Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 Internacional MARTES 17 5 2005 ABC Posibles elecciones anticipadas tras el resultado de las municipales croatas b El partido de Gobierno, HDZ, pierde el control de las principales ciudades y tan solo obtiene una mayoría relativa en 8 o 9 de los 21 condados que conforman Croacia SIMÓN TECCO. CORRESPONSAL LIUBLIANA. Con el 90 por ciento de los votos escrutados, todos los partidos políticos sostenían ayer haber obtenido mejores resultados de los esperados. La asistencia a las urnas fue del 33 por ciento, lo que ha sido calificado por algunos expertos como una catástrofe para la joven democracia croata Ivo Sanader, líder del partido gubernamental Unión Democrática Croata (HDZ) afirmó que su formación era la ganadora porque continúa siendo la más votada en el conjunto del país. No lo cree así la mayor parte de la opinión pública y la prensa croata, que destaca en sus titulares de ayer que la HDZ sufrió el domingo una de sus mayores derrotas electorales desde el 2000, cuando perdió el control del poder tras de diez años de gobierno. Pérdida de poder La HDZ cae en todas las regiones en beneficio de la derecha nacionalista. Según los resultados oficiales parciales, habría conservado la mayoría relativa en ocho o nueve condados de los 21 que conforman Croacia. En las municipales del 2001, la HDZ obtuvo una mayoría relativa en 15 condados. Esta vez el partido de Gobierno tampoco logró el control de las cuatro mayores ciudades. Zagreb, Rijeka y Split que quedan en manos del Partido Socialdemócrata (SDP) La oriental ciudad de Osjek, permanece bajo el control del nacionalista Branimir Glavas, lider local recientemente expulsado de la HDZ. El SDP consiguió su mayor triunfo en Koprivnica, fronteriza con Hungría, donde ganó con el 71,9 por ciento de los votos. Así, los socialdemócratas y su socio, el Partido Campesino (HSS) obtendrían el control de 11 condados. En muchas regiones y ayuntamientos, la inclinación de la balanza hacia una u otra corriente política, dependerá del nacionalista Partido Croata del Derecho que se ha situado como la tercera fuerza política. En Zagreb es casi unánime la afirmación que se trata de la tercera derrota política de Sanader: las presidenciales del año pasado, el fracaso del proyecto de adhesión a la UE y las administrativas del domingo que habrían terminado por modificar el mapa político croata. El presidente del Estado, Stjepan Mesic comentó estos resultado afirmando que el presidente de la HSS, Zlatko Tomcic, tiene razón cuando prevé comicios parlamentarios anticipados. Un grupo de mujeres kuwaitíes festeja la votación en el Parlamento, que les otorga por primera vez el derecho a votar. A la derecha, un grupo de diputados islamistas tras conocer el resultado AFP AP El Parlamento de Kuwait concede a la mujer el derecho a votar y ser votada No podrá participar en los comicios locales de junio y se estrenará en las elecciones parlamentarias previstas para 2007 b Los fundamentalistas lograron Un obstáculo menos Kuwait. La mujer logra el derecho al voto. El uso del velo es voluntario. La educación pública es segregada, no la privada. Hospitales mixtos. Puede conducir. No hay segregación en los lugares de trabajo. Irán. Derecho al voto. Velo obligatorio. Educación segregada en el nivel secundario. Hospitales mixtos. La mujer puede conducir. Arabia Saudí. La mujer no puede votar. Velo obligatorio. No puede conducir. Segregación en los hospitales, en el trabajo y en la educación. dará reservada para la siguiente ocasión: los comicios parlamentarios previstos para 2007. La votación produjo ayer escenas de sobreexcitación en el vanguardista edificio del Parlamento kuwaití no vistas desde la entrada de las tropas liberadoras norteamericanas en 1991. La líder del movimiento sufragista femenino, Rola Dashti, no cabía en sí de gozo. No puedo todavía creerlo; hoy mismo comienzo mi campaña para las elecciones generales del 2007 dijo la dirigente feminista a la prensa. introducir una enmienda para exigir a las mujeres que voten con velo, o en colegios electorales distintos a los de los hombres FRANCISCO DE ANDRÉS MADRID. En 1999 se quedaron a sólo dos votos. Ayer lo lograron con una cómoda mayoría de 12 votos (35 frente a 23 y una abstención) en el Parlamento. Las mujeres de Kuwait podrán desde ahora votar y ser candidatas en los procesos electorales de esta rica petromonarquía del Golfo, que se acerca con su histórica decisión al régimen más liberal de los vecinos de Bahrein, Qatar y Omán, y se separa del integrista que rige en Arabia Saudí. La presión de los grupos fundamentalistas representados en el Parlamento kuwaití- -caídos en descrédito desde la irrupción de atentados de Al Qaida en el reino- -logró imponer dos peros a la ley del sufragio femenino presentada por el Gobierno. El voto de las mujeres deberá por un lado ajustarse a la ley islámica Por otro, y dada la cercanía de las municipales de junio, su estreno en las lides electorales que- Aunque la mujer kuwaití ha alcanzado puestos de responsabilidad en el mundo del petróleo, la educación y la diplomacia, la ley electoral de 1962 le negaba los derechos políticos. La Monarquía de los Al Sabah se comprometió a concederles el derecho al sufragio como reconocimiento al papel jugado por Occidente en la liberación de Kuwait en 1991, pero la presión fundamentalista sofocó hasta ahora todos los intentos del Parlamento. La vaga referencia de la nueva ley a la Sharía, el código islámico, generó no obstante cierta perplejidad. Confío- -comentó Dashti- -en que esa observación se refiera a que deben erigirse colegios electorales distintos, para hombres y para mujeres, y no a la exigencia de votar con velo porque esa imposición sería ilegal en este país El comentario de Rola Dashti, una de las pocas mujeres que encabezan una empresa en Kuwait, recordaba que la lucha todavía no ha terminado, y hacía realidad el presagio que adelantó hace ahora dos años en una entrevista concedida a ABC: Muchos piensan que Estados Unidos tiene una especie de varita mágica. Pero ellos no nos van a quitar el velo. Tendremos que hacerlo nosotras