Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 14 5 2005 Opinión 7 co hay que olvidar el gran avance que ha supuesto la creación de una Red Privada Notarial que integra el sistema, permitiendo la conexión y la comunicación inmediatas entre las diferentes notarías. La adaptación a estas nuevas posibilidades tecnológicas tiene aplicaciones concretas, cuyos resultados pueden disfrutarse ya por los ciudadanos. Hoy se puede acudir a uno de los 3.000 despachos notariales desplegados por toda la geografía española- -incluso en poblaciones de apenas 2.000 habitantes- -y observar cómo el notario, usando su firma electrónica, puede consultar on line los datos catastrales de un inmueble y obtener de la Oficina Virtual del Catastro el plano correspondiente. También puede comunicarse con el Registro Mercantil y trasladar la petición del nombre de la sociedad que se desea constituir o, incluso, en algunos casos, el envío de la escritura de constitución. Igualmente, es posible remitir de modo inmediato la copia electrónica del poder que se acaba de suscribir, sin tener que utilizar servicio postal o mensajería, con el fin de que sea utilizado en cualquier otra notaría donde espera el apoderado. LA ESPUMA DE LOS DÍAS EL DEBATE OS dos jóvenes tienen catorce años y se han enzarzado en una pelea caótica y entusiasta. El patio es de tierra y durante los minutos que dura el recreo sirve de cancha para un confuso juego en el que todos siguen a una pelota. En la polvorienta barahúnda, las posibilidades de colisión violenta son muy elevadas, de tal manera que las patadas intercambiadas entre los jugadores son mucho más frecuentes que las propinadas al balón, situación habitual en las relaciones humanas. A lo largo de su vida, los chavales podrán comprobarlo. Por ahora se dedican a primum vivere, más que a filosofar. MANUEL Los dos jóvenes han ÁNGEL MARTÍN dejado a un lado la pelota para intercambiar insultos y algún mamporro. Todo es consecuencia de un lance del juego, que deja de serlo para transformarse en batalla. Ocurre la acción hace cuarenta y cinco años en el patio de un colegio religioso situado en Aldapeta, en San Sebastián, pero podría ocurrir también hoy y en cualquier otro sitio. El otro muchacho se llama B. -recuerdo perfectamente su nombre y apellidos, pero no debo obligarle a este ejercicio de anamnesis- -y dispara sus argumentos tú has empezado, tú das patadas mientras me atiza, y yo devuelvo su mismo argumentario y sus manotazos. Los dos estamos seguros de que es el otro el que crispa la situación, el que es culpable. En el imaginativo intento por utilizar los insultos más eficaces, B. me tacha de madrileño y yo le acuso de falangista ante el jolgorio de una excitada audiencia que nos ha hecho corro o hemiciclo. Yo sé que B. -de reputados ascendientes euskaldunes- -no es falangista y se ha limitado a ir un verano a un campamento de la OJE en Etxarri Aranaz, pero también sé que- -allí y entonces- -lo de falangista es un buen insulto. No hubiera tenido sentido llamarle franquista porque todo el mundo lo era. Mi contrincante me dice lo de madrileño porque mis padres lo son, pero sobre todo porque tengo un banderín del Real Madrid firmado por Di Stéfano y eso fastidia. Ni B. ni yo hemos leído a Bobbio, ni a Marx, ni sabemos bien lo que es la izquierda o la derecha, ni el nacionalismo, ni el autoritarismo o la libertad, pero sabemos insultar. Sabíamos recoger las valoraciones prejuiciadas que flotan en el ambiente y transformarlas en proyectiles envenenados. B. y yo hemos madurado cuarenta y cinco años, pero no sé sí lo ha hecho España. Los ejes que orientan el debate siguen siendo los mismos, y también los términos que encapsulan el desprecio y el rencor. El estado de esta Nación es la adolescencia perpetua. Al menos, mi amigo B. y yo la hemos, fatalmente, superado. L La existencia de un archivo en el que se recogen todas las bases de concursos depositadas ante notario- -de libre acceso a través de la página web del notariado (www. notariado. org) -y la creación de la Agencia Notarial de Certificación (Ancert) destinada a ofrecer a los ciudadanos servicios de firma electrónica, dan una idea de las innovaciones conseguidas. También para las Administraciones públicas, las innovaciones tecnológicas de los notarios están siendo decisivas