Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 20 5 2005 27 Mandos militares de EE. UU. contemplan con creciente pesimismo la guerra contra la insurgencia en Irak Pinochet vuelve a ser hospitalizado, sin aparente gravedad, en el curso de un nuevo episodio con la justicia Holanda se inclina también por el no LA HAYA. El no a la Constitución europea se abre paso también en Holanda, que celebrará un referéndum consultivo al respecto el 1 de junio, mientras los sondeos insisten en un resultado similar en la consulta a realizar en Francia el próximo día 29. Las últimas encuestas de opinión en los Países Bajos, publicadas ayer, muestran que apenas un 27 por ciento de los consultados optan por el sí mientras que un 58 votarán no y el resto se muestran indecisos. El Parlamento belga, por su parte ratificó ayer el Tratado Constitucional Europeo, a diez días del disputado referéndum francés. La votación fue el primer paso para la aprobación del texto constitucional en Bélgica, ya que ahora deberán pronunciarse las asambleas parlamentarias regionales. El primer ministro belga, el liberal Guy Verhofstadt, aprovechó la ocasión para sumarse a los líderes europeos implicados en la campaña del sí francés. Un electricista de Irlanda del Norte será acusado de la matanza de Omagh El reverendo Paysley dice que nunca compartirá el poder con el Sinn Fein b Las conversaciones sobre el Víctimas españolas Fernando Blasco Baselga, estudiante de 12 años de edad, que participaba en un curso de verano en Irlanda con un grupo de escolares españoles para perfeccionar su inglés. Su familia ya estaba tristemente familiarizada con el terrorismo, ya que su padre fue herido por una bomba de ETA en 1992 Rocío Abad Ramos, de 29 años, monitora del mismo grupo de estudiantes, que el 15 de agosto de 1998 acudió de visita turística a la localidad de Omagh. Tenía un declarado amor a Irlanda, adonde ya había viajado en cinco ocasiones. Ella se encargó de intentar poner a los niños en lugar seguro cuando se dio la alerta de bomba, pero fue alcanzada por la explosión. proceso de paz se retomaron ayer tras los comicios británicos, cuyo resultado puede afectar a los Acuerdos de Viernes Santo EMILI J. BLASCO. CORRESPONSAL LONDRES. El norirlandés Sean Gerard Hoey, un electricista de 35 años, será acusado formalmente la próxima semana del atentado cometido en agosto de 1998 por el IRA Auténtico en la localidad de Omagh, en el que murieron veintinueve personas, dos de ellas españolas. La explosión de un coche bomba en la principal calle comercial de Omagh, que también causó heridas a más de trescientas personas, ha sido la mayor matanza ocurrida en la historia de los disturbios del Ulster. A Hoey se le acusará el 26 de mayo de 61 nuevos delitos, todos ellos vinculados con el atentado de Omagh. La noticia fue confirmada ayer, en la vista seguida contra Hoey por otros quince delitos relacionados con atentados previos, posesión de explosivos y pertenencia al IRA Auténtico. Esta organización es una escisión del IRA, constituida por disidentes disconformes con el alto el fuego decretado en 1997 y los Acuerdos de Viernes Santo de 1998. Entre los cargos que pesaban contra Hoey está el de posesión- -entre marzo de 1997 y el 15 de agosto de 1998, día de la explosión de Omagh- -de un temporizador para activar un artefacto explosivo que podría haber sido utilizado en ese atentado, según cree la Policía. El abogado de Hoey ha anunciado que contra la acusación alegará in- Norte fueron retomadas ayer tras la celebración de las elecciones generales británicas, en las que la aplastante victoria del DUP del reverendo Ian Paysley sobre los unionistas moderados del UUP ha complicado las negociaciones para una restitución de la autonomía y el desarrollo de los Acuerdos de Viernes Santo. El primer ministro, Tony Blair, pudo constatar personalmente las distintas posiciones en las entrevistas que mantuvo por separado con una delegación del DUP, encabezada por Paysley, y con otra del Sinn Fein, presidida por Gerry Adams. Comenzar de nuevo Fortalecido por las urnas y humillado el UUP, cuyo líder, David Trimble, ha debido dimitir, Paysley considera que la inmensa mayoría protestante aprueba su posición de fuerza frente al Sinn Fein, brazo político del IRA. Por ello reclamó un nuevo comienzo de la situación en el Ulster, que incluso cuestione el poder compartido que exigen los Acuerdos de Viernes Santo. En este sentido, aseguró que no piensa presidir un gobierno teniendo como segundo en el Ejecutivo a un miembro del Sinn Fein. Las negociaciones para desbloquear la situación no se abordarán en serio hasta después del verano, a la espera de que el IRA proceda al definitivo desarme que Adams anunció a comienzos de la campaña electoral. Adams precisó ayer que ese desarme y el fin de cualquier actividad delictiva que puedan estar desarrollando miembros del IRA no supondrá la liquidación de esta organización, que seguirá viva en una nueva modalidad (previsiblemente una especie de asociación de ex combatientes) A Hoey se le acusará el 26 de mayo de 61 nuevos delitos, todos ellos vinculados con el atentado de Omagh debido retraso ya que hace siete años ya fue interrogado sobre el atentado sin que hasta el momento se le hubieran presentados cargos, lo que supone una violación de los derechos humanos cy, se congelaría el gasto público y se concederían nuevas ayudas a los países del Este. Al caso de España no se aludió, pero los fondos europeos están en el punto de mira de los proyectos francés y alemán. Gran beneficiaria, como España, del presupuesto europeo, Polonia adoptó ayer una postura equidistante, que el presidente Kwasniewski resumió así: En Varsovia pensamos que es importante conjugar rigor presupuestario con solidaridad Polonia acepta que Francia y Alemania congelen el presupuesto de la UE, pero desea ser recompensada con el mantenimiento de las ayudas recibidas de la Unión. Único encarcelado La única persona encarcelada en relación con Omagh es el irlandés Colm Murphy, cuya condena fue anulada en enero por un tribunal de Dublín y ahora espera un nuevo juicio. Por otra parte, las conversaciones sobre el proceso de paz en Irlanda del Un turista español que sobrevivió al atentado, posa en la calle de Omagh junto al vehículo que contenía la bomba; a la derecha, el mismo escenario tras la explosión