Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
102 Deportes LUNES 16 5 2005 ABC Javier Bosma vuelve mañana al primer plano con la liga mundial y cambia de pareja: Álex Ortiz por Pablo Herrera. La medalla de Atenas ha abierto un mundo para el voley playa La plata cotiza la playa TEXTO JOSÉ CARLOS CARABIAS MADRID. Cada ciclo olímpico decreta un cambio de pareja en la vida de Javier Bosma (Roses, 1969) No se trata de una casualidad, sino de una elección cuatrienal. Es un estigma de fe respecto a su idea sobre la convivencia en una pareja de voley playa. Tipos de cuerpos cincelados en el gimnasio y hombros achicharrados al sol de los arenales que cohabitan durante años como un matrimonio, de salto en en salto ante las redes de cinco continentes. Cuatro años es suficiente, en opinión de Bosma, para no quemar la complicidad dentro y fuera del rectángulo de juego. Sixto Jiménez, en Atlanta 96; Fabio Díez, en Sidney; y al fin la gloria con Pablo Herrera, en Atenas. Medalla de plata, difusión de un deporte minoritario, voley playa en la tele de verano a todas horas... Bosma inicia a sus 35 años otro sueño, disputar en Pekín sus cuartos Juegos Olímpicos. Tiene, claro, nuevo compañero, el colombiano Álex Ortiz. Y un reto para 2005, la Liga mundial que arranca mañana en Shanghai (China) Hace doce años, un traumatólogo advirtió un problema incurable en la rodilla machacada de Xavi Bosma. Le recomendó que colgase el uniforme, que dejase de botar como un saltamontes. Y al jugador se le vino el mundo encima después de una trayectoria notable en el Bomberos, Barcelona, Andorra, Unicaja y Gijón, en la liga nacional en pista. El voleibol era en España Rafa Pascual, el superclase que conquistó Italia con el Cuneo. No había sitio para más. A partir de ese diagnóstico médico fatalista, se inauguró otra vía en el deporte de la red a media altura: el voley en la playa con Bosma. La arena me permitió continuar en el deporte de alto nivel- -cuenta el medallista olímpico- Es una superficie tan especial que te ayuda mucho si la característica de tu físico es la resistencia. Los esfuerzos no son tan bruscos sobre la arena como los que puedes realizar sobre la pista Un deporte sencillo Por encima de los beneficios físicos, el voley playa aporta una idea, según Bosma. El color, la fiesta, la diversión. En resumidas cuentas, es un deporte sencillo. Para jugar al voley playa basta con un balón, una red y unos amigos con ganas de pasarlo bien. Es un deporte muy entretenido. Y no hay más que ver cualquier playa española en épocas de verano para darse cuenta que ha calado La plata de Atenas ha conducido a este tipo de declaraciones sobre un deporte invisible en España. Xavi Bosma se ha convertido en el abanderado. Nos ha abierto grandes posibilidades. No he parado desde los Juegos Olímpicos de acudir a actos promocionales. Y hay un trabajo pendiente: mo- Javier Bosma afronta el Mundial de voley playa con 35 años ver la base, abrir la competición al invierno y al interior. Tenemos un deporte mediterráneo, pero ¿dónde juega un niño de Madrid o de cualquier otro punto del interior? Bosma se entrena tres horas por la AP El circuito arranca en Shanghai y consta de 16 torneos que reparten cuatro millones entre 48 parejas Alonso exhibe su R 25 en un hipódromo de Estambul El líder del Mundial de Fórmula 1 exhibió su Renault R 25 en el hipódromo Sultanahmet, de Estambul, ante unas 20.000 personas. El asturiano, ganador de tres de los cinco grandes premios disputados hasta la fecha, acercó la Fórmula 1 al público turco, que en agosto tendrá la oportunidad de disfrutar por primera vez de un gran premio. Alonso dio siete vueltas al hipódromo en una exhibición similar a las que ha realizado en Madrid o Moscú. Alonso dijo que no hay secretos. Hemos trabajado muy bien en invierno y hemos hecho un coche ganador AP mañana en las calas de Roses y otras tantas por la tarde en el gimnasio. Vive al ciento por ciento del voley. Se puede vivir bien de este deporte si estás entre los quince primeros del mundo dice. Las 48 mejores parejas mundiales compiten anualmente en un calendario cerrado que arranca el martes en las playas de Shanghai y se prolonga hasta finales de noviembre, en Suráfrica. El circuito consta de dieciséis torneos, con mayoría en Europa- -10, Croacia, Suiza, Alemania, Noruega, Rusia, Portugal, Polonia, Francia, Austria y Grecia- -y presencia en Canadá, Brasil, México y Emiratos Árabes. La cita de Berlín (22 al 26 de junio) es la más atrayente para las parejas. Reparte 300.000 euros en premios, la cifra más alta del certamen, más del doble que en el resto. En Stavanger (Noruega) París y Klagenfurt (Austria) los jugadores manejan 140.000 euros. Y en los demás torneos, 100.000. La edad no me preocupa porque me cuido y tengo ilusión de llegar a los Juegos de Pekín- -asegura el deportista- No todo el mundo puede decir que ha estado en cuatro Juegos. Sí me preocupa la rodilla, porque cualquier día dice basta y tengo que dedicarme a otra cosa. Mi compañero Álex Ortiz dice que va a aguantar y que él va a estar conmigo. Y yo siempre confío en los beneficios de la arena