Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional LA AGONÍA DEL PACTO ANTITERRORISTA LA FORMACIÓN DEL GOBIERNO VASCO SÁBADO 14 5 2005 ABC COMPETENCIA FISCAL aben bien mis escasos lectores que no me mueve una gran pasión por los excesos nacionalistas, pero tampoco puedo ser desleal con mi deformación de economista. Y pensaba hoy reconocer la valentía y el acierto político del gobierno catalán al proponer formalmente el copago en la sanidad. La decisión era un buen ejemplo de esa corresponsabilidad fiscal de la que tanto se habla y tan pocas veces se ejerce en el capítulo de ingresos. Pero no ha podido ser. La gestión sanitaria catalana es buena. Lo era antes y lo sigue siendo ahora. Ha sido una de las primeras comunidades en introducir criterios de gestión privada, FERNANDO de medición de la efiFERNÁNDEZ ciencia económica y rentabilidad social. Pero hasta ahora ha adolecido de un problema de fondo, cierto que ajeno al mundo estricto de la política sanitaria, la tentación victimista de achacar los eternos problemas de insuficiencia de recursos al sistema de financiación de las autonomías y no a sus propias decisiones. Y me parecía una buena oportunidad de reconocer que este gobierno catalán, tan excesivo en otras cosas como en la inconsistente reclamación de las balanzas fiscales, iba a utilizar por segunda vez sus competencias fiscales, siquiera sea de forma limitada, para subir los impuestos porque quería afrontar con rigor el problema sanitario. Hubiera sido un buen ejemplo de federalismo eficaz, de competencia fiscal. Porque sería deseable que el modelo resultante de tanta discusión no se caracterizase por la irresponsabilidad de vaciar al Estado central, sino por unas administraciones, incluidas las corporaciones locales, que dispusiesen de la suficiente capacidad normativa para asumir el coste de subir algunos impuestos cuando decidiesen mejorar la oferta de bienes públicos en su territorio. Tendríamos así una pluralidad de espacios con combinaciones distintas de presión fiscal y gasto público, a partir de unos mínimos garantizados por ese Estado central que algunos, y no precisamente los más liberales, parecen empeñados en derribar para construir otra Nación, ésta sí tremendamente centralizada, en la que los municipios serían entidades subalternas. Claro que esta concepción de la España plural exige dos cosas: lealtad constitucional que se traduce en un modelo cerrado y no en una permanente disposición transitoria a la espera de resultados electorales favorables a un nuevo chantaje, y la renuncia a consideraciones etnicistas de la soberanía nacional que impiden la necesaria movilidad geográfica. Porque en este esquema, los ciudadanos también elegirían en que comunidad desean residir y trabajar, entre otras cosas porque les ofrece una combinación atractiva de impuestos y gasto público. Y no sólo porque han tenido la suerte o la desgracia de nacer allí. No me digan que no es un esquema progresista a fuer de liberal. Y no se preocupen que yo seguiría siendo asturiano aunque viviese en Madrid. Pero va a ser que no. S Patxi López fue recibido por Rodríguez Zapatero en el Palacio de La Moncloa López no le pide el voto a San Gil para ser lendakari pese a haberla convocado La presidenta del PP vasco duda de su voluntad de ser alternativa al PNV el más tenso de la ronda de contactos, el secretario general del PSE fue recibido por Zapatero en el Palacio de la Moncloa M. LUISA G. FRANCO BILBAO. El encuentro más tenso de la ronda de conversaciones del secretario general del PSE, Patxi López, para presentar su candidatura a lendakari, fue el celebrado ayer con la presidenta del PP vasco, María San Gil. En contraste con las sonrisas que exhibieron el martes tanto el dirigente socialista como las parlamentarias electas de EHAK, y con el ambiente distendido de la cena que compartió el día siguiente con Josu Jon Imaz en Sabin Etxea, los rostros de López y San Gil en la sede del PSE reflejaban el distanciamiento entre ambos dirigentes, a pesar de que la presidenta del PP vasco considerara posteriormente a su partido un aliado para el cambio del PSE. San Gil explicó en la sede del PP en Bilbao que lo más sorprendente de la entrevista que acababa de mantener con López era que no le hubiera pedido el voto para su candidatura a lendakari, cuando el objetivo teórico de la ronda de contactos era buscar apoyos para su propia opción. b Tras el encuentro, Y no es que López hubiera tenido un lapsus ya que San Gil aclaró que de forma expresa nos ha dicho que no nos pide el voto para su investidura como lendakari, que es nuestra decisión La presidenta del PP vasco puso, por ello en duda la voluntad del secretario del PSE de ser alternativa a Juan José Ibarretxe. No sé si es una maniobra de distracción o no se cree que pueda ser investido señaló. San Gil dijo al candidato socialista que el PP decidiría su voto en las próximas semanas en función, especialmente, de las reuniones que mantenga López antes del pleno de investidura, criticando el encuentro previo con EHAK y el hecho de que la conversación con Josu Jon Imaz en el marco de esta ronda de contactos fuera secreta La reunión evidenció las discrepancias en materia de política antiterrorista y San Gil explicó a López que no están de acuerdo con el cambio de una política que ha dado buenos resultados en la lucha contra ETA. Al terrorismo no se le convence, sino que se le combate y el señor Zapatero, tarde o temprano, se dará cuenta de eso enfatizó San Gil. Según la presidenta de los populares vascos, Rodríguez Zapatero se comporta como si se hubiera dado un cambio en el mundo de Batasuna, cuando el único cambio que ha habido se ha producido en el Gobierno Y agregó que ese cambio ha alcanzado al seno del PSE, porque López sigue la línea marcada por Zapatero Los dirigentes de PP y PSE hablaron de la constitución de la Mesa del Parlamento vasco y compartieron el criterio de que Juan María Atutxa no había hecho una labor institucional en la pasada legislatura, sino sectaria, y que no debía volver a presidir la Cámara. El noble objetivo de la paz Ya por la tarde, López se entrevistó con José Luis Rodríguez Zapatero en La Moncloa para explicar el resultado de su ronda de conversaciones, una entrevista tras la que el líder del PSE destacó la coincidencia entre ambos en que no hay objetivo más noble en la política que conseguir la paz Por otro lado, la Junta Directiva del Foro de Ermua acordó ayer incorporar a su dirección a Antonio Aguirre, miembro del Comité Nacional del PSE- EE. El dirigente del PSE Antonio Aguirre se incorpora a la dirección del Foro de Ermua