Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
92 Deportes COPA DEL REY SÁBADO 14 5 2005 ABC Media Sevilla, la que suspira por los colores verdiblancos, y toda Pamplona templan sus gargantas para entonar un alirón al que no están acostumbrados Betis y Osasuna La final de los aprendices TEXTO J. CARLOS CARABIAS MADRID. La Copa es la fiesta de la madrugada. Hubo verbena al amanecer en Sevilla en el recibimiento del Betis y juerga nocturna del Osasuna en Madrid. Ración doble de parranda para dos entidades que ejercen como aprendices en estas lides. El Betis sólo ha disputado tres finales (un título, 1977) y el Osasuna se estrena. El 11 de junio se juntarán el hambre con las ganas de comer en el Vicente Calderón. Para escarnio del Sevilla, que celebra en 2005 su centenario, el Betis ha llegado al final de la orilla. Una competición que no domina y en la que su presencia ha resultado testimonial. El 25 de junio de 1977 es su fecha emblemática. El Betis conquistó la Copa en el Calderón con aquella parada de Esnaola ante Iríbar y su paradiña en la tanda de penaltis. Porque de la Liga en 1935 sólo se acuerdan las hemerotecas. 1977 entronizó a una generación de futbolistas, una de las más brillantes que ha gestado el club. Esnaola, Cardeñosa, Megido, Biosca, Bizcocho, Alabanda... Pero el Betis ocupa uno de los últimos escalones en la nómina de finalistas o ganadores de títulos en la Copa. Además de esa cita en 1977, el conjunto sevillano perdió en 1931 (ante el Athletic) y 1997 (Barcelona) En Heliópolis, claro, es un aconteci- miento. Oliveira se ha saltado una de las normas no escritas del fútbol moderno. Ha declarado su predilección por jugar la final antes que acudir a la llamada del verdadero equipo de todos los brasileños, su selección nacional. Brasil se enfrenta los días 5 y 8 de junio a Paraguay y Argentina, ambos valederos para la clasificación del Mundial. La tercera de Serra Ferrer En el duelo de aprendices, Lorenzo Serra Ferrer es el más avezado interlocutor en cuestión de finales. Será la tercera en su palmarés y su primera oportunidad de victoria. Perdió con el Mallorca en 1991 ante el Atlético (1- 0) y la mencionada en 1997 ante el Barça. El autocar del Osasuna ingresó en Pamplona a las tres de la tarde de ayer. La algarabía erradicó el recuerdo de Serra Ferrer volverá a dirigir al Betis en una final de Copa 2003, cuando el equipo saboreó la final y el Recreativo se llevó el sueño por delante. En la sede del club era día de recuerdos. Unos, cercanos, como el sentido común del presidente Patxi Izco, que mantuvo en su puesto a Javier Aguirre cuando el equipo estuvo cien días sin ganar un partido de Liga, des- DIAZ JAPÓN Éxito navarro en el único precedente El único precedente entre el Osasuna y el Betis que relata la historia de la Copa se resolvió a favor de los navarros. Sucedió en 1936 y el equipo sevillano fue apeado de los cuartos de final. El partido de ida en Sevilla acabó con empate a cero, y en la vuelta el Osasuna se impuso por 3- 1. En la segunda semifinal de su historia, el conjunto norteño se midió al Barcelona y corrió peor suerte. El Barça cayó por 4- 2 en Pamplona, pero remontó a lo grande, 7- 1, y evitó la primera final del Osasuna. de el 22 de diciembre al 10 de abril. Tres meses en el infierno. Llevamos unos cuantos años de seriedad en la gestión y eso se traslada a los resultados comenta a ABC Jesús Ostívar, un veterano delantero del club. Los recuerdos con anteojos se remontan a los años ochenta, la mejor en la producción futbolística de la entidad. Desde 1980 a 1994, el Osasuna permaneció en Primera y viajó a Europa (1986 y 1987) un hito en su historia. Los años de Iriguíbel, Castañeda, Ziganda, Michael Robinson o Sammy Lee, el presidente Fermín Ezcurra o el entrenador Pepe Alzate. Si tuviéramos los habitantes de Madrid, no se escapaba un título- -dice Ostívar- Pero somos 600.000 en toda Navarra y nos conformamos con alegrías como ésta