Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 Opinión JUEVES 19 5 2005 ABC FIDELIDAD CONSTITUCIONAL A NTE José Bono, ministro de Defensa y gentil anfitrión, Mariano Rajoy reiteró ayer en Sevilla su fidelidad a la Constitución, que me hace ser firme en unas convicciones a las que, por incómodo que sea su mantenimiento, no voy a renunciar El líder del Partido Popular reclamó de Zapatero sentido de Estado y una cierta idea de Nación en un ciclo de conferencias que sirvió para romper el hielo de las gélidas relaciones entre Gobierno y oposición. La frase acuñada por Mariano Rajoy- defenderé la dignidad de España aunque me cueste incomprensiones -bien podría haberla pronunciado José Bono. Complejo escenario político donde el líder de la oposición y el ministro de Defensa coinciden, contra corriente, en lo sustancial. PRESIDENTE DE HONOR: GUILLERMO PRESIDENTA- EDITORA: CATALINA LUCA DE TENA LUCA DE TENA CONSEJERO DELEGADO: SANTIAGO ALONSO PANIAGUA DIRECTOR: IGNACIO CAMACHO Directores Adjuntos: Eduardo San Martín, Juan Carlos Martínez Subdirectores: Santiago Castelo, Rodrigo Gutiérrez, Carlos Maribona, Fernando R. Lafuente, Juan María Gastaca, Alberto Pérez Jefes de área: Jaime González (Opinión) Mayte Alcaraz (Nacional) Miguel Salvatierra (Internacional) Alberto Aguirre de Cárcer (Sociedad- Cultura) Ángel Laso (Economía) Jesús Aycart (Arte) Adjunto al director: Ramón Pérez- Maura Redactores jefes: V. A. Pérez, S. Guijarro (Continuidad) A. Collado, M. Erice (Nacional) F. Cortés (Economía) A. Puerta (Regiones) J. Fernández- Cuesta (Sociedad) A. Garrido (Madrid) J. G. Calero (Cultura) E. Ortego (Deportes) F. Álvarez (TV- Comunicación) L. del Álamo (Diseño) J. Romeu (Fotografía) F. Rubio (Ilustración) Director General: Héctor Casado Económico- financiero: José María Cea Comercial: Laura Múgica Producción y sistemas: Francisco García Mendívil EL PSE, ENTRE LA DIGNIDAD Y EL PODER A crisis interna del Partido Socialista de Euskadi es a la vez causa y consecuencia de la situación política general en el País Vasco y en el conjunto de España. Es causa, en efecto, porque el éxito de la operación para desbancar a Nicolás Redondo Terreros era el anticipo inequívoco de este cambio radical de orientación. Aquel mismo día, con más o menos eufemismos, se daba el finiquito a la teoría y a la práctica del bloque constitucionalista. Los socialistas vascos comenzaron así una andadura cuyas consecuencias son- -hasta el momento- -la ruptura material del Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo y la presencia en el Parlamento autonómico con capacidad decisoria de una marca subsidiaria de Batasuna. Planeada y alentada desde el PSOE, la opción que representa Patxi López significa un acercamiento al nacionalismo en sus diferentes facetas. Incluye, por una parte, una reforma estatutaria inspirada en la vía catalana y, por otra, la negociación con ETA, respaldada ya por la reciente resolución del Congreso de los Diputados. Aunque no respondieron por completo a las expectativas, los resultados electorales del pasado 17 de abril han servido para reforzar a los partidarios de esta estrategia, aunque su eficacia práctica es mínima, hasta el día de hoy, incluso si se contempla desde una óptica estrechamente partidista: la Presidencia del Parlamento vasco continúa en situación de bloqueo y todo apunta a que Ibarretxe (con el aval explícito de Zapatero tras la entrevista de Moncloa) seguirá siendo lendakari, aunque haya que escenificar algunos desencuentros previos. Magros beneficios, en fin, para tan graves decisiones, que afectan a la esencia de nuestra democracia y que están creando una crispación social que debería preocupar seriamente a cualquier político con sentido de Estado. Vistas las circunstancias, no es de extrañar la reacción valiente y sincera de un sector importante del PSE, expresada en la carta firmada por Rosa Díez (cuya postura había anticipado en una Tercera de ABC) por el concejal Nicolás Gutiérrez, por personajes tan conocidos como Fernando Savater y por diversas víctimas del L Arnaldo Otegi TELEPRESS LA FELICIDAD DE OTEGI ICE Otegi que la propuesta de diálogo con ETA aprobada en el Parlamento es la asunción del método Anoeta- -dos mesas de negociación, una entre partidos y otra entre el Gobierno y la banda terrorista- porque no hay otra solución al conflicto político y armado que habilitar vías de diálogo El dirigente proetarra agradece el gesto del Gobierno, que califica de un paso más en la buena dirección lo que, en sentido literal, significa que vamos en dirección contraria a lo marcado en el Pacto Antiterrorista. Parece que el consenso que la propuesta socialista ha provocado en el mundo abertzale es infinitamente superior al que ha generado en el Parlamento. D terrorismo, entre ellas Maite Pagazaurtundúa. Muchos socialistas dentro y fuera