Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional ABC DESVELA LAS CONDICIONES DE ETA REACCIONES VIERNES 20 5 2005 ABC LA TRITURADORA DE ZP L a política del Partido Socialista en el País Vasco ha hecho saltar las conciencias de media docena de militantes y simpatizantes. Rosa Díez y varios compañeros no han podido soportar el trato que dio Patxi López a María San Gil en la entrevista que mantuvieron hace unos días. En realidad no ha sido lo más grave que han hecho dirigentes del PSE en estos últimos cuatro años: han renunciado a la convergencia con el PP; han pretendido emular a los nacionalistas con un Plan tan anticonstitucional como el de Ibarretxe; han mantenido de forma sistemática entrevistas orgánicas con Batasuna; han apoyado la entrada de ETA en el ParlamenCÉSAR ALONSO DE to vasco al reconocer a LOS RÍOS los comunistas de las tierras vascas han contribuido a la ruptura del Pacto Antiterrorista y a la indignidad que supone implicar al Parlamento nacional en negociaciones con ETA. Esta política de los socialistas ha sido celebrada por Puigcercós y Otegi como el ingreso de aquellos en el club republicano y antiespañol. ¿Cómo no enfrentarse a la dirección de un partido que, además de maltratar a María San Gil, pone a la Nación de rodillas? ¿Puede acaso un ciudadano honrado militar en un partido de este porte? Puede, pero a condición de que, como en el caso de Rosa Díez, se ponga un límite a la colaboración. Otra cosa sería colaboracionismo. Y que se critique entretanto la política del partido de una forma pública. Existe el riesgo de que la dirección de ese partido pueda utilizar esa situación como prueba de su capacidad para el pluralismo, pero me temo que el equipo de los Zapatero y López no está dispuesto a aceptar más desafíos. Como escribí antes de ayer, estamos ante un partido leninista por cuanto se considera a sí mismo como el aparato capaz de sostener un Estado anacional. Y estamos antes un partido estalinista por cuanto exige una obediencia ciega a sus militantes. La vía elegida por el socialismo español va a llevar a toda la organización (y a sus colaboradores externos, en los medios, en la Universidad y en las instituciones) a un sentido de la disciplina propio de los clásicos partidos trituradores de conciencias. El PSOE está preparado para esa función. Lo sabemos. Es una maquinaria formidable dispuesta no sólo a integrar a ETA en la vida pública, sino a marginar a un partido que tiene diez millones de votantes. Día a día el PSOE demuestra que es capaz de negar la luz en pleno día con la aquiescencia de sus seguidores, o afirmar que ZP es superior retóricamente a Rajoy, o que dos años sin muertos (gracias a los servicios de seguridad) es una tregua de ETA, o que el PP no quiere que ésta desaparezca, o que la Asociación de Víctimas es enemiga de la paz y que se comporta como un apéndice del PP al convocar la manifestación del 11 J. Frente a esta trituradora de conciencias ¿habrá muchas Rosa Díez? ¿Tendrá seguidores Antígona Pagazaurtundúa? Si no fuera así, el partido que quedara constituiría un verdadero peligro para la democracia. Bono e Ibarra llaman secuestrador a Otegi y Batasuna pide seriedad Intentar sentarse con un canalla es patriotismo dice el presidente extremeño b Juan Carlos Rodríguez Ibarra también se refirió al portavoz de la coalición proetarra como mala persona mala gente y peor ciudadano ABC MADRID. Una vez más, José Bono y Juan Carlos Rodríguez Ibarra utilizaron el lenguaje más grueso de todos los dirigentes del PSOE para dejar clara su opinión sobre el portavoz de la ilegalizada Batasuna, Arnaldo Otegi, y el resto de sus compañeros de filas. Primero fue el ministro de Defensa, José Bono, para quien lo que pueda opinar el dirigente proetarra sobre la resolución aprobada en el Congreso acerca de una hipotética negociación Gobierno- ETA carece de interés: Lo que diga no puede ser tenido en cuenta, sencillamente porque es cómplice de asesinato y secuestrador consumado. Que se lo