Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 Internacional MARTES 17 5 2005 ABC Al Sadr llama a la moderación para detener la violencia religiosa b El hallazgo de fosas comunes con cadáveres de suníes, presuntamente detenidos antes por las fuerzas de seguridad iraquíes, eleva la tensión con los chiíes ABC BAGDAD. Ha pasado casi un año desde la última comparecencia pública de Moqtada al Sadr. Entonces, su milicia el ejército de Mehdi y las fuerzas estadounidenses combatían con ferocidad. Ayer, el clérigo radical chií llamó a la moderación entre las comunidades religiosas iraquíes para detener el baño de sangre de los últimos días. Toda acción que tenga como objetivo a los civiles o las fuerzas armadas está prohibida, sean cuales fueren las circunstancias. Rechazamos las operaciones terroristas, sean llevadas a cabo por los ocupantes u otros aseguró Moqtada Al Sadr ayer en Nayaf. La Policía israelí carga contra un grupo de judíos ultraortodoxos que se manifestaban en Jerusalén contra la retirada de Gaza EPA Cadáveres decapitados No obstante, la tensión entre chiíes y suníes sigue en aumento. En este sentido, se pronunció un responsable suní, Adnane Salmane al Dulaimi, que exigió una investigación sobre el hallazgo el domingo en Bagdad, de 46 cuerpos tiroteados, decapitados o degollados pertenecientes a su comunidad. Dulaimi acusó implícitamente de los asesinatos a las fuerzas del orden de la nueva administración, controlada por los chiíes. Aseguró que más de 300 imanes y religiosos suníes han sido detenidos de modo irregular y nadie sabe de su paradero. Asimismo, en Ciudad Sadr se encontraron 14 cadáveres en un vertedero de las afueras. Abdul Salam al Kubaisi, portavoz de la Asociación de Clérigos Musulmanes, la más alta autoridad suní en Irak, afirma que los cuerpos corresponden a 14 suníes detenidos por las fuerzas del Ministerio de Interior el pasado domingo. En un intento por calmar la situación, el ministro de Defensa, el suní Saadun al Dulaimi, ordenó el fin de las redadas en los lugares de culto y en los campus universitarios. Mientras tanto, la violencia sigue dominando la escena de Irak. Doce iraquíes, entre ellos cuatro soldados y seis rebeldes, murieron ayer en varios ataques contra el ejército de Irak en Baaquba, al norte de Bagdad y en la propia capital. En otro incidente al sur de Bagdad, un periodista de un canal de televisión de Kuwait y sus dos intérpretes fueron abatidos durante la noche del domingo. Por otra parte, las fuerzas de seguridad del país informaron de la captura en Mosul de Abu Daud, uno de los principales fabricantes de coches bomba en la región. Daud trabajaba para una célula asociada a la red de al Zarqaui. Extremistas judíos preparaban grandes atentados contra la mezquita de Al- Aqsa Querían provocar la tercera intifada y una guerra con los países árabes b Los sospechosos pretendían lanzar un misil antitanque contra la mezquita y granadas de mano contra la Policía, y después suicidarse de un tiro en la cabeza HUGO MEDINA. SERVICIO ESPECIAL JERUSALÉN. La policía israelí detuvo hace unas semanas a seis extremistas judíos que planeaban dos espectaculares atentados contra la Mezquita de Al- Aqsa y el Domo de la Roca, dos de los santuarios más sagrados para los musulmanes, que están situados en la Explanada de las Mezquitas de Jerusalén. Los cinco implicados confesaron durante los interrogatorios que querían provocar la tercera intifada y una guerra con los países árabes para detener la retirada de Gaza y facilitar el destierro de los palestinos que viven en los territorios ocupados. Las detenciones se produjeron a principios de primavera, aunque la noticia estuvo censurada hasta que ayer se permitió su publicación para acallar así los rumores que se habían suscitado recientemente al respecto. Todos los detenidos fueron puestos en libertad a mediados de abril porque no habían pasado del proyecto a los hechos explicó la policía quitándole importancia a la operación al considerar que el plan era sólo palabras El atentado más espectacular iba a ser cometido por cinco extremistas que planeaban disparar un misil antitanque Lau contra la Mezquita de Al- Hamás renunciará a gobernar H. M. JERUSALÉN. Hamás ha decidido que no entrará en ningún gobierno que se forme tras las elecciones generales que se celebrarán en Cisjordania y Gaza el 17 de julio, ni siquiera en caso de victoria. Así se lo dijo ayer Musa Abu Marzuq, vicepresidente de la oficina política de Hamás en el exilio, al diario árabe Al- Sharq al- Awsat que se publica en Londres. Abu Marzuq insistió en que Hamás no tiene el menor interés en participar en el gobierno palestino, dando a entender que el objetivo es verificar en las urnas que cuentan con un amplio apoyo popular. Afirmó que Hamás ha aceptado los acuerdos de Sharm al- Sheij que prevén la calma hasta fin de año y denunció el incumplimiento de los compromisos de Sharón. dosh, de 21 años, y Eyal Karamani, de 23, se dirigieron al mercado negro para comprar el misil y las granadas, pero antes de que los adquirieran fueron descubiertos por los servicios secretos. El sexto detenido, que también fue puesto en libertad, quería llevar al cielo de la Explanada de las Mezquitas un avión pilotado a distancia, con el fin de provocar a los musulmanes que acuden a rezar a la zona, dijo la policía, que considera que en ambos casos se trata de hechos aislados Antecedentes Tanto la Mezquita de Al- Aqsa como el Domo de la Roca han sido objeto de varios atentados desde que Israel ocupó Jerusalén en la guerra de 1967. En uno de ellos, en 1982, un reservista del ejército abrió fuego contra los musulmanes que se hallaban en el Domo de la Roca matando a dos de ellos e hiriendo a nueve. Los servicios de seguridad no se cansan de repetir que el peligro de que extremistas judíos cometan un nuevo atentado de grandes dimensiones en la zona es real, y más ahora que se prepara la retirada de Gaza. Por otra parte, Israel comenzará a construir a finales de mayo el muro de Cisjordania en el área de Jerusalén. En esta zona el muro dejará del lado israelí el asentamiento judío de Maale Adumim, donde viven 30.000 colonos, y creará una nueva situación sobre el terreno, que en la práctica significa el aislamiento del sector árabe de Jerusalén del resto de Cisjordania. Aqsa, para después arrojar granadas de mano contra la policía que se acercara al lugar. Al final los cinco sospechosos se iban a suicidar de un disparo en la cabeza en el tejado de una sinagoga de la ciudad vieja de Jerusalén. Dos de los miembros del grupo, Avtalion Ka-