Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 Nacional EL LABERINTO VASCO ARRANCA LA LEGISLATURA AUTONÓMICA MARTES 17 5 2005 ABC Miguel Buen, el alcalde al que todos respetan O. BARRIUSO VITORIA. Alcalde de Rentería durante 18 años y artífice de complicados pactos entre PSE y los nacionalistas en Guipúzcoa en los momentos de máxima tensión entre ambos bloques, Miguel Buen es el candidato socialista a presidir la Cámara Vasca. Con una trayectoria política impecable, que le ha valido para incluso contar con el apoyo del PP en su intento de sustituir a Atutxa, ofrece neutralidad absoluta a todos los grupos si sale elegido. ¿Cómo se resuelve el bloqueo por el empate a 33 escaños? -No lo sé. Joseba Egibar ha dicho que van a mantener a Atutxa hasta que sea presidente. Ellos mismos. ¿Es posible llegar a un acuerdo? -El consenso está en manos del PNV. -Que de momento sostiene que su candidato es irrenunciable. -Ya. Pero los números son los que son y bastante tozudos. ¿Quiere decir que EHAK puede acabar inclinando la balanza a favor del PSE? -No lo sé, nosotros no vamos a buscar el voto de nadie ni vamos a apoyarles para que estén en la Mesa. Juan María Atutxa posa para los medios gráficos en el sillón de presidencia que ocupó la pasada legislatura AFP La abstención de EHAK bloquea la elección del presidente del Parlamento El PNV insiste en Atutxa pese a no sumar más que votos nacionalistas peneuvista y el del PSE, Miguel Buen, no lograron la mayoría después de tres empates y hoy vuelven a aspirar a la presidencia de la Cámara ANA ANTOLÍN VITORIA. La falta de consenso propició ayer un empate a 33 votos entre el candidato a la presidencia del Parlamento vasco del PNV, Juan María Atutxa, y el del PSE- EE, Miguel Buen, que sumió a la Cámara en un vacío legal y en un bloqueo político e institucional. El pleno se reanudará hoy sin visos de deshacer el empate. Esta vez el resultado no arrojó sorpresas, aunque la victoria de cualquiera de los dos candidatos depende de un único voto, una diferencia menor que la que necesitó el plan Ibarretxe para ser aprobado. Al término de la sesión, unos y otros se culparon de esta grave situación de bloqueo, pero ningún grupo dio su brazo a torcer por lo que todo apunta a que hoy se reproducirá una situación idéntica a la vivida ayer. A pesar de su primera derrota, el PNV dijo que Atutxa será su candidato hasta que sea presidente e hizo oídos sordos a las ofertas de diálogo del PSEEE y EHAK, condicionadas ambas a que el ex consejero de Interior no sea el candidato. El reglamento de la cámara no contempla cómo resolver este bloqueo, ni fija límite de tiempo para constituir la mesa por lo que todo está en el aire, inb El candidato cluido el mecanismo para votar hoy y lo que sucederá a partir de mañana en caso de un nuevo empate. De hecho, este vacío podría prolongarse durante semanas salvo que EHAK decida resolver el empate a favor de uno u otro candidato o que Atutxa anuncie que retira su candidatura. Una solución que el presidente del PNV, Josu Jon Imaz, no está, de momento, dispuesto a aceptar, según aseguraron a ABC fuentes del partido. El bloqueo vino propiciado, por un lado, por el voto en blanco del Partido Comunista de las Tierras Vascas, que se estrenó ayer en el Parlamento sin sobresaltos y sin condenar a ETA, porque no tocaba según expli- có su portavoz, Nekane Erauskin. Y, por otro, debido a la creación de dos frentes, nacionalistas y no nacionalistas, con el mismo número de diputados: PNV, EA, EB- IU y Aralar, de una parte, y PSE- EE y PP, de otra. Tras tomar posesión de los escaños, con el simple gesto de ocupar los asientos, y quedar constituida la mesa de edad, se procedió a la elección mediante voto secreto. Aunque no era probable que la presidencia se dirimiera en primera vuelta, al requerir de mayoría absoluta, la atención fue máxima desde el principio. La sorpresa llegó al imponerse Buen al candidato nacionalista por 33 frente a 32 votos. Esta ventaja parcial del socialista, que propició Aralar al votar en blanco, hizo aflorar los nervios, sobre todo, en las filas del PNV. No era para menos, ya que este resultado hubiera dado al PSE- EE la máxima representación de la Cámara vasca en tercera votación, donde el reglamento otorga la victoria a quien obtiene el mayor número de votos. La segunda ronda se saldó con un primer empate a 33 votos entre ambos candidatos, que se repitió en el tercer y último recuento. A raíz de ahí, la presidenta de la mesa de edad, María José Lafuente, del PP, suspendió el pleno y anunció su reanudación en 24 horas. DIGA 33 TONIA ETXARRI E l empate a 33 que se produjo ayer en el Parlamento Vasco para elegir a su presidente revela la situación tan dividida en que ha quedado la cámara, después de que las urnas hayan rebajado un poco los humos a un PNV- EA que daba por hecho que todo iba a seguir igual. Casi nada, sin embargo, es como soñaba Ibarretxe. Con la pérdida de cuatro escaños y 140.000 votos, sus seguidores ya no corean aquel famoso diga 33 con el que se desgañitaron en la noche electoral del 2001. Ahora, sumando escaños con el antiguo tripartito tienen uno menos que los logrados por el Partido Socialista y el Partido Popular. Hoy, si EHAK no cambia y nadie de los bancos del PP o PSE se duerme o llega tarde, probablemente, se volverá a producir ese empate que se presume infinito. Una situación no prevista por el reglamento. Este bloqueo pone en evidencia que quien ostentó la cartera de Interior, tan querido y reconocido, entonces, por los demócratas, poco se parece al que ha presidido el Parlamento en una etapa de desprecio ha- cia los constitucionalistas que, además de perder elecciones, perdieron la vida porque ETA los apartó del camino. Es lógico que el PNV no le quiera dejar a los pies de los caballos porque tiene una cuenta pendiente con la Justicia, precisamente por haberse negado a disolver al grupo de Otegi. Pero que la misma oposición que, en el 98, le votó para que presidiera el Parlamento, ahora diga que ha perdido la confianza en él, tendría que hacer reflexionar a un PNV que todavía no ha reconocido que, por muy paradójico que suene, ha sido el gran perdedor de las elecciones.