Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
54 Sociedad SÁBADO 14 5 2005 ABC Salud DIENTES SANOS LUIS CABEZA FERRER Presidente de la Asociación Española de Estética Dental APARATO DIGESTIVO LA TERCERA EDAD Nuevo sistema de endoscopia para intervenir y explorar el intestino delgado La enteroscopia de doble balón facilita tratar patologías antes inaccesibles b Está indicada para tratar hemo- L os años no pasan en balde para nada, ni para nadie y la boca también acusa el paso del tiempo. Pero el desgaste de los dientes no es una fatalidad. Sobreviene cuando la sustancia ósea se autodestruye, deja descubierto el cuello del diente y, además, comienzan a moverse en su alveolo. Los dientes parecen alargarse, la raíz se expone y el cuello se vuelve hipersensible, sobre todo ante los alimentos fríos y ácidos. Pero hay mayores que tienen espléndidas dentaduras y otros que las lucen pero postizas, ya que a los 60 años de edad más del 30 de la población no tiene ningún diente, debido a caries y a enfermedades de las encías. Es un error absoluto convencerse de que la tercera edad, va acompañada, entre otros achaques, de un deterioro y pérdida de los dientes. No tiene por qué ser así. Una higiene escrupulosa, una alimentación adecuada (cereales, verduras, frutas... consumir líquidos entre horas para hidratar el cuerpo, hacer ejercicio y visitar periódicamente al dentista para una revisión y limpieza de boca, resultarán suficientes para disfrutar de una dentadura sana. Recuerden que tener todos los dientes y muelas es importante para: masticar correctamente, prólogo de una buena digestión; pronunciar correctamente las palabras; mantener una bonita sonrisa; evitar que se ablanden los músculos de la cara y aparezcan prematuramente arrugas; y para no tener problemas en la articulación de la mandíbula o en la salud general. Una boca sana influye positivamente en el envejecimiento, al proporcionar el disfrute de todo tipo de comidas y tener un buen aspecto de la cara, lo que da un bienestar psicológico importante. rragias digestivas, la enfermedad de Crohn, cuadros de mala absorción, diarrea crónica, celiaquía, dolor abdominal y poliposis familiar G. ZANZA MADRID. La videocápsula endoscópica ya tiene una técnica complementaria que aprovecha sus virtudes para explorar los seis metros del intestino delgado y añade la posibilidad de intervenir quirúrgicamente al paciente sin tener que someterle a cirugía abierta o laparoscópica. La enteroscopia de doble balón ya es una realidad en tres centros españoles: la Clínica Teknon de Barcelona, el Hospital Morales Meseguer de Murcia y el Clínico San Carlos de Madrid. Este hospital está formando en estos momentos a facultativos de cinco Comunidades Autónomas dispuestos a aplicar el método en sus respectivos hospitales. Para avalar la importancia de este método, Juan Andrés Ramírez Armengol, jefe del servicio central de Endoscopia del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, explica que la primera causa de exploración del intestino delgado son las hemorragias ocultas patología para la que está indicada. Con la videocápsula se podía recorrer casi toda la longitud del intestino delgado para diagnosticar el origen de la enfermedad; con la enteroscopia de doble balón también, pero al mismo tiempo se pueden tomar biopsias o hacer actuaciones de electrocoagulación para detener las hemorragias e, incluso, elimi- sis familiar. Por el contrario, no puede emplearse en enfermos que hayan sufrido cirugías previas abdominales, por tener adherencias, y en pacientes con insuficiencia respiratoria. Anestesia superficial La exploración con este método dura entre hora y media y tres horas, como tiempo máximo, y requiere de anestesia superficial. La cápsula endoscópica sirve para recorrer el intestino. Si ésta no encuentra alteraciones orgánicas significativas, no se introduce el balón. El sistema que emplea para avanzar por el intestino delgado imita el movimiento de una