Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 Madrid VIERNES 13 5 2005 ABC Una tonelada de explosivos rubricó ayer el fin del polémico e ilegal edificio que ha generado casi 30 años de reivindicaciones vecinales en Hoyo de Manzanares Final explosivo para tres décadas de litigios TEXTO: MARIO DÍAZ Han sido casi treinta años de espera, pero el estruendo de la explosión sobrecogió igual a los asistentes, pese a que tres sirenas habían cumplido su labor bramando a los vecinos la advertencia de lo que se avecinaba. Mil kilos de explosivo y 700 detonadores lograron vencer a la vieja e inacabada estructura de viviendas que parecía retar a todo un pueblo, Hoyo de Manzanares, que respiró hondo mientras contemplaba el vertiginoso desplome de 4.200 toneladas de hierro y cemento. Ahora, servirán para urbanizar las calles aledañas. A las 10.30 de esta mañana se ha procedido a la voladura de dos edificios de la urbanización Parque Zodiaco; tras 28 años de reivindicaciones vecinales y consistoriales rezaba un escueto comunicado del Ayuntamiento. Levantado en una zona protegida, el polémico esqueleto del edificio fue dinamitado tras el acuerdo alcanzado entre el Consistorio, la empresa constructora (Peña Retama) y los vecinos afectados. Durante años, los moradores de los edificios colindantes se hartaron de denunciar el peligro, para la seguridad y el medio ambiente- -se encuentra en pleno Parque Regional del Manzanares- de este inmueble inacabado, que sobrepasaba la altura y el volumen permitidos. Las quejas de más de 80 familias fueron escuchadas por el Ayuntamiento hace cuatro años, e inició conversaciones con los propietarios. Todo comenzó hace casi tres décadas, cuando se previó construir 310 viviendas, que se distribuirían entre el polémico edificio- -en el centro- -y varios más, pero las normas urbanísticas posteriores pararon el proyecto. Dio igual: la urbanización Zodiaco ya constaba de 85 viviendas y la constructora, licencia en mano, exigía seguir. Pasaron decenas de años, y decenas de reuniones, y por fin, hace unos meses, la situación se desbloqueó. Un acuerdo que ha evitado un litigio jurídico e indemnizaciones millonarias según explicó ayer a Efe el alcalde, el socialista Fernando Esteban. Secuencia de la voladura controlada del edificio Parque Zodiaco to al gigante derribado, además, las plantas superiores de otros dos esqueletos exceden la altura legal permitida y esperan la misma suerte, aunque el Ayuntamiento planea acometer a mano estos trabajos para aprovechar la estructura donde se ubicarán las últimas 60 viviendas de la urbanización. La empresa constructora ha renunciado a levantar las 150 restantes previstas en aquel ya lejano acuerdo. EFE De metal y cemento a césped y flores Ahora, ese eterno esqueleto de metal y cemento será sustituido por unos 10.000 metros cuadrados de zonas verdes, aunque antes habrá que limpiar una parcela repleta de escombros. Jun- En una zona acordonada próxima al edificio que iba a ser destruido, gran parte de los representantes municipales seguían la escena. Nadie en el pueblo se quería perder el final de un edificio tantas veces anheladay que rompía la estética del pueblo visto desde la lejanía. El problema podía haberse erradicado, al menos, unos meses antes, pero la dinamita es férreamente controlada desde los brutales atentados del 11- M.