Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 14 5 2005 Deportes 93 Fútbol PERFIL La sanción a Barthez aumentada a seis meses DPA. La Federación Francesa ha castigado al guardameta hasta el 31 de diciembre, aunque podría jugar desde el 15 de octubre si cumple antes de esta fecha diez actividades de interés general a beneficio del fútbol aficionado. MALCOLM GLAZER Nuevo propietario del Manchester United Hijo de emigrantes lituanos, es el ejemplo del sueño americano, un hombre hecho a sí mismo, que empezó a trabajar en una fábrica de relojes a los ocho años y ha construido un imperio Tiger Woods no pasa un corte por primera vez en los últimos siete años MIGUEL ANGEL BARBERO MADRID. Tiger Woods parecía haber recuperado el tiempo perdido esta temporada. Después de los problemas del pasado (físicos, de juego y de entrenador) y de su cambio de estado civil, se había centrado de nuevo. Este año ya acumulaba tres torneos, Masters incluido, y recuperó el liderato universal. Pero lo que nadie podía suponer era que fuera a perder uno de sus registros más valiosos: el de cortes superados consecutivamente. Con una actuación muy deficiente en los greens (32 y 31 putts en los dos primeros días) acabó con uno sobre par en el Byron Nelson Championship y sin derecho a jugar el fin de semana. Desde 1988 (Pebble Beach) el californiano había disputado las cuatro vueltas de todos los torneos en los que había participado. E, incluso, esa era una marca un tanto engañosa, pues ese torneo se aplazó por la lluvia y, cuando se reanudó meses más tarde, a Woods ya no le vino bien competir. Por lo tanto, se le apuntó como corte fallado, aunque realmente había cumplido los requisitos para superarlo. Por eso, siendo exactos, el de ayer en Irving fue el segundo fallo en su carrera, después del Abierto de Canadá de un año antes. Así pues, estadísticamente figurará la marca de 142 semanas seguidas al más alto nivel. Nadie más ha logrado esa suma en la historia (Byron Nelson, el anfitrión del torneo de esta semana, se quedó en 113) Por lo que respecta al campeonato, está encabezado por dos desconocidos Brett Wetterich y Sean O Hair, con nueve bajo par; Sergio García está muy retrasado, a ocho golpes golpes. Pero, gane quien gane, este torneo será histórico por la caída de el Tigre Y por si fuera poco el batacazo, si Vijay Singh queda entre los 3 primeros le arrebatará otra vez el número uno mundial. Luis Figo vuelve a la selección portuguesa EFE. El madridista ya ha sido incluido en la convocatoria previa para los próximos partidos de clasificación para el Mundial 2006. Llega el duende J. CARLOS CARABIAS Tenis Conchita Martínez cae en Roma ante Mauresmo EFE. La española sucumbió en cuartos de final frente a la segunda favorita del torneo por un aplastante 6- 1, 6- 2. En Praga, Laura Pous llegó a su primera semifinal después de doblegar a la puertorriqueña Kristina Brandi. Roger Federer pasó a las semifinales de Hamburgo al ganar en dos sets, 6- 3 y 7- 6 (7 3) al argentino Coria. Balonmano Iker Romero firma por cuatro años con el Barca EP. El club catalán ha llegado a un acuerdo con el Ciudad Real para recomprar al héroe de la final de la Copa de Europa. El jugador se mostró agradecido después de conocer la noticia. Vela Los chinos participarán en la Copa América EFE. El China Team ha sido aceptado oficialmente como el undécimo participante de la trigésimo segunda edición de la competición, que se celebrará en Valencia. Es el primer equipo chino que participa en esta competición. Tal y como retrataba Tom Wolfe en La Hoguera de las Vanidades, un duende es un personaje molesto en el parqué de Walt Street. Se trata de una figura de pequeño tamaño a la que le gusta causar problemas. Malcolm Glazer da el perfil se mire como se mire. Es un duende. Y para los aficionados del Manchester United, el peor de los gnomos. El multimillonario norteamericano prosiguió ayer aferrado a su última presa. Compró acciones del club inglés hasta sumar el 74,81 por ciento del capital del club. Cuando consiga el 75 será propietario plenipotenciario para hacer y deshacer a su antojo en Old Trafford. Glazer es un espejo para la sociedad americana y un tormento para los aficionados al fútbol en Inglaterra. Hijo de un inmigrante lituano en busca de fortuna en el país de las oportunidades, Glazer se instaló en Rochester, en el estado de Nueva York, y comenzó a trabajar con salario de inmigrante en una pequeña factoría familiar de piezas de relojes. Cuando murió su padre en 1943, Malcolm Glazer desarrolló su instinto empresarial. Invirtió su dinero en negocios inmobiliarios, diversificó sus ganancias en nuevos desafíos dentro del sector de la construcción, y comenzó a comprar y vender mansiones en la ciudad que le acogió, Rochester. En los años setenta amplió el abanico de sus empresas con la entrada en el mundo de la comunicación. Compró canales locales de televisión, restaurantes de comida rápida y dio el salto a las grandes fortunas con la banca y el petróleo. Su incursión en el mundo del deporte se produjo hace nueve años, cuando compró a los Tampa Bay Buccaneers, de la Liga de fútbol americano, por 192 millones de euros. Esparció promesas al tomar el mando. Dijo que construiría un nuevo estadio para los Bucaneros, pero la realidad fue que unos años después se llevó el equipo a un recinto a ochenta kilómetros de la ciudad después de amenazar a las autoridades de Tampa con trasladar la sede del equipo a otro estado. El Tampa Stadium se levantó finalmente con fondos públicos. Al adquirir la propiedad del equipo de fútbol americano, prometió convertir las pérdidas que la franquicia había acumulado durante diecinueve años en ganancias. La apuesta, al comienzo ridiculizada por los seguidores, hoy es realidad. Los Bucaneros conquistaron su primer título de la SuperBowl en 2003. La Liga ha valorado a la franquicia como una de las siete más productivas de la NFL (606 millones) Sus negocios inmobiliarios facturan beneficios en diecinueve estados americanos. Y él figura en la lista de multimillonarios mundiales en el puesto 244, según Forbes. Como recordaba la caricatura de Bill Gates en un episodio de Los Simpson, nadie se hace millonario firmando talones. Sus empresas inmobiliarias están implantadas en diecinueve estados americanos