísmicos se comportan de la misma forma. Cada terremoto está, en efecto, precedido por una serie de eventos y seguido por otros. Y el estudio sistemático de muchos de estos eventos puede dar como resultado una pauta. Dicho de otro modo, la probabilidad de que se produzca un terremoto de una determinada intensidad en un lugar también determinado es siempre la misma. El modelo predijo un seísmo en 1992 La eficacia del sistema de pronóstico del equipo dirigido por Matthew Gerstenberger, ha sido demostrada gracias a una técnica retroactiva que permitió recrear el terremoto de Landers que azotó California en 1992. En aquella ocasión, el seísmo estuvo precedido por la aparición de réplicas procedentes de movimientos de tierra anteriores al terremoto. Con los datos del suceso de Landers en la mano, los científicos han establecido que el riesgo de que un terremoto azote un lugar concreto de la Tierra depende de aspectos como la existencia de un seísmo cercano, su magnitud, sus efectos de propagación o las condiciones del suelo en el que va a tener lugar. Base estadística El modelo de Gerstenberger asume también otro hecho evidente: los terremotos pequeños son mucho más numerosos que los grandes. Regla que, expresada con mayor precisión, es conocida como la ley de Gutemberg- Richter. El sistema también necesita incluir una descripción detallada de cómo las probabilidades de un seísmo varían de lugar a lugar, hecho que puede resultar especialmente controvertido cuando se estudian los bordes de las placas tectónicas, donde la actividad es mayor y más impredecible. Sin embargo, en California ha habido, afirman los científicos, suficientes terremotos en el pasado como para realizar estimaciones razonables. Dado que diariamente se producen cientos de movimientos sísmicos demasiado débiles como para ser considerados peligrosos, los investigadores han optado por incluir, como valor mínimo de su modelo de predicción, sólo aquellos seísmos capaces de agrietar un muro o de romper una ventana Una vez establecido el campo de juego, Gertstenberger y sus colegas añadieron otro ingrediente crucial: cada terremoto con una intensidad considerable está seguido por una serie de sacudidas secundarias, cuya frecuencia disminuye con el tiempo. Es lo que se conoce como Ley Omori por el científico japonés que la formuló en 1895. Dichas réplicas, y esto es importante, pueden tener cualquier intensidad, incluso superior a la del terremoto original. El paso final de los geólogos fue el de colocar todos estos datos y modelos matemáticos en un mapa que pudiera ser consultado fácilmente y que ofreciera previsiones locales y en tiempo real. Los datos sobre los que se basan los mapas ofrecidos por la web de la Oficina de Vigilancia Geológica Norteamericana se actualizan cada hora. El uso principal de estos mapas, admiten sus autores en la página web, es educativo, ya que en la mayor parte de los casos las probabilidades de que haya un terremoto en las próximas 24 horas es muy baja. Excepto, claro, si ha habido uno cerca hace poco tiempo...