oruga, avanzando y replegando sus anillos. El tubo, provisto de dos balones, uno en un extremo y otro en un sobretubo, se introduce por la boca o la válvula íleco- cecal. Los dos balones penetran desinflados en el cuerpo y no se llenan de aire hasta que no se encuentra el motivo de la patología. Una vez localizado, se van hinchando y deshinchando progresivamente, avanzando y replegándose, evitándose los ángulos anatómicos del intestino. En algunas ocasiones, para poder explorar totalmente el intestino delgado debe combinarse la introducción del endoscopio por la boca y por el recto para poder alcanzar los tramos finales del íleon. La enteroscopia de doble balón fue diseñada en 1998 en Japón por Hironori Yamamoto y, tras un proceso de perfeccionamiento, fue introducida en la práctica clínica en 2004. En la actualidad, el método ha sido adquirido por hospitales del Reino Unido, Alemania, Suecia y Estados Unidos. El movimiento que emplea para avanzar imita al de una oruga ABC No está indicada para enfermos con cirugías abdominales previas o con insuficiencia respiratoria nar algún pólipo mantiene Ramírez Armengol. La enteroscopia de doble balón puede utilizarse en patologías como las hemorragias, anemias ferropénicas, enfermedad de Crohn, así como en cuadros de mala absorción, diarrea crónica, celiaquía, dolor abdominal y polipo- TOXICOMANÍAS MINISTERIO DE SANIDAD Y CONSUMO DELEGACION DEL GOBIERNO PLAN NACIONAL SOBRE DROGAS Los consumidores de cocaína tienen cuatro veces más riesgo de sufrir un aneurisma coronario ABC MADRID. Los consumidores de cocaína tienen riesgos añadidos a la dependencia que origina su uso y a los problemas psiquiátricos que se derivan. Un estudio de la Universidad de Minnesota que publica Circulation demuestra que aquellos que toman este alcaloide una vez a la semana tienen cuatro veces más riesgo de sufrir un aneurisma coronario, en comparación con personas de similares características que no la consumen. La relación entre cocaína y aneurisma coronario es nueva, aunque sí es bien conocida su relación con los infartos a las pocas horas del consumo. Un DOS SUBASTAS PÚBLICAS DE VEHÍCULOS, EMBARCACIONES Y PRENSA HIDRÁULICA Día: 26 de mayo de 2005, a las 13 horas Exposición de los bienes: 16, 17, 18, 19 y 20 de mayo (de 10 a 13 h. en el lugar de depósito indicado en cada lote. Información y condiciones: en el Plan Nacional sobre Drogas. Calle Recoletos, 22. Madrid. Teléfonos 91 822 62 11 09 www. msc. es pnd bienes index. htm 7,6 del grupo que no lo hacía. Tres cuartas partes del grupo que empleaba el alcaloide reconoció a sus médicos un consumo medio de una vez por semana. La cocaína puede debilitar las paredes de la arteria debido a los cambios de presión sanguínea que provoca. aneurisma es una dilatación que se produce en una arteria; si se estira demasiado, la arteria podría romperse, provocando una hemorragia mortal. Para llegar a esta conclusión, los investigadores seleccionaron las historias clínicas de 191 pacientes que se habían sometido a una angiografía por sospechas de afecciones coronarias, con una edad aproximada de 40 años. El grupo fue dividido en dos, uno con 112 que tomaba cocaína una vez por semana y otro con 79 que no la habían probado. Tras un seguimiento, los clínicos observaron que el 30,4 de los pacientes que consumían cocaína habían desarrollado un aneurisma, frente al Éxtasis y trastornos psiquiátricos Un estudio de la Red de Trastornos Adictivos, un grupo de investigación del Instituto de Salud Carlos III, ha determinado que hasta un 69 de los jóvenes españoles que consumen éxtasis y hasta un 66 de los adictos a la heroína presentan patología psiquiátrica concomitante al uso de sustancias adictivas. Entre los problemas más comunes al consumo de éxtasis figuran los trastornos depresivos, así como cuadros de dependencia a otras drogas, como la cocaína y el cannabis. En España, un 2,5 de la población escolar ha consumido éxtasis en los últimos doce meses.