pregunten al señor Rupérez y al señor Cisneros, en cuyos secuestros da toda la impresión de que participó dijo el ministro, quien en el mismo tono añadió que hay que tener cierta altura moral además de la desvergüenza que él tiene para hablar Ya por la tarde fue el presidente de la Junta de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, quien se refirió al plácet de Otegi al proceso abierto por el Gobierno socialista. Así, aseguró que hay que tener mucho patriotismo para intentar escuchar a una mala persona y a un secuestrador como Otegi Y añadió: Lo que quiere hacer Zapatero es puro patriotismo, y hay que querer mucho a los españoles para intentar sentarse con los canallas. Yo no sería capaz Ibarra también se refirió al portavoz de la coalición proetarra como mala persona José Bono, ayer en la inauguración de unas jornadas EFE José Bono Hay que tener cierta altura moral además de la desvergüenza que él tiene para hablar mala gente y peor ciudadano El presidente extremeño consideró factible el acuerdo entre populares y socialistas en materia antiterrorista, para lo cual, señaló, el PSOE tendrá que seguir siendo generoso y Rajoy, como líder del PP, estabilizar su liderazgo Declaró, además, que de estar el líder de la oposición en disposición de gobernar, entendería a Zapatero Ibarra aseguró que depende del PP y del PSOE el restablecimiento de la lucha antiterrorista. La ilegalizada Batasuna no quiso pasar la ocasión para intentar mantener su protagonismo en el proceso abierto, y en un comunicado acusó a Bono y al ministro de Justicia, Comunicado de Batasuna El ministro de Defensa ha actuado con absoluta irresponsabilidad política Juan Fernando López Aguilar- -que había dicho que el diálogo llegaría con la derrota de la banda- -de incurrir en una absoluta irresponsabilidad política por insultar y hacer declaraciones estruendosas contra la izquierda abertzale tras su positiva opinión sobre los posibles contactos con ETA. Paradójicamente, la coalición proetarra exigió seriedad y prudencia al PSOE, ya que, a su juicio, no es serio que este pasado martes se aprobase en Madrid una moción para abrir una vía de diálogo con ETA que contó con el aplauso de Batasuna, y que al día siguiente altos representantes de este partido se dediquen a insultar El Supremo rebaja de 20 a 13 años de cárcel, por excesiva, la pena a una etarra cómplice de un asesinato NIEVES COLLI MADRID. El Tribunal Supremo ha rebajado de 20 a 13 años de cárcel la pena impuesta por la Audiencia Nacional a la etarra Oskarbi Jáuregui, que participó como cómplice en el asesinato del agente de la Ertzaintza Mikel Uribe el 14 de julio de 2001. La Sala Segunda no cuestiona que la culpabilidad de la acusada haya sido probada correctamente, pero sí la proporcionalidad de la pena que le fue impuesta. Al estimar uno de los motivos del recurso planteado por la defensa, el Supremo señala que la sentencia- -dictada por la Sección Cuarta de lo Penal de la Audiencia Nacional- -no razonaba de manera suficiente los motivos por los que decidía imponer a la acusada la pena más alta de todo el abanico posible. Por esa razón, atendiendo a la gravedad del delito cometido y al grado de participación de Oskarbi Jáuregui, el Tribunal Supremo la rebaja de 20 a 13 años y nueve meses de cárcel, pena que sí considera proporcionada. Tras reconocer su participación en los hechos ante la Policía, la terrorista negó todas las imputaciones durante el juicio. En el relato de hechos probados de la sentencia se relata cómo los miembros del comando Erezuma de ETA encargaron a su colaboradora que comprobara las informaciones recibidas de Francia sobre la víctima elegida. Con este objetivo, Jáuregui y los miembros del comando se desplazaron al lugar donde pensaban cometer el atentado y grabaron un vídeo- -hallado en el registro de un piso franco- -de los alrededores para facilitar las diversas vías de huida Tras las comprobaciones, los etarras ejecutaron el atentado asesinando a tiros a Mikel Uribe.