Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión DOMINGO 15 5 2005 ABC LA BURBUJA EL DÍA QUE LA FÁBRICA ESTÉ EN ALTA MAR IENTRAS los políticos siguen apuñalándose por la espalda mientras sonríen para la televisión, el mundo sigue dando vueltas. Tan rápidas que el día menos pensado los empresarios se las habrán arreglado para solucionar los problemas de empleo, productividad, inflación y competitividad sin contar con los gobernantes. ¿Se imaginan ustedes que las fábricas, los talleres y las oficinas del futuro dejen de estar en el entorno de las grandes ciudades y se sitúen en aguas internacionales? No existe ningún suelo más barato, ni hay una deslocalización más imaginativa. Y, encima allí no puede aplicarse ninguna legislación fiscal, laboral o LUIS IGNACIO medioambiental más faPARADA vorable. El último descubrimiento para abaratar costes de las empresas tecnológicas de Estados Unidos consiste en habilitar un barco- fábrica y anclarlo a más de tres millas de la costa de California. Allí sus dirigentes ganarán dinero y crearán empleo sin necesidad de someterse a la legislación laboral, fiscal y de inmigración estadounidense. El proyecto se denomina SeaCode y lo acaba de revelar el diario Boston Globe Las empresas que se instalen en la factoría flotante se ahorrarán, además, los constantes viajes de sus ejecutivos a los países del Tercer Mundo, donde habían deslocalizado sus fábricas para ser más competitivos. Puede que el SeaCode no se diferencie en nada de un barco de esclavos. Pero en alta mar pueden surgir dentro de nada empresas de servicios, centros de datos, laboratorios de investigación, tan fácilmente como plataformas petrolíferas, fábricas de armas y paraísos fiscales. O, lo que es peor, clínicas abortistas, de transplante de órganos y de ingeniería genética. La idea está ahí mientras los políticos siguen creyéndose los amos del universo. A poco que se descuiden, los empresarios les van a resolver no sólo los problemas de empleo, productividad, inflación y competitividad, sino también los de seguridad, inmigración, tráfico y medio ambiente. M ¿Y nosotros, nos podemos fiar de Zapatero? Está dispuesto a negociar con ETA, y al mismo tiempo le ofrece la mano tendida a Rajoy. ABC Y SUS LECTORES Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es MANUELA VILLAESCUSA, estudiante y defensora de la carrera de Historia del Arte, agradece a ABC el tratamiento informativo sobre este asunto. Pero para que sirva como ejemplo de lo necesaria que es nuestra carrera, me gustaría llamarles la atención sobre una de las partes del artículo publicado el pasado 8 de mayo. El panfleto del que han citado ¿Sabría distinguir la copia del original? no se encuentra escrito sobre un retrato de Toulousse Lautrec, sino so- bre La dama de azul de Picasso. Este error es uno de los muchos que deseamos evitar los estudiantes y profesores de esta carrera. Por eso les pido que sigan apoyando nuestra causa CRISTINA FALKENBERG también ha detectado un lapsus, en este caso en la columna de Luis Ignacio Parada del jueves. Es strip (tease) y no streep To strip something en general, se traduce por despojar una cosa de... Por lo demás, ABC, inspiradísimo Siguen las correcciones de nuestros lectores. RAFAEL CALDERÓN BEJARANO se lamenta del uso que hacemos en ocasiones de Península Ibérica para referirnos a la España peninsular. En la Península Ibérica hay dos naciones, España y Portugal, por ello se debe diferenciar entre ambas También JOSÉ MARÍA BORDA se refiere a un error, en este caso en la información publicada el día 3 en la sección de Deportes y firmada por Pedro Fermín Flores, en la que se decía que el primer Gran Premio de España de Automovilismo se celebró en Barcelona el 28 de octubre de 1951. El dato es falso. El Gran Premio de España se celebró por primera vez el 18 de julio de 1926 en el circuito de Lasarte de San Sebastián, considerado en aquel tiempo el mejor del mundo. Una semana después, el 25 de julio de 1926, se celebró también en Lasarte el Gran Premio de Europa Por último, ALFREDO MALO denuncia otro error, éste en la sección Nacional, el viernes 3 de mayo, en una información titulada De detergente, a napalm casero Dicen: se habría convertido en napalm casero, sustancia altamente abrasiva Eso quiere decir que se habría convertido en papel de lija o algo parecido, porque, si consultan un diccionario, podrán ver que abrasivo es lo que produce desgaste por fricción; muy distinto y más acertado sería decir abrasante o abrasador para calificar al napalm En otro orden de cosas, JOSÉ MANUEL NÚÑEZ BARROSO se queja del gran olvido de ABC a las críticas de música clásica. Hay conciertos importantes cuya crítica no se publica o, si se hace, aparece cuando ya nadie se acuerda. A su periódico le pasa como a la Renfe de los años 70, que su- primieron los retrasos anunciando en los paneles de información la hora prevista de llegada. Ustedes suprimen en la reseña la fecha del concierto. Además, mientras dejan pudrir en el cajón muchas críticas repiten algunas, como ocurrió con la del concierto de la ONE en el Auditorio titulada Don Quijote a pie También hay lugar para las felicitaciones. JOSÉ QUIROGA y ALBERTO MARTÍNEZ ESTEBAN lo hacen a Rosa Díez por su Tercera del pasado día 6. Para el segundo, el artículo es un análisis valiente y coherente con el pensamiento de quienes queremos la paz, sin bajarnos los pantalones. Esperemos que lo lea alguien en su partido CARMEN BEYOD felicita a Ignacio Sánchez Cámara por su columna del pasado día 5 y añade: ¡Vale la pena comprar ABC! Desde la poesía de Mónica Fernández Aceytuno hasta la chispa de Rosa Belmonte pasando por la acertada crítica televisiva de Jesús Lillo o el humor de Campmany y Antonio Burgos, la genial crónica política de César Alonso de los Ríos, la profundidad de Prada, Trias, etcétera. Enhorabuena por esos colaboradores y por la línea editorial de ABC que nos hace serle tan fieles