Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 19 5 2005 Internacional 31 ALI BABACAN Ministro de Economía de Turquía Turquía podrá entrar en la Unión Europea dentro de diez años El no en el referéndum francés sobre la Constitución Europea no frenará la adhesión de su país a la UE. No será el fin del mundo subraya Ali Babacan TEXTO: ALBERTO SOTILLO FOTO: JAIME GARCíA MADRID. Economista con amplia experiencia internacional, Babacan es uno de los favoritos para convertirse en el principal representante turco en las negociaciones de adhesión a la UE. Participa estos días en el encuentro organizado por el Instituto Europeo del Mediterráneo, y lo hace con fe sin fisuras en que Turquía será pronto un país tan moderno que no podrá haber temor racional a su entrada en el club. -Una UE con Turquía sería un club muy diferente del actual, lo que asusta a algunos europeos. -Será un paso muy importante no sólo para Turquía o la UE, sino para toda la región. Estamos asistiendo a cambios muy profundos en la zona, donde es muy importante que Turquía sea una democracia plena, un país en el que rijan las libertades democráticas de la UE. No es que tengamos la ambición de ser un modelo para otros países de la zona, pero estos van a seguir muy de cerca todo lo que ocurra en Turquía. Se ha dicho que un país musulmán no puede ser un país democrático, y Turquía prueba lo contrario. En este contexto, la UE debe configurarse como un lugar de encuentro y coexistencia de civilizaciones. ¿Cuánto tiempo durarán las negociaciones? Alí Babacan durante la entrevista celebrada ayer -Esperamos que unos diez años, aunque es difícil precisar. Tendremos altibajos en el proceso. Pero esperamos estar preparados en diez años. ¿Y la UE estará preparada? -Así lo esperamos. Para entonces Turquía podría ser el principal agente de crecimiento de la UE. Y una Turquía próspera contribuiría a que los emigrantes turcos vuelvan a su país. Ocurriría todo lo contrario de lo que algunos temen. ¿Un resultado negativo en el referéndum francés sobre la Constitución de la UE sería un frenazo para la entrada de Turquía? -En Francia ya hay previsto que, en su momento, haya un referéndum sobre la entrada de Turquía. El actual no debería tener ninguna relación con Turquía, sino con la Constitución de la UE. Y si por desgracia, gana el no tampoco será el fin del mundo. La UE ya existe ahora sin esa Constitución. La UE es, sobre todo, un proyecto de paz que se fortalecería con la entrada de Turquía. El problema es que nuestro país puede verse envuelto en una disputa doméstica francesa. Pero somos tolerantes y debemos ser pacientes. Debemos centrarnos en proseguir las reformas que nos permitan prepararnos para la adhesión. Se nos ha dado una fecha para empezar las negociaciones, y no parece que sea costumbre de la UE desdecirse de las decisiones adoptadas. Nadie tiene nada que perder con dejar que Turquía siga sus reformas. Y cuando concluyan las negociaciones, en unos diez años, Turquía será un país más moderno, más sofisticado que hará a la UE más fuerte. -Parece difícil imaginar que la victoria del no en el referéndum no vaya a influir en las negociaciones. -Influirá, pero a corto plazo. Desde un punto de vista legal y técnico, ese referéndum no está en relación directa con la apertura de negociaciones. -Si se celebrase hoy el referéndum sobre la entrada de Turquía, en Francia ganaría el no -En diez años todo habrá cambiado. Habrá una nueva generación, nuevos líderes políticos. Turquía también sérá un país muy diferente, moderno y con un desarrollo económico mucho más visible. ¿Con la entrada de Turquía sería posible que un partido islamista liderase un gobierno europeo? -El mío es un partido conservador y democrático. No somos islamistas. No queremos un Estado islámico. Defendemos la familia, las tradiciones, pero como partido conservador y democrático regido por criterios europeos.