Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
92 DOMINGO 15 5 2005 ABC Deportes El Barcelona da la puntilla a la Liga Un gol de Eto o otorga el decimoséptimo título al Barça en un mal partido ante el Levante LEVANTE BARCELONA 1 1 mejor equipo de la Liga, al mejor fútbol que se ha visto durante la temporada y a un campeón que tiene un aspecto perdurable. La tropa de Rijkaard es novata en levantamiento de copas y la euforia que ayer contagió el Ciudad de Valencia y la plaza de Canaletas anuncia una hegemonía amenazante para los demás equipos, y sobre todo para el Madrid. Al Barça le sobrevino un ataque de pánico en la hora de bailar sobre el alambre. Nadie está libre de la convivencia con el miedo. Es una situación común. La boca se reseca, las piernas se aflojan, la confianza se resquebraja. Al Barça omnipresente y pinturero de toda la temporada, al equipo que ha aguantado estoico la remontada de búfalo del Madrid, se le atascó el conducto de ventilación por donde brotaba su fútbol. Un detalle que explica la primera parte. Ronaldinho, el artista del pellizco, el embajador de la sonrisa, el hombre feliz con su profesión de privilegiado, le sacudió un cabezazo a un rival. No fue la agresión macarra del pendenciero, sino el arrebato de ansiedad del acorralado. Perdía el Barça en el Ciudad de Valencia, su juego no fluía con lucidez, Valdés se había comido por exceso de vista un buen remate de Rivera, y el Barça no gobernaba el partido con la autoridad de otras tardes. tendencia obsesiva por desmantelar la calidad del rival y un futbolista muy potable, Rivera. El ex madridista aportó sensatez, amplitud de miras y un buen toque a un equipo de traza moribunda. Unos minutos después de que el árbitro no viese un penalti por mano de Gio, Eto o descargó su rabia contra el larguero en una hermosa combinación con Oleguer. Fue el único atisbo del Barça arrollador que ha montado Rijkaard. El Levante concedió espacios y regaló ánimos a su rival con el paso de los minutos. Suele suceder. El tiempo juega a favor de obra para el grande. Desprovisto de la pasión inicial, cansado Rivera, agotado Congo, el Barça impuso su técnica, el mejor atajo para los partidos de cuentakilómetros. Ronaldinho sacó el imán de su bota y el Barça acorraló al Levante. Aún tuvo el equipo de Oltrá una ocasión fantástica. Otro error de Valdés en el saque y un tiro fabuloso de Jofre al palo. El Barça se echó sobre su adversario como un bisonte y obtuvo pieza. Un córner, un balón al vuelo y la cabeza salvadora de Eto o. El Barça ya no quiso saber nada más del partido, congeló todo y cantó al fin el alirón. Levante (4- 2- 3- 1) Mora; Descarga, Alexis, Jesule, Pinillos; Camacho, Celestini; Ettien (Juanma, m. 66) Rivera, Jofre; y Congo (Reggi, m. 79) Barcelona (4- 3- 3) Valdés; Oleguer, Puyol, Márquez, Gio (Sylvinho, m. 56) Iniesta (Motta, m. 51) Xavi, Deco; Giuly, Eto o y Ronaldinho. Árbitro Undiano Mallenco. Tarjeta amarilla a Ronaldinho, Jesule, Deco, Celestini. Goles 1- 0, m. 35: Rivera engancha una dejada en el área. 1- 1, m. 60: Xavi lanza un córner, toca Márquez y Eto o remacha. Cabezazo de Ronaldinho Ronaldinho lanzó su frente contra la de Pinillos en una embestida que frenó en el último instante. Era tarjeta roja por intención y consumación, aunque el golpe fuera débil y Pinillos se tirase como si le hubieran disparado en la típica artimaña tramposa. Undiano Mallenco saldó el incidente con amarilla y el partido fue jauja. El Barça dio rienda suelta a su desazón en las botas de Deco. El fabuloso brasileño comprendió que todo el monte era orégano por la decisión del árbitro y empleó el tiempo hasta el descanso en castigar tibias ajenas. También fue de expulsión su patada a Camacho. Y dos minutos más tarde, ya con la amarilla, debió ser amonestado por otro derrote a Jofre. Ese era el Barça de la primera parte. Un grupo sin armonía que daba patadas y cabezazos. El Levante no expuso gran cosa. Acuciado por su lamentable cadena de resultados en las últimas semanas, enseñó una cierta solvencia defensiva, una JOSÉ CARLOS CARABIAS Al ritmo mimético del Real Madrid, victoria contra victoria, empate contra empate, el Barça entronizó a la generación de Ronaldinho. Fue un final de fiesta bronco y angustioso para los azulgrana, que encadenaron errores en su peor partido del final de temporada. Un formato para la coronación que no pasará a la historia, pero que no deja de ser una anécdota. El empate ante el Levante y el gol de Eto o ensalzan al Ronaldinho, el animador de la juerga a pie de césped Éxtasis azulgrana en el estadio del Levante; Zapatero felicitó por teléfono a Laporta ABC VALENCIA. La sequía de seis años sin títulos se tradujo en éxtasis azulgrana en el estadio del Levante. Como estaba cantado, los aficionados culés invadieron el recinto en el instante en que Undiano Mallenco decretó el final del partido. Fue la rienda suelta a la euforia de la plantilla, cuyo principal exponente, Ronaldinho, se destapó como el gran animador de la juerga. El brasileño bailó, saltó, saludó y con una bandera del Barcelona contagió su alegría. Samuel Eto o eligió una bandera de su país, Camerún, para dar la vuelta de honor. Nada más terminar el choque, la plantilla entró en el vestuario, donde el cava corrió sin freno. Encabezados por su capitán, Carlos Puyol, todos los jugadores regresaron luego al campo para fundirse con sus aficionados en la fiesta. Un par de vueltas toreras al césped y mucha intensidad en la celebración. Y siempre Ronaldinho, al frente de las operaciones. El carrusel de abrazos y felicitaciones permitió ver a Ronaldinho fundi- do con Maxi, a Xavi con Puyol, a Motta con Sylvinho, a Víctor Valdés con Oleguer... En el intercambio de euforia, Laporta saludaba desde el palco, mordiéndose las ganas de bajar al campo con sus jugadores. Antes de que la expedición azulgrana se retirase del estadio valenciano, el presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, seguidor barcelonista, llamó por teléfono al presidente azulgrana para felicitarle. Siempre estaré del lado del que haga mejor fútbol y este año ha sido el Barcelona comentó Zapatero. Joan Laporta agradeció las palabras y extendió su capítulo de dedicatorias: Ha sido emocionante, en la línea épica que distingue al barcelonismo. En estos momentos me acuerdo de mi familia y de mi padre. Y también de los valiosos consejos de Johan Cruyff. Txiqui Beguiristain y Frank Rijkaard han realizado un trabajo sensacional, han logrado compromiso y compañerismo. Los jugadores se han hecho querer entre el público. Han caído simpáticos La afición de Barcelona cantó el alirón en Valencia EDUARDO MANZANA