para la obtención de información y datos estadísticos minuciosos, que mejoran el ejercicio de las funciones públicas y el diseño de políticas de interés general. Estos avances son fruto del trabajo de cooperación de los notarios con otros agentes sociales, como Ayuntamientos, Comunidades autónomas, Administración central, registradores mercantiles centrales, procuradores de los tribunales, entidades de crédito, etc. El resultado es una experiencia nada desdeñable de colaboración en la modernización de nuestras instituciones y sistemas jurídicos, de la que ya nos beneficiamos todos y que puede marcar las pautas para acometer otros proyectos que no deben demorarse. Hay que agradecer a nuestros notarios el esfuerzo realizado en adaptar su esencial y veterana función a las exigencias actuales propias de la Sociedad de la Información. Están, todos ellos, ofreciendo un claro ejemplo de cómo compatibilizar, eficazmente y al servicio de la sociedad en su conjunto, tradición e innovación. CARLOS KILLIAN ñol en el marco del Observatorio, creando un ámbito de interacción entre el derecho y la técnica sin precedentes en España. Gracias a estas y otras iniciativas contamos hoy con nuevos instrumentosque han modernizadodecisivamente la actividad del notario. Así, hay que destacar la implantación, en cumplimiento de la Ley 24 2001, de la firma electrónica notarial, que ha permitido hacer realidad el Documento Público Electrónico. También se ha desarrollado el Centro de Proceso de Datos, que unifica y garantiza la seguridad en el uso de las herramientas y los procesos informáticos utilizados. Tampo- PALABRAS CRUZADAS ¿Quién ha roto la unidad contra ETA, el PP o el Gobierno? SIN LA MENOR DUDA: LA HA ROTO ZP S un genio de la comunicación, no nos cansaremos de decirlo, MR debería hacer una oferta de trabajo a ZP, en lugar de gastarse los cuartos con Arriola; pero digan lo que digan los socialistas, a nada que se haga una mínima reflexión se llega al mismo punto: es Zapatero quien ha roto el Pacto Antiterrorista, aunque con su varita mágica y eterna sonrisa acusa de forma implacable a Rajoy de haberlo hecho. Sólo hace falta leer el preámbulo del Pacto para darse cuenta de que el presidente del Gobierno se lo ha pasado por el arco del triunfo, le ha puesto la puntilla, lo ha descalabrado: no ha hecho copartícipe a su socio de lo que habla con otros perPILAR sonajes sobre terrorismo, ha dejado el caCERNUDA mino libre a Batasuna para volver a estar en el Parlamento vasco, deja que los suyos se entrevisten con dirigentes de Batasuna- -organización terrorista según la UE, no lo olvidemos- -y encima se permite el lujo de decir que lo único que le une al PP en lo que a lucha contra el terrorismo se refiere es el dolor. Pero la gente le cree, ése es el problema para Mariano Rajoy. O espabila y consigue su crédito propio, o no se hará nunca con los votos necesarios para llegar a La Moncloa. Aunque en algunos asuntos, como en el relacionado con la lucha contra ETA, esté cargado de razón. SI HAY QUE CULPAR A UNO SOLO... NTONCES, si la culpa ha de ser sólo de uno y el límite de caracteres que me caben es de 1.200, tengo que resumir que mayor culpa le cabe al PP que al PSOE, cabiéndoles también alguna a los socialistas. El pacto contra el terror ha de seguir, pero no bajo los mismos moldes: algo ha de avanzar. Porque ni el PNV, limados los dientes del plan Ibarretxe, del que ya nadie habla, es el mismo, ni la situación es idéntica a la de entonces. Cierto que Zapatero aún no nos delinea sus proyectos y, peor, que ni siquiera se los ha comunicado, si los tiene, a Mariano Rajoy, que se siente, dice a justo título, engañado por ZP. Pero FERNANDO no es menos cierto que el PP se ha anclaJÁUREGUI do, ataca con o sin razón, no quiere mover ficha (y esto es una partida de ajedrez: hay que mover) Dicen los populares cosas que no son del todo ciertas: que ZP ha sentado a ETA en el Parlamento vasco, una barbaridad. Y todo ello, creo, resquebraja más la unidad contra ETA que el discurso neblinoso de Zapatero. Los dos, ZP y MR, deben meditar sus estrategias en este terreno; MR, un poco más. Y temo que se ha enrocado en una dureza que no es suya, sino de otros. Y del pasado. E ...E ¿Y usted qué opina? Déjenos su mensaje o su voto en la página web www. abc. es eldebate