Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 15 5 2005 Cultura 71 te año celebrará su novena edición. Se celebra en septiembre, y el año pasado exhibió dieciocho películas, que fueron vistas en Tokio y Kobe por 4.500 espectadores. La mala educación de Pedro Almodóvar, fue la cinta que sirvió para inaugurar esta muestra, realizada prácticamente sin ayuda oficial. Nuestro cine no tiene ninguna implantación aquí. Conocen a Almodóvar, a Banderas, algo a Penélope Cruz, pero más por haber sido novia de Tom Cruise que por otra cosa, y algo también a Amenábar. Pero por lo menos hemos conseguido que revistas especializadas o periódicos como Asahi Shimbun nos presten alguna atención Quedan, por tanto, muchas cosas por hacer para conseguir que la cultura española sea en Japón algo más que flamenco y paella. Guillermo Kirkpatrick cree que, después de la Expo de Aichi, habría que centrar los esfuerzos en promocionar la industria de la cultura y del español en Japón, y potenciar su presencia: Hay que intentar que los autores españoles sean leídos en Japón y que nuestro cine tenga una presencia mayor y más continua La clave podría estar en el público femenino. Pablo Bravo asegura que, según uno de sus consejeros en la Expo, un antiguo ministro japonés, el sector más pujante en este país es el de las mujeres de entre veinte y cuarenta años, de profesiones liberales, independientes, que rechazan un matrimonio anulador para la mujer, y con poder adquisitivo. Hacia ellas hay que dirigir los principales esfuerzos Ídolos bajo el Sol Naciente Como verdaderos ídolos son tratados futbolistas de la talla de David Beckham, Raúl, Ronaldinho Gaucho, Guti, Ronaldo o Íker Casillas. Son auténticas figuras- -asegura Clara Hernández- han protagonizado anuncios y, cuando jugaron aquí el Barcelona, el Real Madrid o el Valencia, en la pretemporada, los jugadores estuvieron presentes en los principales programas televisivos de entretenimiento, no sólo en los deportivos; el Real Madrid tiene una peña, y sus jugadores despiertan una pasión entre las adolescentes similar a la de los artistas de cine o los cantantes La imagen de modernidad que España deja con su arquitectura no tiene su correspondencia en la gastronomía. Hay, asegura Kirkpatrick, muchos restaurantes españoles, pero la gran mayoría no tienen buena calidad. La paella sigue siendo la reina de los platos españoles, lo mismo que el pescado. Ahora parece que hay un intento de traer a Japón la nueva cocina española. Hace poco Carme Ruscalleda ha abierto en el centro de Tokio un extraordinario restaurante, Sant Pau que ofrece una nueva visión de lo que es la gastronomía española Sala dedicada al Quijote en el Pabellón de España de la Expo de Aichi