Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 Madrid VIERNES 20 5 2005 ABC SE DICE SE COMENTA PREMIOS POLICIALES El juez decano de Madrid, José Luis González Armengol, el capitán de la Guardia Civil Javier Rogero Martín, y el comisario jefe del Cuerpo Nacional de Policía en Tetuán, Felipe Lacasa Córdoba, serán premiados este año con la Medalla de la Policía Municipal, la condecoración que entrega este Cuerpo en el día de su patrón, San Juan Bautista. Unos premios tan repartidos y políticamente correctos- -por aquello de la coordinación policial- -como acertados en las personas elegidas. Enhorabuena a los tres. MADRID AL DÍA LA CIUDAD DE LA JUSTICIA El concurso para construir la Ciudad de la Justicia en los terrenos de Valdebebas ha entrado en la recta final. Están a punto de conocerse los finalistas entre las casi 200 ideas que se han recibido. La idea del consejero de Justicia e Interior, Alfredo Prada, es que las primeras obras puedan comenzar este verano. El proyecto ganador, que recibirá 420.000 euros, deberá hacer realidad sobre 200.000 metros cuadrados de suelo una de las asignaturas pendientes de la Comunidad que cambiará radicalmente la administración de la Justicia. CASA CALDERÓN IGNACIO RUIZ QUINTANO LA OPINIÓN DEL LECTOR Pueden dirigir sus cartas a esta sección: Correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Fax: 917 424 104. Correo electrónico: madrid abc. es Unas fiestas castizas En distintos medios he podido leer múltiples quejas acerca de la falta de conciertos que el alcalde ha ofrecido con motivo de las fiestas de San Isidro y me gustaría compartir con el resto de vecinos de la capital mi experiencia de estas castizas celebraciones. Una semana antes del comienzo oficial de los festejos, los vecinos de las Vistillas, que previamente hemos pagado la zona de residentes para aparcar, nos vemos obligados a retirar nuestros vehículos, sin contrapartida alguna Por otra parte, las fiestas no sólo duran el fin de semana, sino que hay música durante toda la semana, con lo que los vecinos la seguimos disfrutando en exclusiva, madruguemos o no. Además, desde mediodía no podemos ni tan siquiera oír nuestros televisores, pues los conciertos tienen unos ensayos previos, que lamentablemente el resto de los castizos no padecen. Cuando llega la noche, los vecinos, nos guste o no, debemos escucharlo hasta las doce de la noche, seguido a continuación de la fiesta que los borrachos se montan con sus litronas hasta las seis de la madrugada que llegan los barrenderos con sus camiones de basura a recoger el estercolero en el cual se ha convertido el parque de Las Vistillas. Estas fiestas celebran el patrón de Madrid, y aún no sabemos por qué, sólo las vivimos intensamente los vecinos de Las Vistillas, en eso doy la razón a quienes se quejan de no haber tenido suficientes conciertos; nosotros estaríamos encantados de que alguien se percatara de ello y trasladara el ambiente a otros rincones de Madrid. Invito también a disfrutar de las siguientes, que serán en La Paloma. En pleno mes de agosto, con calorcito, donde ya es absolutamente imposible la vida en casa, ya que si abrimos las ventanas, el ruido nos obliga a gritarnos y los olores de los chorizos fritos nos atufan. ¿Qué tal se duerme en agosto en otros barrios de Madrid cuando la localidad está en fiestas? Sr. Alcalde, le ruego que a petición popular disperse las fiestas, haga vibrar los altavoces y los amplificadores por todo Madrid. No limite usted la alegría, el estruendo y la basura solo a Las Vistillas. Ya ve como otros vecinos están deseando vivir intensamente las fiestas castizas. Nieves Martín P. G. D. Calle Roldana. Pareceque el Ayuntamiento ha otorgado licencia para velador. ¿la habrán otorgado realmente? ¿Incluye la licencia plaza de aparcamiento en mitad de la calle? que ocupa la totalidad de la calle Roldana, que es peatonal. Pablo García Durán Píldora abortiva Tras el anuncio de que el Ayuntamiento dispensará la píldora abortiva del día después, son muchas las reflexiones a hacerse; entre ellas la actitud totalitaria de algunos dirigentes políticos suministrando fármacos sin autorización, la de quienes considera a los jóvenes personas capaces de asumir tales responsabilidades, la frivolidad con la que el alcalde de Madrid utiliza los recursos municipales en fármacos abortivos (180.000 euros) mientras regatea medios para necesidades más reales y objetivas o la ignorancia de los que piensan que con esta medida disminuirá el número de embarazos de adolescentes. Para ello pueden repasar lo sucedido en otros países con programas parecidos, así como los datos recogidos en diversos estudios científicos. José Javier Ávila Martínez n esta Feria de San Isidro hay que hablar de Casa Calderón, que no es Casa ni es de Calderón, ese señor que manda en el callejón. Ocurre que, como en los casinos de los pueblos andaluces, hay en las Ventas lo que se llamaría un saloncito árabe que debe de estar bajo el 9, pues a su andanada ascienden cada tarde, a eso del segundo toro, los humos primordiales de las frituras, dado que en la plaza de Madrid, hoy, la manifestación que mejor revela el genio de la raza no es el toreo, sino la cocina. Ahí, por el módico precio de seis euros, lo dejan a uno ver los toros- muchas tardes, las sardinas -y oler las acedías. ¡De dónde vendrás! gruñe la típica esposa de progreso al fiel esposo reaccionario que llega a casa pasadas las diez. ¿De dónde voy a venir? ¡De los toros! ¿De los toros... oliendo a acedías? Equilicuá. Menos el miércoles de los oles y porque a la marquesa que diría Simancas, le dio por sentarse a cantarlos en su abono de la andanada, el 9 ha sido, más que un número árabe, la voluta andaluza de una gran fritanga de acedías cuyos humos lo ayudan a uno a recordar las razones que, comiendo acedías, precisamente, daba Villalón para sostener que los mejores toreros son los andaluces: El toreo, además de una gran agilidad externa, requiere una gran agilidad interna... En el toreo, la máquina interna del raciocinio y del juicio, aceitada y engrasada por un ángel con una plumita de sus alas, tiene que llegar a moverse tan rápidamente que casi se convierta en instinto... Aquella llana sentencia de Lagartijo, o te quitas tú o te quita el toro trocada de dilema en impulso, comprimida, incorporada a la sangre, es la esencia del toreo. Por eso son los andaluces los mejores toreros. Porque, según los filósofos, los ángeles comprenden por presencia pura, y los hombres, por discurso racional Pero olvidan un término de la escala: los andaluces. Los andaluces comprenden por mitad y mitad. Rodeado de acedías en lo alto de una andanada, un aficionado debe ser exquisito, descontentadizo y exigente hasta un límite corrosivo y destructor. Como Villalón. E