Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 14 5 2005 Internacional 27 El general Contreras revela el paradero de casi seiscientos desaparecidos en Chile El ex jefe de la inteligencia militar responsabiliza a Pinochet de la represión b Tanto las organizaciones defen- El consejero espiritual de Hugo Chávez le advierte sobre la corrupción b El jesuita español Jesús Gazo confesó a un diario sentirse impotente, por lo que ha optado por denunciarlo en público tras hacerlo directamente ante el presidente LUDMILA VINOGRADOFF CORRESPONSAL CARACAS. Hasta el mismo consejero espiritual del presidente, el padre jesuita Jesús Gazo, reconoce que la corrupción domina al Gobierno venezolano y que puede acabar con Chávez y su revolución El padre español también es capellán de la Universidad Católica Andrés Bello. Hace poco tuvo que dejar de decir misa en la iglesia El Ángel, en el estado Táchira, después de que la feligresía protestara por sus sermones revolucionarios, cargados de críticas a EE. UU. y de elogios al proceso chavista. En su entrevista publicada en el diario El Universal, el sacerdote confiesa sentirse impotente ante tanta corrupción, por lo que prefiere hacer las denuncias públicamente después de haberlo hecho con nombres y apellidos directamente ante el mandatario hace un año. Afirma conocer casos concretos de corrupción en niveles altos y medios del Gobierno. No lo puedo probar, pero hay. Me consta de personas que sé que lo hacen. El presidente sabe que hay corrupción y que hay que poner remedio a eso Califica al mandatario de terco con verbo incendiario y cree que no le tiene que temblar el pulso para que cada vez que se descubra un corrupto, lo metan en la cárcel Hace más de seis años, el teniente coronel Hugo Chávez llegó al poder con la promesa de combatir la corrupción. Durante ese tiempo no ha ingresado ningún corrupto en la cárcel, a pesar de las numerosas denuncias, que comenzaron con los fondos sociales utilizados por los militares desde el primer año de su gestión. soras de los derechos humanos como el Gobierno de Lagos recibieron con cautela el informe del ex jefe de la DINA LIBIO PÉREZ. CORRESPONSAL SANTIAGO. El jefe de la inteligencia militar durante la dictadura chilena, el general retirado Manuel Contreras, entregó ayer a la Justicia antecedentes sobre el supuesto destino final de unos 580 detenidos desaparecidos y responsabilizó al general Augusto Pinochet de la represión durante los 17 años que duró el régimen castrense. Contreras, que dirigió la todopoderosa Dirección de Inteligencia Nacional (DINA, policía secreta de la dictadura) cumple una condena de doce años de prisión por un secuestro ocurrido en 1975, periodo en el que las investigaciones oficiales registran la mayoría de los 1.194 casos de desaparición forzosa de opositores al régimen militar. Según su abogado defensor, Juan Carlos Manns, que entregó un informe de once páginas con un anexo que recoge los 580 casos, con fecha de detención y probable destino final de los restos de los detenidos, el ex jefe de la DINA busca exculpar de responsabilidades a los oficiales subalternos del aparato represivo, muchos de los cuales comparten cárcel con él. Manns entregó el voluminoso escrito a la Corte Suprema, al Consejo de Defensa del Estado (Fiscalía) y al Ministerio de Justicia. Como director de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA) no he podido sustraerme, ni moral ni profesionalmente, a la barbarie judicial y publicitaria a la que han sido sometidos todo un conjunto de personas absolutamente inocentes asegura Contreras en su escrito. A continuación explica que el mando del aparato represivo no estaba integrado por oficiales de rango menor, que fueron destinados por las distintas ramas de las FF. AA. sino por oficiales de alto rango, y que dependía directamente de Pinochet como presidente de la Junta Militar. General Manuel Contreras AP Una información inédita El ex jefe de la policía secreta en la dictadura de Augusto Pinochet (1973- 1990) ha proporcionado a los tribunales una información inédita en la que detalla el nombre del detenido desaparecido, el organismo por el cual fue detenido, la fecha, el destino inicial y el destino final que tuvo. La lista de desaparecidos fue entregada a la Corte Suprema de Justicia por su abogado, Juan Carlos Manns. Manuel Contreras, conocido como El Mamo cumple una condena de doce años de prisión por el secuestro y desaparición en 1975 del sastre Miguel Ángel Rodríguez. ante los juicios