Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 15 5 2005 La Entrevista 11 El mapa válido ayer se queda obsoleto hoy MADRID. Igual que no hay soluciones mágicas para gestionar la inmigración, y las leyes, reglamentos y demás iniciativas deben revisarse a menudo, los mapas que se dibujan sobre los flujos y reflujos de extranjeros tienen una pronta fecha de caducidad. La presidenta del INE insiste en la revisión y depuración continua de los datos. El ejemplo más evidente lo encontramos en el avance del padrón municipal a 1 de enero de 2005. Como queda dicho, sólo unos pocos meses después ya no hay 3,7 millones de extranjeros, sino más de cuatro. Pero podemos bajar a los detalles. Por nacionalidades, según el padrón, los más numerosos son los marroquíes (más de medio millón) seguidos por los ecuatorianos (492.000) rumanos (más de 300.000) y colombianos (por encima de 260.000) Pero esa situación ha cambiado después del proceso de regularización. Ecuador probablemente lidera la lista a día de hoy, y Rumanía aprieta. Los rumanos son los que experimentaron mayor crecimiento en 2004, con más de cien mil nuevos inscritos. Para Alcaide, hay que diferenciar entre los extranjeros procedentes de la UE, personas de más edad, que vienen con su pensión a vivir de una forma más agradable, o europeos que buscan la oportunidad de abrir un negocio y aquellos que llegan básicamente en busca de un empleo, procedentes de Marruecos, Iberoamérica y Europa del Este. Lo más importante es que estos inmigrantes se asientan en aquellos lugares donde hay trabajo Carmen Alcaide está ilusionada con los nuevos proyectos que afinarán la puntería del INE regularización en su punto álgido, se han producido nuevas incorporaciones. Probablemente ya superamos los cuatro millones de extranjeros. ¿Fiabilidad? Creo que, en efecto, la cifra del padrón actual se aproxima mucho a la realidad. Y añadiría que menos mal que tenemos este instrumento, porque entonces sí que no se sabría nada de la presión migratoria en nuestro país. -Más de cuatro millones de inmigrantes; por lo tanto, enfilando hacia un 10 por ciento de la población total de España. ¿Van a potenciar los análisis estadísticos de este fenómeno en el futuro? -Para 2006, si las cosas van bien, vamos a crear una unidad especial dedicada exclusivamente al estudio de la población inmigrante. Hay que formar un grupo de trabajo con demógrafos, sociólogos, etcétera, que pueda aportar más información a la que ya tenemos- -la explotación del padrón y los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) Tengo la promesa política de que podremos dedicar unos recursos adicionales a este tema tan importante. -Las frías estadísticas ofrecen aspectos curiosos si uno se para a analizarlas. ¿Cuáles destacaría de los últimos datos que tiene el INE sobre la presencia de inmigrantes en España? -En conjunto hay más hombres que mujeres (el 53,4 por ciento frente al 46,6) La proporción de féminas es mayor en las nacionalidades iberoamericanas; en cambio, hay más varones que mujeres cuando hablamos de procedencia africana (por ejemplo, en el caso de los marroquíes) y, en menor medida, de los países asiáticos y de la Europa del Este. Por edad media, los extranjeros son más jóvenes que los españoles. El 64,8 por ciento de los inmigrantes tienen entre 16 y 44 años (en el caso de los nacionales, la cifra de esa horquilla se queda en el 43 por ciento) Los marroquíes se distribuyen, principalmente, en Andalucía y Cataluña, mientras que en Madrid predominan los latinoamericanos (en especial los de origen ecuatoriano) Me sorprende el nivel de estudios de estas personas. No es cierto que sea bajo, como se dice por ahí. Llegan algunos analfabetos, una situación que no se da entre los españoles- -salvo en algunos casos de gente de muy avanzada edad- pero por lo general poseen una preparación bastante buena.