Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 19 5 2005 Nacional 17 El tripartito quiere un dominio en internet que defina Cataluña como nación El PP dice que incluir ese término en el Estatuto exige una reforma constitucional que no apoyará dejarán en manos de los líderes políticos las cuestiones más espinosas, que serán analizadas en la cumbre del próximo 11 de junio MARÍA JESÚS CAÑIZARES BARCELONA. Aunque sea de forma virtual, el gobierno tripartito está dispuesto a que Cataluña sea reconocida como nación. La Generalitat aspira a conseguir un dominio en internet para que la comunidad catalana tenga este tratamiento en la red, y así lo solicitará formalmente al Gobierno. El ejecutivo de Pasqual Maragall retoma así, en plena fase de negociación del nuevo Estatuto de Autonomía, un proyecto que ya intentó impulsar el anterior gobierno de CiU, La Consejería de Universidades, Investigación y Sociedad de la Información de la Generalitat ha revisado todo el proceso necesario para conseguir el dominio. ct para identificar a Cataluña como nación. Este departamento justifica esta iniciativa en el hecho de que existen otras naciones y territorios sin Estado que disponen de un código propio en internet. Para disponer de ese código, es necesario que el Gobierno español lo solicite oficialmente. El ministro de Industria, José Montilla, ya expresó su intención de aprobar el dominio. ct, a petición de algunos internautas catalanes. Y mientras el ejecutivo de Pasqual Maragall intenta lograr que Cataluña sea tratada como nación en internet, los ponentes del nuevo Estatuto intentan salvar las diferencias que ese asunto genera entre los grupos parlamentarios, de cara a la cumbre que tendrá lugar el próximo 11 de junio en el Parlamento catalán. Pese a esa voluntad de b Los ponentes diálogo, los redactores son conscientes de que sólo los líderes políticos pueden desencallar esas grandes cuestiones. La ponencia, reunida ayer en sesión de trabajo, decidió reservar para la citada cumbre cuatro puntos que suscitan discrepancias en el título preliminar, comenzando por la definición de Cataluña. El tripartito y CiU apuestan por nación aunque hay matices en la redacción- -los nacionalistas son reacios a introducir la expresión comunidad autónoma mientras que el PP prefiere el de nacionalidad tal como establece el actual Estatuto de 1979. Los populares sostienen que definir Cataluña como nación obligaría a modificar la Constitución, algo que no están dispuestos a apoyar, como tampoco hará el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. EFE El Senado celebra el regreso de Laborda MADRID. Juan José Laborda se reincorporó ayer al Senado tras una baja por enfermedad de siete meses y fue acogido con el aplauso unánime del pleno de la Cámara Alta. El ex presidente del Senado recibió, asimismo, muestras de cariño por parte de senadores de todos los partidos (en la imagen) A mediados del pasado octubre, Laborda, de 57 años, sufrió una crisis de hipertensión y tuvo que ser ingresado en el Hospital Gregorio Marañón. Es senador del PSOE por Burgos. Bilateralidad Otro de los escollos es el alcance del concepto de Generalitat. El PSC defiende que este término abarca también a los ayuntamientos, cuestión fundamental para un partido donde el ámbito local es especialmente activo. Los otros dos puntos reservados a la cumbre son la inclusión del término comarcas, la bilateralidad y los derechos colectivos. En la sesión de trabajo- -la segunda lectura del borrador comenzará el próximo 14 de junio- -se acordó refundir en un solo capítulo el apartado de derechos y deberes y el de principios rectores, lo que permitirá racionalizar el extenso articulado- -casi 250 artículos- -previsto. Los ponentes se conjuraron para avanzar en los trabajos sin perturbaciones externas. De ahí el secretismo que rodeó la reunión, celebrada en un ambiente relajado, gracias al desbloqueo en las relaciones entre Pasqual Maragall y el líder de CiU, Artur Mas. Baleares introducirá la financiación en el Estatuto si Cataluña lo hace ABC PALMA DE MALLORCA. Baleares no va a ser menos, y si Cataluña opta por incluir su sistema de financiación en el Estatuto, esa comunidad también lo hará. El presidente balear, Jaume Matas, se entrevistó ayer con el presidente del PP catalán, Josep Piqué, quien insistió en la idea de una negociación paralela, sugerida por el ministro de Industria, José Montilla. No obstante, ambos dirigentes coincidieron en que si cualquier comunidad incluye en su Esta- tuto la financiación, Baleares también tendría derecho a plantearlo. Por otro lado, el consejero catalán de Relaciones Institucionales, Joan Saura, se reunió con la vicepresidenta balear, Rosa Estaràs, para poner en común la reformas que se llevan a cabo en ambas comunidades. Saura se mostró conforme con algunos aspectos de la financiación anunciados por el Gobierno balear, que pide el 50 de la recaudación del IRPF y del IVA, así como una agencia tributaria conectada con la estatal.