Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 18 5 2005 25 Clementina Cantoni, la cooperante raptada en Afganistán, repite en Italia la angustia vivida con las Simonas La concesión del voto a las mujeres kuwaitíes reabre el debate sobre la discriminación femenina en el islam Las rivalidades políticas francesas hacen peligrar la Constitución europea Un cuarto sondeo consecutivo da la victoria al no en el referéndum b La Carta Magna europea podría fracasar en Francia víctima de las peleas en las que se enfrentan a diario los miembros del Gobierno y la oposición JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. Los sondeos anuncian la victoria del no Los pronósticos predicen el triunfo final del sí Presidente y Gobierno tienen una imagen pública desastrosa. Las intervenciones de personalidades extranjeras irritan profundamente. Tal situación esquizofrénica tira a la baja las previsiones económicas y es la gran esperanza de los euroescépticos de izquierda y derecha en toda Europa. A once días del referéndum sobre el proyecto de Tratado Constitucional europeo, los sondeos vuelven a anunciar la probable victoria del no con resultados que van del 51- 49 al 54- 46 por ciento. Sin embargo, estos institutos afirman que los mismos electores pronostican la victoria del sí con resultados casi idénticos. Sólo la terminología psiquiátrica define con precisión tal realidad social. Suele entenderse por esquizofrénico el comportamiento de quienes dicen una cosa, hacen otra y piensan una tercera. Esa es la situación profunda de la sociedad francesa. Y la campaña del referéndum nacional ha agravado esas pulsiones neuróticas. AP El referéndum sobre la Constitución europea queda supeditado al resultado que se obtenga en Francia el día 29 La tradicional ceremonia del Discurso de la Reina (escrito por el Gobierno) se remonta a 1536 mente sólo una parte) El Gobierno se ha comprometido a esa reforma, pero podría no llevarla a cabo en esta legislatura. El programa de Blair para su tercer mandato también establece continuar el combate contra el terrorismo en el Reino Unido y en otras partes del mundo Las tropas británicas seguirán en Irak tanto tiempo como el Gobierno iraquí quiera que permanezcan La vistosa ceremonia de ayer mantiene una tradición que se remonta a 1536. La Reina pronunció el discurso desde el trono que permanentemente tiene en la Cámara de los Lores. Al fondo del hemiciclo, de pie, estuvieron los representantes de la Cámara de los Comunes, entre ellos el primer ministro. Desalojar a Chirac A la derecha, el campeón del sí es Nicolás Sarkozy, presidente de la Unión por un Movimiento Popular. Pero en sus mítines queda claro que pide aprobar la Constitución para mejor desalojar a Jacques Chirac del Elíseo. En el Gobierno, el jefe de campaña, Jean- Pierre Raffarin, primer ministro, tiene un 74 por ciento de opiniones negativas en los sondeos. A la izquierda, el PS, partido líder, se ha dividido de manera fratricida. Y el centenario de su creación ha sido motivo de agrios enfrentamientos. François Hollande, primer secretario, ha sido incapaz de frenar el fantasma de la escisión. Y el número dos Laurent Fabius, hace campaña contra la Constitución, aspirando a convertirse en líder de una izquierda hostil al proyecto de Tratado, de la que forman parte el ala izquierda del PS, el PCF y los grupos trotskistas. A la vista de tal fragmentación suicida de los partidarios del sí unos y otros lanzaron un llamamiento a las viejas glorias de otro tiempo. A la derecha, los mejores defensores del sí son Valery Giscard d Estaing, un ca- Jacques Delors y Elisabeth Guigou, por el sí a la Constitución REUTERS Mitin socialista multinacional en París por el sí J. P. Q. PARÍS. El PS reúne esta noche en un gran mitin a representantes de muchos partidos socialistas europeos, con participación de personalidades como Felipe González, Josep Borrell, Mario Soares o Joschka Fischer. Estarán presentes casi todos los partidos socialistas del Este. Pero hay ausencias muy llamativas, como la de Tony Blair y otros altos dirigentes del Partido Laborista británico. El PS ha dado una dimensión internacional a su campaña, cuando su profunda división interna da una imagen desastrosa. dáver político nacional, y Simone Veil, primera presidente del Parlamento Europeo, jubilada de la política activa desde hace más de una década. A la izquierda, el defensor más sólido del sí continúa siendo Jacques Delors, ex presidente de la Comisión, a quien el PS ofreció una brillante jubilación anticipada, sustituido por Lionel Jospin, eliminado él mismo de la carrera presidencial hace dos años. Mientras tanto, los partidarios del no son una galaxia heteróclita: extrema derecha de Jean- Marie Le Pen; extrema izquierda antiglobalización de José Bové; el PCF; socialistas anticapitalistas; extrema izquierda trotskista. Unos denuncian una Europa ultraliberal. Otros lanzan anatemas contra la desaparición de Francia en un negro abismo burocrático. Ante tal cacofonía esquizofrénica, el sufrido elector francés duda y se pregunta qué votar.