Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 MIÉRCOLES 18 5 2005 ABC Nacional Múgica Garmendia Pakito José Antonio Urrutioetxea Ternera y Juan Lorenzo Lasa Mitxelena Txikierdi (de izquierda a derecha) FOTOS: ABC La Policía apunta a Pakito Txikierdi y Ternera como interlocutores de ETA El Gobierno ha informado a Francia de su estrategia negociadora si la banda deja las armas creen que de momento la organización criminal va a seguir cometiendo atentados para no generar excesivas expectativas entre los suyos D. MARTÍNEZ J. PAGOLA MADRID. El Gobierno asume, como punto de partida de un eventual proceso de diálogo con ETA, la oferta de Anoeta, que plantea dos mesas de negociación: una entre los partidos para abordar cuestiones políticas, y otra entre el Ejecutivo y la banda sobre la desmilitarización y los presos etarras. Llegado el caso, la organización criminal tendría que recurrir, según fuentes policiales, a la designación, entre sus interlocutores, de ex dirigentes de la banda que están en prisión, dado el bajo perfil de los actuales cabecillas. Entre estos interlocutores podrían figurar los históricos Juan Lorenzo Lasa Mitxelena, Txikierdi y Francisco Múgica Garmendia, Pakito y algún otro preso más, además de José Antonio Urrutikoetxea, Josu Ternera El Ejecutivo de Zapatero ya ha informado a Francia de su estrategia negociadora, ya que al proceso podría incorporarse algún etarra preso o en situación de libertad vigilada en el vecino país, e imitar allí la llamada vía Azkoiti Ante las expectativas suscitadas a b Expertos antiterroristas raíz de la oferta de Moncloa, expertos antiterroristas matizan que hoy por hoy no se ha detectado ningún movimiento dentro de ETA que permita aventurar a corto plazo una tregua ni, mucho menos, un abandono definitivo de las armas. Más bien al contrario, los últimos datos obtenidos a raíz de la desarticulación de comandos revelan las consignas del cabecilla Garikoitz Aspiazu, Txeroki de poner muertos sobre la mesa De ello se desprende que son estrictamente políticas las vías de información que está utilizando el Gobierno para evaluar la posibilidad de un diálogo con ETA. Los mismos medios subrayan que en esta fase la banda no querrá levantar muchas expectativas de paz, ya que un fracaso de las eventuales negociaciones crearía nueva frustración entre sectores de su militancia con el riesgo de que se le volvieran en contra. En este sentido, creen que los terroristas seguirán de momento cometiendo atentados para transmitir el mensaje de que el conflicto no está superado aún Ya Arnaldo Otegi se encargó el pasado sábado de delimitar el escenario y plantear exigencias para advertir de que las condiciones para iniciar el proceso aún no están maduras. La oferta de Anoeta de ETA- Batasuna fue presentada el pasado noviembre por Otegi. La propuesta plantea la constitución de dos mesas para nego- Los tres interlocutores Francisco Múgica Garmendia. Fue detenido por la Policía francesa en 1992, cuando era el máximo responsable de la banda. El pasado verano, junto a otros reclusos etarras, firmó una carta en la que se recogían duras críticas a los actuales dirigentes etarras. En el escrito, los presos señalaban que para cometer pequeños atentados era mejor acabar con la actividad terrorista. Acumula 3.700 años de condena. Juan Lorenzo Lasa. Las Fuerzas de Seguridad consideran que en la actualidad Txiquierdi controla el colectivo de presos etarras. Durante la tregua de 1998 se situó a este terrorista en el sector más proclive a emprender una negociación. En la década de los 80 fue el jefe de los comandos liberados Es uno de los etarras que más tiempo ha estado en la dirección de la banda: al menos durante nueve años. Cumple condena de doscientos años de cárcel por varios asesinatos. Josu Ternera Se le sitúa en estos momentos al frente del aparato político de ETA. Tras beneficiarse de la amnistía, ha estado en la cúpula etarra desde 1980 hasta 1989, cuando fue detenido en Bayona. Después de ser entregado a España, quedó en libertad y fue elegido parlamentario de Batasuna. Luego huyó al ser relacionado con la matanza de la casa cuartel de Zaragoza. ciar. Una formada por los agentes políticos que incluiría a partidos y sindicatos, y abordaría cuestiones sobre la creación de un nuevo marco jurídico para el País Vasco. La otra la integrarían ETA y los representantes del Gobierno, para abordar lo referente a los presos, la desmilitarización -abandono de las Fuerzas de Seguridad del País Vasco- -y las víctimas. El Ejecutivo de Zapatero consideraría irreprochable la creación de la primera de las mesas, por cuanto la formarían los partidos para tratar cuestiones políticas. Se trataría de un escenario similar al proceso abierto en Cataluña, donde todas las fuerzas parlamentarias debaten un nuevo estatuto. Uno de los obstáculos que hay que superar sería la ilegalización de Batasuna, que fue posible por la ley de Partidos consensuada entre el PP y el PSOE en un escenario que ya no existe. Cada uno de los partidos cuenta ya con sus propias propuestas de salida. El PNV y EA presentarían el plan Ibarretxe, el PSE su reforma del Estatuto y Batasuna la oferta de Anoeta. Las fuerzas nacionalistas tienen como denominador común la autodeterminación. Garantes del proceso La segunda mesa la formarían el Gobierno y la banda. ETA exige también negociar con el Estado francés, aunque esto parece una hipótesis más re-