del País Vasco comparten los términos emotivos que contiene dicho documento, al que López ha respondido de forma abrupta con una invitación nada velada a los dos primeros para que abandonen el partido, eximiendo de respuesta al filósofo- -por no ser militante- -y a las personas en quienes concurre la condición de víctimas. Se equivoca gravemente el candidato a lendakari al calificar de desleal el comportamiento de personas que, como otros muchos socialistas y populares vascos, merecen la admiración general por la defensa de la libertad en circunstancias dramáticas. Un error que se suma a su entrevista con las representantes de EHAK durante la peculiar ronda de conversaciones que ha mantenido en los últimos días. Ayer en el Congreso, la vicepresidenta del Gobierno no fue capaz de ofrecer una respuesta coherente sobre este asunto; peor todavía, puesto que una imagen vale más que mil palabras. La opinión pública ha reprochado sin fisuras la cordialidad desplegada hacia las representantes de un partido que debería estar ilegalizado por contraste con la frialdad dedicada a la popular María San Gil. Después de los acontecimientos recientes, quedan muy pocas esperanzas de entendimiento entre los dos grandes partidos nacionales. Pero ninguna estrategia política logrará provocar la ruptura emocional entre personas que han compartido tantos sufrimientos y heridas, no sólo morales, como es notorio: son muchos miles de personas de buena voluntad, cargos públicos que siguen y seguirán llevando escolta y ciudadanos de a pie que no pueden expresar con naturalidad sus opiniones. Si desea obtener algún rédito de su opción actual, el PSE debería ejercer una presión suficiente sobre el PNV para alcanzar resultados prácticos que justifiquen una línea política de consecuencias tan peligrosas. Pero nadie tiene derecho a descalificar a quienes han ganado con su sacrificio personal un capital moral y político basado en la dignidad que les reconoce la inmensa mayoría de la sociedad española. LA LETRA PEQUEÑA LOS FOGONES DEL CIS L A la última encuesta del CIS le ha fallado la cocina, por exceso y por defecto. El plato, bastante poco aparente, llegó frío a la mesa, soso y salado a la vez, porque los responsables del Centro decidieron presentarlo con un mes de retraso, para que los españoles se enteraran de que Rodríguez Zapatero (sensible, comunicativo, moderado y práctico) goleó a Mariano Rajoy (46,3 por ciento frente a 14,7) en el debate sobre el estado de la Nación y de que la preocupación por el terrorismo ha descendido notablemente. Plato en bruto para una digestión pesada y sin bicarbonato. AS 43 resoluciones aprobadas en el debate del estado de la Nación se parecen demasiado a la nefasta Ley de Acompañamiento. Dado el giro en materia antiterrorista, han pasado prácticamente inadvertidas, pero muchas son buena muestra de la debilidad del Gobierno y su constante cesión a las minorías parlamentarias en que se sustenta. Aunque es cierto que el Ejecutivo pudo contar con los populares para oponerse a las peticiones más radicales de IU o ERC, también lo es que los socialistas hicieron esfuerzos denodados por acomodar las peticiones de estos dos Grupos mediante resoluciones aparentemente inocuas, pero que sirven para mantener viva la llama del victimismo y la irresponsabilidad económica. Así, el Congreso aprobó una resolución que insta a adelantar la publicación de las balanzas fiscales de las Comunidades. Peligroso precedente, porque ni existe una metodología técnica aceptada mayoritariamente para calcularlas- -de hecho las estimaciones que se conocen en el caso de Cataluña varían desde un saldo positivo para la región hasta un déficit del 7 por ciento del PIB- ni un acuerdo sobre la utilidad de las mismas en el debate de la financiación territorial, ni siquiera una presunción de que su conocimiento contribuiría a mejorar la equidad y solidaridad. Lo único que no es discutible es que fomentará el victimismo y el enfrentamiento. En otro ejemplo de doble lenguaje, los socialistas rechazaron una resolución explícita de rechazo y paralización de la energía nuclear, pero apoyaron a la izquierda verde catalana en su intención de eliminar cualquier promoción de este tipo de energía y abrir otra mesa de diálogo sobre lo nuclear. Los socialistas parecen atrapados con sus socios en la versión más casposa, como gustan de calificar a la oposición, del movimiento ecologista. Esa versión a la que han renunciado los países europeos importantes y que es incompatible con el cumplimiento de Kioto, como no sea a golpe de bicicleta. Pero ésas son las consecuencias de gobernar con partidos marginales, porque en otro alarde de creatividad parlamentaria, el PSOE se opuso al cumplimiento íntegro del Plan Galicia, pero pactó con el BNG una resolución vacía, aunque cargada de simbolismo electoral.