que afrontan los ex militares en causas en las que el ex dictador no ha asumido su responsabilidad. En los organismos humanitarios, sin embargo, las reacciones fueron de cautela. Entre otras razones porque en el informe que Contreras entregó a la Justicia insiste en que los crímenes del general Carlos Prats (antecesor de Pinochet) y del ex canciller Orlando Letelier fueron cometidos por el estadounidense Michael Townley por encargo de la CIA. Contreras cumplió una pena de siete años de cárcel por el asesinato del ex canciller de Salvador Allende, ocurrido en 1976 en Washington. Tanto las investigaciones en Estados Unidos como en Chile determinaron que Townley era agente de la DINA y actuó bajo las órdenes de Contreras. Peor aún. El informe de Contreras incluye los nombres de personas desaparecidas en el marco de la llamada Operación Cóndor, pero a casi todas las da por muertos en combate desechando así múltiples investigaciones judiciales que comprobaron que las víctimas fueron vistas en cárceles clandestinas de la DINA. Aunque el Gobierno del socialista Ricardo Lagos manifestó su esperanza de que el informe de Contreras sea un aporte a la verdad fue cuidadoso en no avalar la veracidad del escrito del ex jefe de la represión. No vamos a emitir juicio alguno porque el único juicio, la única opinión fundada en un régimen democrático, frente a un antecedente de esta envergadura, no la da el Gobierno, la da el ministro instructor de las causas de derechos humanos, señaló el ministro portavoz, Francisco Vidal. Un ex senador colombiano, implicado en el asesinato de Luis Carlos Galán ALEJANDRA DE VENGOECHEA CORRESPONSAL BOGOTÁ. Aunque en Colombia, uno de los países más violentos del mundo, mueren cada año más de 30.000 personas, hubo un asesinato que no se olvidó jamás: el de Luis Carlos Galán, el candidato presidencial que en la década de los ochenta se convirtió en la única persona capaz de enfrentarse a los narcotraficantes, amos y señores de las entrañas políticas, económicas y sociales colombianas. Por eso lo mataron la noche del 18 de agosto de 1989. Y aunque durante 16 años estuvo claro que Pablo Escobar, el desaparecido líder del cartel de Medellín, había ordenado su asesinato para evitar que se convirtiera en presidente y firmara su extradición a Estados Unidos, lo que se supo este jueves mostró, con detalles escalofriantes, la Se distancia del dictador Contreras- -que por primera vez admite la existencia de detenidos desaparecidos- -enfatiza que el general Pinochet y la Junta Militar fueron quienes emitieron las órdenes para reprimir a los grupos de izquierda que podrían generar una oposición al gobierno en los primeros años de la dictadura. De este modo, el ex jefe de la DINA se distancia de nuevo de Pinochet, de quien ya ha dicho que ante las numerosas causas judiciales abiertas por crímenes cometidos por el régimen militar nos ha dejado absolutamente solos En esta ocasión agrega que su informe lo entrega, entre otras razones, por el ominoso silencio de Pinochet poderosa alianza que desde siempre ha existido entre narcotraficantes y políticos. John Jairo Velásquez (alias Popeye el sicario de confianza de Pablo Escobar, habló por sorpresa desde la prisión donde se encuentra recluido desde hace 14 años. Pablo, mátalo cuenta que le dijo al líder del cartel el ex senador y ex ministro de Justicia (1974) Alberto Santofimio Botero. Según Popeye a Santofimio, un hombre de 61 años vinculado a los otrora poderosos carteles de Cali y de Medellín, Escobar le pagaba entre 200.000 y 300.000 dólares en esa época por sus funciones políticas para corromper y sobornar al Congreso. El ex senador, que desde el jueves permanece en un calabozo en Bogotá, negó su culpabilidad en 1999, cuando un juez pidió investigarlo por el crimen de Galán. Corrupción en PDVSA El Banco Mundial cataloga esta semana en su informe anual a Venezuela entre los países más corruptos del continente americano. El diputado Roger Rondón, ex oficialista, fue el primero en denunciar las corruptelas de Petróleos de Venezuela, cuyas cantidades ascienden a 7.000 millones de dólares en el último año. La olla de malversación y desvío de fondos, comisiones a intermediarios y diputados oficialistas y desorden administrativo, explotó recientemente en la industria petrolera a raíz de la venta de CITGO, filial de la estatal petrolera venezolana en EE. UU. El ministro de Energía, Rafael Ramírez, admite que hay corrupción, pero se han limitado a despedir a 40 gerentes.