Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 16 5 2005 Deportes MOTOCICLISMO GRAN PREMIO DE FRANCIA 101 Luthi enseña su candidatura al título ante Kallio El suizo estrena su cuenta de éxitos y es segundo en el Mundial de 125, mientras Gadea debuta en un podio y Simón, con una pierna dormida, consigue ser octavo T. G. -M. Se las prometía felices Kallio en un Mundial de 125 huérfano de favoritos, pero comienzan a surgir a medida que todos comprueban que no hay nadie que imponga ni su clase ni su moto. El finlandés es líder del campeonato gracias a su regularidad, una virtud que Luthi también edita y que le ha encaramado a la segunda posición de la clasificación general después del paseo triunfal que se dio en Le Mans. El suizo protagonizó la escapada cuando quiso, dejando tirados a Kallio, Talmacsi y Lai. En ese momento, la otra estrella de la prueba, Sergio Gadea, era noveno y preparaba una tocata y fuga que remataría con el segundo puesto, el primer podio de su corta trayectoria, iniciada el año pasado. El valenciando tomó el testigo de su paisano Héctor Faubel, que rompió el motor de su Aprilia cuando había cazado al grupo del finés y volvía a pujar por un cajón como el logrado en Estoril. Daniel Pedrosa acaba de adelantar a Randy de Puniet en el último kilómetro, camino del triunfo y del liderato del Mundial EPA Tomó el relevo de Faubel Sergio Gadea, la otra joya pulida por Aspar Tiene veinte años (Valencia, 31- 12- 84) y desde hace cinco estaba en la lista de ascensos de Jorge Martínez Aspar. Su técnica hacía votos por una proyección directa hacia el Mundial de 125. Su edad y el liderato de Barberá y de Pablo Nieto le impidieron dar el salto al campeonato hasta el año pasado, aunque en la edición 2003 disputó ya cuatro grandes premios. La pasada fue una temporada de aclimatación en la sudó gasolina. Sumó un total de 29 puntos y quedó en el decimonoveno puesto de la clasificación absoluta. Menos de lo esperado. En la presente campaña ya partía con la meta de codearse entre los diez primeros, pues su Aprilia es una buena máquina. El comienzo fue malo, pues no logró punto alguno hasta ayer. Ha tenido que surgir Héctor Faubel y su segunda plaza en Portugal para que sus compañeros- -y por lo tanto, máximos rivales- -reaccionaran. Aspar sabe que esas realidades son las mejores para aleccionar a los chavales. Sergio ha cargado las pilas y ayer empató la osadía de Héctor al repetir cajón e historial. Ambos tienen claro que está en juego la mejor moto, los mejores mecánicos, el mejor material de fábrica. La competitividad interna es la ideal para que los pilotos exploten y Gadea, con una calidad innata, abrió en Le Mans un capítulo de arrojo y de valentía que no demostró en otras ocasiones. Lo mismo le sucedía a Faubel. Es la hora de ambos. Sergio y Héctor asumen que este Mundial no tiene profesor y es el momento de dar clase. Jorge Martínez Salvadores, Aspar, se lamentaba por el infortunio de Héctor y se encontró con el estallido de otro de sus lebreles, Sergio. Ambos han conseguido paliar el ayuno de la armada española, formada por doce pilotos, un tercio de los participantes en la tercera división del motociclismo. Los chavales, poco a poco, le toman el pulso a este circo Meritoria fue también la octava plaza de Julián Simón, que corrió con una pierna dormida, casi inmóvil, después del accidente que sufrió el sábado. Pablo Nieto estuvo discreto- -séptimo- -en la celebración de su centenar de carreras.