Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 20 5 2005 Nacional 17 Pons advierte que el dominio ct es el primer paso a la independencia El consejero de Relaciones Institucionales y Comunicación de la Generalitat valenciana, Esteban González Pons, se encargó ayer de alzar la voz contra la última demanda del tripartito catalán al avisar de que la reclamación del dominio ct significa algo así como la independencia política en el futuro González Pons consideró que la petición catalana equivale a una reclamación de independencia en el mundo cibernético, en el mundo de internet, en el mundo del futuro Aunque pueda parecer una reivindicación simbólica, Pons aseguró que el asunto es más grave de lo que parece ya que las naciones se podrán considerar como tales en el futuro si disponen de un dominio que administrar en internet Sólo así serán independientes argumentó. El secretario de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información de la Generalitat, Oriol Ferran, explicó ayer que el Gobierno catalán está moviendo piezas para explorar las posibilidades legales que existen para los territorios sin estado Ferran insistía así en la reciente reclamación del tripartito catalán, que ha pedido al Gobierno de Zapatero que solicite el dominio ct para identificar a Cataluña en internet, lo que- -aunque sólo fuera de forma virtual- -supondría el reconocimiento de esta comunidad autónoma como nación. El secretario de Telecomunicaciones admitió que una iniciativa de estas características sólo prosperará si el Gobierno español está por la labor, puesto que hay muchos organismos implicados en este proceso; y en este sentido, advirtió de que el tripartito tratará de hacer presión sobre Zapatero. La comitiva catalana, encabezada por Maragall y Carod, se entrevistó ayer con el líder laborista Simon Peres EFE Carod se niega a homenajear a Rabin porque sólo ondeaba la bandera española El líder de ERC provoca el primer conflicto en el viaje de Maragall a Israel b No está mi bandera argumen- tó el dirigente independentista para jutificar su actitud de autoexcluirse en una ofrenda floral durante la primera jornada de la visita IVA ANGUERA ENVIADA ESPECIAL ISRAEL. La misión que el presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, y el líder de Esquerra Republicana, Josep Lluís Carod- Rovira, protagonizan estos días en Israel y Jordania vivió ayer su primer conflicto cuando el dirigente independentista se autoexcluyó en la ofrenda floral ante el monumento a Isaac Rabin- -ex primer ministro israelí y premio Nobel de la paz asesinado por un israelí radical- -por la ausencia de la bandera catalana ante un lugar en el que sí ondeaban las enseñas israelí y española. Al preguntarle la prensa, Carod argumentó que no había participado en la ofrenda, pese a que tenía muchas ganas porque no está mi bandera Tras el incidente, al que el presidente catalán intentó quitar importancia, miembros de la comitiva presidencial pidieron explicaciones al embajador español en Tel Aviv, Edualdo Mirapeix, aduciendo que el Gobierno catalán había renunciado a la presencia de la senyera porque en su momento, durante los trámites previos de preparación de la visita, se había asegurado que la única bandera que podía ondear ante el monumento a Rabin era la israelí. De ahí la sorpresa, traducida en abierto malestar en el caso de Carod, cuando se encontraron ante la bandera española. La embajada, según fuentes del Gobierno catalán, atribuyó la presencia de la bandera española a una deferencia hacia la comitiva li- derada por Maragall y el embajador Mirapeix por parte del Ayuntamiento de Tel Aviv. Las banderas provocaron aún otro contratiempo a la comitiva catalana, cuando al llegar ante el monumento a Rabin los responsables de la Generalitat descubrieron que en la corona de flores encargada a través de la Embajada española se había añadido, al mensaje President de la Generalitat de Catalunya en una cinta de la senyera una segunda cinta de la bandera española con la inscripción Generalitat de Catalunya Esta segunda cinta fue retirada antes de que Maragall hiciera la ofrenda, y fuentes del Ejecutivo catalán la atribuyeron a un error de la floristería a la que se hizo el encargo. La presencia de la bandera catalana en todos los actos en los que participa el presidente de la Generalitat durante sus viajes al exterior fue durante 23 años una auténtica obsesión para Jordi Pujol. Las cuestiones protocolarias y en concreto la presencia de la senyera que llegó a provocar enfrentamientos con algunas embajadas, eran una cuestión de primer orden para Pujol, que veía en esta cuestión un elemento básico para consolidar el reconocimiento de Cataluña en el exterior. El modelo lingüístico Carod también mostró su interés por conocer en profundidad la política lingüística del Estado de Israel, que ha conseguido imponer el hebreo como lengua vehicular del país pese a que no es la lengua materna de la gran mayoría de sus habitantes, de orígenes muy diversos. Carod se refirió a esta cuestión como uno de los puntos de interés de la entrevista que mantuvo, junto a Maragall, con el viceprimer ministro del Gobierno israelí, Simon Peres. Bargalló garantiza que la enseña de España será izada en Montjuïc ABC BARCELONA. Si el Ministerio de Defensa cede al Ayuntamiento de Barcelona el castillo de Montjuïc, las banderas española, catalana y barcelonesa ondearán en el viejo recinto militar, aseguró ayer el consellero jefe de la Generalitat, el republicano Josep Bargalló. Con esta afirmación, el número dos del Ejecutivo catalán pretende cerrar la polémica abierta en su día en el tripartito, especialmente en las filas de Esquerra y de Iniciativa, tras unas declaraciones del minis- tro de Defensa, José Bono, en las que supuestamente condicionaba la cesión del castillo de Montjuïc a ver la bandera española izada en el mástil de las antiguas instalaciones militares, emplazadas en un cerro cercano al puerto de Barcelona. Jordi Portabella e Inma Mayol, los tenientes de alcalde barceloneses de ERC e ICV, respectivamente, tacharon de inaceptable y de cesión cautiva la supuesta condición de Bono. En respuesta a una pregunta de la diputada Carme Laura Gil (CiU) so- bre este asunto, Bargalló dijo ayer en el Parlamento catalán que si en el futuro, como se espera, se emplaza en el castillo un Centro por la Paz impulsado por un consorcio en el que participen el Ayuntamiento de Barcelona, la Generalitat y el Estado español, se aplicará la normativa correspondiente sobre banderas en centros oficiales es decir, ondearán todas. No obstante, resaltó que no ha llegado al Parlamento español ninguna propuesta definitiva sobre la cesión del castillo de Montjuïc a la ciudad de Barcelona Bargalló apuntó que representantes de la Generalitat participan en las conversaciones que mantienen el Consistorio y el Ministerio para la cesión plena del uso del castillo militar a la Ciudad Condal.