Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
64 Espectáculos VIERNES 13 5 2005 ABC VIERNES DE ESTRENO EL MEJOR CINE CON ABC La delgada línea roja está protagonizada por Adrien Brody, Woody Harrelson y Sean Penn ABC Los lectores de ABC podrán adquirir el DVD La delgada línea roja casi tres horas de cine bélico que, en esencia, es un pensamiento de la fragilidad de la carne entre el agresivo metal. Será el próximo viernes, al precio de 5,95 euros, adjuntando el cupón de ese día Una obra maestra del cine bélico, o antibélico TEXTO: E. R. M. Durante la Segunda Guerra Mundial, dos soldados norteamericanos se ausentan de su unidad y encuentran refugio en una tribu primitiva de los Mares del Sur: Son descubiertos y devueltos al barco desde donde su compañía participará en la ofensiva de Guadalcanal, una batalla que se desarrolla entre paisajes alucinantes y alucinados ante el desconcierto del horror. Cuando es la guerra quien destruye el Paraíso. Mezcla de acción y obsesión, de realismo y surrealismo, en esta obsesiva y realista visión del caos moral y militar ocurrido en el Pacífico durante la II Guerra Mundial. Estuvo nominada para siete premios de la Academia de Hollywood, incluidos los de mejor película y mejor director, Terrence Malick. Ahora se puede decir que esta obra es el resultado de la fusión de dos misterios: el misterio de la guerra y el misterio de Terrence Malick, un hombre que jamás da una entrevista, que se hace fotos sólo en las comuniones familiares y que promociona su obra como si fuera la de otro; Malick sólo se deja ver en la argamasa interior de sus películas... de sus escasa películas. La del- gada línea roja era su vuelta a la dirección tras veinte años de total y absoluto misterio. Hizo Malas tierras hizo Días del Cielo y abrió un largo paréntesis hasta esta película que viene a ser como lo contraportada de Salvad al soldado Ryan La delgada línea roja es, en esencia, una contemplación, un pensamiento y una ensimismación de la fragilidad de la carne entre el agresivo metal. Básicamente, la sensación que Spielberg conseguía mediante la espectacular y brutal batalla durante el desembarco de Normandía, la consigue en términos parecidos Malik mediante la aterradora quietud de la naturaleza en ese escenario bélico que fue Guadalcanal... Y la gota sublimada de esa contemplación podría ser la imagen, portentosa, de un perplejo lagarto en el botepronto de las bombas. La naturaleza convertida en partisana, en mártir de esas batallas incomprensibles para ella. Sobre cómo este sutilísimo director consigue que el miedo de los árboles se refleje en los ojos de los hombres, se podría hacer un ensayo acerca de la madera del alma del soldado. Algunos datos Dirección: Terrence Malick Intérpretes: Sean Penn (Sargento Edward Welsh) Adrien Brody (Cabo Fife) James Caviezel (Soldado Witt) Ben Chaplin (Soldado Bell) Woody Harrelson (Sargento Keck) Guión: Terrence Malick Sinopsis: Durante la Segunda Guerra Mundial, la compañía Charlie tiene la misión de participar en la batalla de Guadalcanal. El grupo de hombres que la conforman se enfrentarán sin piedad a los japoneses, pero también a sus propios miedos, traumas y complejos. Hay que subrayar un hecho insólito: en una película tan larga y profunda sobre un asunto tan retratado como la guerra, sorprende que no haya ni siquiera un sólo tópico. Casi tres horas de cine bélico sin posarse en un lugar común, y no sólo en lo referido a la imagen (hay al menos un centenar de momentos insólitos en los que el agua, el hombre, el niño, la selva, el barro, la carne... adquieren formas y colores completamente nuevos) sino también en cuanto a las sensaciones que atrapa esa imagen: es un miedo nuevo, un valor distinto, un pensamiento que revolotea por otros lugares, una soledad inmensa... Esta película, que hemos considerado como la contraportada de la de Spielberg, podría formar un triángulo casi equilátero junto a la rusa Ven y mira de Elem Klimov, y la americana Apocalipse now de Coppola. En todo caso es una visión insólita, única y terrible de los pliegues ocultos de la guerra, y por ello (aunque no solamente por ello) ha de ser considerada como una obra maestra del cine bélico, o antibélico.