Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 Opinión SÁBADO 14 5 2005 ABC AD LIBITUM TRIBUNA ABIERTA JAVIER CREMADES PRESIDENTE DEL OBSERVATORIO DEL NOTARIADO PARA LA SOCIEDAD DE LA INFORMACIÓN UNA CONFUSIÓN PERVERSA E N el muy abundante capítulo de falsas acuñaciones ideológicas, determinante de la conducta nacional, suele darse como valor establecido e indiscutible, en el ámbito de la derecha, un claro sentido familiar. Es algo bastante absurdo y sin fundamento porque las izquierdas, salvo algunos casos tristes de orfandad, tienen padre, madre, hijos, abuelos e idéntica familia que las derechas. En esa dirección vengo siguiendo con especial atención y muchísimo interés el caso de Salvador Milá, conseller de Medio Ambiente en el Govern tripartito de Cataluña. La prensa catalana, aun en su consagrada delicadeza con el Gobierno de Pasqual Maragall, sigue M. MARTÍN el caso con diaria atenFERRAND ción. Salvador Milá es un distinguido y caracterizado militante del partido de Joan Saura. Un hombre, en teoría, a la izquierda del socialismo que simboliza el PSC; pero, en la práctica, su ternura resulta infinita, y su sentido familiar, parejo al del ya olvidado padre Peyton, autor de aquella campaña de los Cincuenta: La familia que reza unida permanece unida Milá, como buen marxista, ha cambiado los rezos por los viajes- -cosa, supongo, de la internacionalidad- pero abunda en la doctrina de la unión familiar. A tal efecto, y según ha llegado a justificar en el Parlament, llevó a su esposa y a sus dos hijos menores a bordo de un helicóptero de la Generalitat, en un viaje oficial por el norte de Cataluña. Atención a su argumento: Creo que hacerme acompañar esporádicamente por mi esposa y alguno de mis hijos menores en actividades oficiales que lo permitan es bien legítimo, para hacer posible compaginar las tareas oficiales con una mínima vida familiar digna de ese nombre De no tomar, literalmente, la explicación del conseller Milá de un periódico tan serio como La Vanguardia, podría pensarse que se trata de una broma, de un texto del teatro del absurdo, de una comedia grosera como las que triunfan en la televisión o, aún peor, de una maledicencia; pero es así y, según sospecho, no hay falsedad alguna en el ánimo de tan cariñosón representante de los catalanes. De no cursar con cargo al Presupuesto, su ternura resultaría admirable y benemérita. ¿Abusó de su cargo el conseller Milá al utilizar un bien público en beneficio privado? Ojalá fuese así. Un abuso no presagia necesariamente otros abusos; pero más bien parece que Salvador Milá, como tantos cargos públicos españoles, por la derecha y por la izquierda, no saben distinguir con precisión entre lo público y lo privado. Ahí reside uno de los fundamentos de la malformación nacional, que, para entendernos con los ejemplos, suele empezar llevando a los hijos al cole en el coche oficial y dotándoles con los bolígrafos del despacho y concluye cuando un primer ministro veranea, como si fuera un jefe de Estado, en alguna mayestática propiedad del Patrimonio. NOTARIADO Y SOCIEDAD DE LA INFORMACIÓN El autor repasa los avances experimentados en el ámbito del notariado tras la introducción de las nuevas herramientas de la comunicación, que han servido para agilizar la actividad de un sector que ha asumido los retos y desafíos de la nueva era de la información A evolución del escenario internacional de los últimos años ha puesto de manifiesto la decisiva importancia del Estado de Derecho para el progreso económico y moral de las sociedades. Sólo un ámbito de seguridad jurídica garantiza el desarrollo eficiente del mercado, en el marco de una necesaria protección social. Un requisito mínimo de la seguridad jurídica es la existencia de un sistema claro y jerarquizado de normas, protegido por una adecuada tutela judicial encomendada a funcionarios independientes e inamovibles. Sin embargo, los ciudadanos de las democracias consolidadas exigen algo más. Reclaman instituciones que no sólo resuelvan conflictos sino que los eviten, haciendo posible una seguridad jurídica preventiva, dinamizadora del tráfico mercantil. Esta demanda ciudadana es algo más que una necesidad sentida. Se trata de un verdadero derecho, reconocido en el artículo 9.3 de nuestra Constitución, que cita como principio la seguridad jurídica Esta exigencia también figura entre los objetivos fijados por el Tratado por el que se establece una Constitución para Europa de una Unión Europea que sea un espacio de libertad, seguridad y justicia. El alcance del derecho a una seguridad jurídica preventiva nose limita a las relaciones del ciudadano con el Estado, representadopor las distintas Administraciones. La seguridad jurídica es más eficaz preventivamente cuando se refiere a las relaciones entre particulares. Buena prueba de ello es el importante papel de los notarios que, en España y en la mayoría L de los países europeos, actúan como terceros imparciales, informan a las partes sobre sus derechos y asumen la autoría del documento contractual, ejerciendo además un inestimable control de legalidad. La imprescindible contribución del notariadoa la seguridad jurídica preventiva se hace más necesaria ante las posibilidades y los desafíos que presentan las nuevas tecnologías de la información y comunicación. El entorno digital que se está configurando requiere, más que nunca, la actuación de las instituciones que tan eficazmente han posibilitado la seguridad jurídica del entorno presencial. el Consejo General del Notariado se ha propuesto responder a estos nuevos desafíos junto a los dieciséis Colegios Notariales que reúnen a los fedatarios públicos de toda España. Nació así la denominada Respuesta Tecnológica del Notariado con el objetivo de adaptarse a las nuevas tecnologías para ponerlas al servicio de los ciudadanos, sin perder, por supuesto, las notas características de la actividad garante propia de la institución. El Observatorio del Notariado para la Sociedad de la Información se creó posteriormente para evaluar los progresos conseguidos y evaluar propuestas de mejora, presentando proyectos de implantación y desarrollo tecnológico no sólo en el ámbito notarial, y ganar así en agilidad, eficacia y mejor servicio al ciudadano. Casi cien de los más destacados expertos españoles en tecnología colaboran con el notariado espa- -Si me expulsaran por salirme del hemiciclo en los plenos, me llevaría conmigo el taburete del bar del Congreso, porque el taburete pertenece al diputado y no al partido.