Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 19 5 2005 Nacional 15 El Defensor del Pueblo acaba su mandato sin que el PSOE y el PP negocien su relevo La adjunta primera, Cava de Llano, será titular en funciones el mes próximo los dos grandes partidos aplaza la sustitución de Enrique Múgica, al requerirse una mayoría de tres quintos en el Congreso y el Senado A. C. MADRID. El Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, acaba su mandato el próximo día 15 de junio y tendrá que dejar automáticamente el cargo, sin que los grupos parlamentarios que deben proponer a las Cortes un sustituto, el PSOE y el PP, se hayan sentado a negociar ni tengan intención alguna de hacerlo, según reconocen en fuentes parlamentarias. Para el nombramiento de Defensor del Pueblo se requiere una mayoría de tres quintos en cada una de las dos Cámaras, porcentaje que sólo se puede alcanzar si suman sus votos socialistas y populares. Así ocurrió hace cinco años cuando el Gobierno del PP propuso a la oposición del PSOE la candidatura del dirigente socialista y ministro de Justicia con Felipe González, Enrique Múgica. b El enfrentamiento entre La misma ley que exige esa mayoría cualificada para elegir Defensor del Pueblo prevé la falta de acuerdo y establece que, una vez terminado el mandato, pase a cumplir las funciones del titular el adjunto primero. Esta previsión se cumplirá el día 16 de junio, según dan por hecho en el PSOE y el PP, y la sucesora de Múgica será María Luisa Cava de Llano, ex diputada del Grupo Popular que entró en la institución junto con el actual titular. El enfrentamiento entre los dos principales partidos, determinante en el hecho de que ni hayan intentado buscar en estos meses un acuerdo para el relevo, tiene su inmediato precedente en lo ocurrido en 1993, cuando el bloqueo en los nombramientos institucionales hizo que la adjunta primera Margarita Retuerto fuera Defensora del Pueblo en funciones durante casi dos años. Jugada de Aznar La propuesta de Enrique Múgica para Defensor del Pueblo planteada por José María Aznar en 2000 fue acogida con disgusto por parte de la dirección del Partido Socialista, pero no se atrevieron a oponerse al nombramiento de uno de sus dirigentes históricos, de larga trayectoria en la oposición a la dictadura, en la transición democrática y en la propia refundación del PSOE. Le votaron a regañadientes y tuvieron que aceptar que la adjunta primera procediera del Partido Popular. Nada más llegar al poder tras las elecciones del 14- M, José Luis Rodríguez Zapatero ofreció el cargo de Defensor del Pueblo a la ex ministra de Felipe González y diputada del Grupo Socialista Carmen Alborch, aunque hasta la fecha no ha habido negociación alguna con el PP. Cava de Llano fue diputada por Baleares en las legislaturas V y VI y su última responsabilidad en el Congreso antes de entrar en la institución del Defensor fue la portavocía en la Comisión para el Estudio del Problema de las Drogas. En fuentes parlamentarias se augura que su mandato efectivo puede ser tan largo como el de Margarita Retuerto. El PP y el PSOE también tienen pendiente, y sin ninguna intención de acometerla, la renovación del Consejo de Administración de RTVE. Múgica acude hoy al Congreso para presentar su último informe anual. Enrique Múgica E. AGUDO El procedimiento Mayoría cualificada. La ley del Defensor exige una mayoría cualificada de tres quintos en el Congreso y el Senado para nombrar al Defensor del Pueblo. Sólo con el acuerdo de los principales grupos parlamentarios es posible reunir los 210 votos necesarios. Mandato de cinco años. Tiene un mandato improrrogable de cinco años. Terminado el mismo, automáticamente cesa en el cargo y sus funciones son desempeñadas por el adjunto primero. Funciones. Esta institución es el alto comisionado de las Cortes Generales, al servicio de los ciudadanos, para defender sus derechos y libertades frente a la actuación de cualquier Administración. Rinde cuentas de su labor anualmente en el Congreso y está legitimado para interponer recursos de inconstitucionalidad igual que el Gobierno, las Cámaras y las asambleas autonómicas.