Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 Sociedad MARTES 17 5 2005 ABC Educación Sólo tres de cada diez inmigrantes de entre 16 y 18 años están escolarizados En las escuelas españolas hay medio millón de extranjeros de 160 nacionalidades diferentes b El 30 por ciento de los alumnos inmigrantes fracasa en los estudios y no acaba Secundaria. Sólo uno de cada cincuenta accede al Bachillerato o a ciclos formativos R. BARROSO MADRID. La integración de los inmigrantes en el sistema educativo es uno de los grandes retos a los que, desde hace tiempo, se vienen enfrentando los países europeos. Y con medio millón de extranjeros matriculados, España no iba a ser menos. Hoy día, la realidad dista mucho de la que se vivía hace una década en las escuelas españolas que acogían a unos 50.000 alumnos extranjeros. Poco a poco se fue registrando un crecimiento anual de entre un 6 y un 15 por ciento, que se aceleró hasta el 28 y que ahora supera el 45 por ciento en algunos cursos, según los últimos datos del informe España 2005 elaborado por la Fundación Encuentro. No obstante, y a pesar de los esfuerzos por lograr su integración, lo cierto es que el 30 por ciento de los alumnos inmigrantes fracasa y no concluye los estudios básicos. Amén del alto grado de absentismo que también se registra entre estos estudiantes. Pero para más inri, el informe señala que el fracaso de la integración no sólo se produce en el espacio escolar. Así, estos jóvenes arrastran situaciones familiares y sociales que obstaculizan los procesos educativos, al menos en el funcionamiento actual de la escuela Su marginación comienza en lo espacial, ya que viven en barrios marginados, sus familias carecen de trabajo fijo o tienen empleos precarios, los servicios sociales y educativos son deficientes y sus oportunidades, por tanto, están limitadas. Una realidad en cifras Etapas educativas. El 44,5 del alumnado inmigrante está matriculado en Primaria; el 27,9 en Secundaria y el 29,2 en Infantil. En Bachillerato decae hasta el 2,4 y el 2,5 en los Ciclos Formativos. Sólo el 32,6 de los extranjeros de entre 16 y 18 años está escolarizado, frente al 83,6 de españoles. El 70 de los escolares inmigrantes se concentra en Madrid, Cataluña, Comunidad Valenciana y Andalucía. Procedencia. El colectivo más numeroso (46,68 procede de América del Sur. En cinco años se ha multiplicado por nueve pasando de 20.512 a 185.861. Les siguen los de origen africano (18,83 que se ha duplicado. El alumnado de la UE matriculado (12,38 ha disminuido y ha aumentado el de los países del Este (12,74) ria una preparación específica para facilitar la integración de estos alumnos, así como una reducción de los grupos. Los docentes aseguran que tratan por igual a todos los alumnos, sin importar la procedencia, pero existe un significativo 26,2 por ciento que piensa que se valora mejor al estudiante autóctono. No obstante, las opiniones y actitudes difieren en función del porcentaje del alumnado inmigrante escolarizado. Así, cuanto más alto resulta- -a partir del 30 por ciento- -son más los profesores que se quejan y asegu- Las medidas de adaptación lingüística, clave para la integración de los extranjeros Tres de cada diez profesores consideran que se valora más al alumnado español Las familias inmigrantes quieren que sus hijos no den problemas de conducta y tengan amigos ran que la presencia de estos alumnos es negativa para el centro, que influye sobre el rendimiento académico del grupo o que afecta al prestigio del centro y a la demanda de alumnos. Visión de las familias inmigrantes Los expertos señalan que muchas familias inmigrantes consideran que existe permisividad moral comparada con sus países de origen, la falta de respeto de los alumnos autóctonos a la autoridad de los profesores y, por ende, a los padres, y el rechazo racista o xenó- La huida del blanco El desequilibrio en la distribución de los alumnos inmigrantes entre los centros de la red pública y de la privada concertada protagoniza parte del actual debate social. En los centros donde existe mucha presión de alumnos inmigrantes se produce el efecto conocido como la huida del blanco los padres autóctonos retiran a sus hijos argumentando pérdida de nivel académico o su negativa a que sus hijos se escolaricen con inmigrantes, evidenciando así posturas que podrían considerarse xenófobas. Por otra parte, también hay profesores que manifiestan una actitud contraria a la llegada de un número importante de alumnado inmigrante. A pesar de que existen factores que inciden en el perfil del alumnado del centro, como la concentración espacial de estos colectivos en determinados barrios, también hay que tener en cuenta el hecho de que existe un elemento de elección por parte de los padres, que presiona sobre el centro, en especial sobre los centros públicos. Una cuestión que se pone de manifiesto al comparar la distribución de inmigrantes procedentes del Norte de África y América del Sur con una situación económica equi- Ayuda insuficiente La diversidad de la escuela española resulta evidente: cerca de medio millón de alumnos extranjeros de 160 nacionalidades. La pregunta que cabe hacerse es cuáles son los instrumentos que debe conservar la escuela y cuáles han de poner en marcha para evitar el abandono prematuro de los estudios. El objetivo: que estos jóvenes no acaben aceptando trabajos no cualificados y reproduzcan la precaria situación laboral de sus padres. En lo que respecta al profesorado, si hay una opinión unánime es la insuficiente ayuda que reciben por parte de la Administración. Además, la mitad de los docentes considera que es necesa- Alumnos durante una clase de Lengua parable: entre los primeros sólo el 9,1 está escolarizado en centros privados (concertados o no) mientras que entre los segundos se eleva al 19,5 Así, el hecho de que los centros concerta- MIGUEL MUÑIZ dos sean mayoritariamente católicos es un factor explicativo importante a la hora de valorar la escasa presencia de alumnos norteafricanos (sobre todo musulmanes) en los centros privados.