Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 Internacional VIERNES 13 5 2005 ABC Crece la revuelta afgana por las ofensas al Corán en Guantánamo b En Kabul, cientos de estudiantes quemaron frente a la Universidad una bandera de EE. UU. y gritaron consignas como Muerte a América y Muerte a Bush ABC KABUL. Las violentas protestas contra Estados Unidos en Afganistán por la profanación del Corán en la cárcel de Guantánamo se han extendido a al menos seis provincias y han causado en los últimos dos días la muerte de siete personas. Tras los disturbios de Jalalabad, en los que murieron cuatro personas el martes, ayer perdieron la vida otras tres en la ciudad de Jagiani, también en la región del sureste, de fuerte influencia talibán. Estos incidentes tienen lugar días después de que se publicase que los responsables de la base de Guantánamo dejaron copias del Corán en los baños para humillar a los prisioneros musulmanes y que, al menos en una ocasión, tiraron una copia del libro sagrado por el retrete. La revuelta también llegó a Kabul. Y aunque aquí las protestas fueron pacíficas, cientos de estudiantes quemaron frente a la Universidad una bandera de EE. UU. y gritaron consignas como Muerte a América y Muerte a Bush Líderes estudiantiles criticaron el apoyo del Gobierno a Estados Unidos y pidieron que no se instalen bases militares norteamericanas el país. Manifestaciones contra EE. UU. se produjeron también en otras cinco de las 34 provincias de Afganistán, todas ellas fronterizas con la capital. Han sido especialmente violentas en Jalalabad, donde militares y fuerzas policiales antidisturbios dispararon contra los manifestantes. Asimismo, un candidato a las elecciones parlamentarias de septiembre fue asesinado en la provincia de Gazni, en la conflictiva zona sur de Afganistán. Un herido por el coche bomba que estalló ayer en Bagdad es llevado al hospital en una carretilla de verduras REUTERS Mueren 24 personas en otra jornada de terror contra el nuevo gobierno iraquí Algo más de la mitad de la población del país se encuentra sin empleo que se encontraban en las inmediaciones del mercado donde estalló un coche bomba se manifestaron contra las tropas de EE. UU. que acudían al lugar ABC BAGDAD. Al menos 24 iraquíes murieron ayer- -entre ellos 15 en un atentado suicida en Bagdad- -en la creciente campaña terrorista lanzada tras la formación del nuevo gobierno del chií Ibrahim al Yáfari a primeros de mayo. Un día después de que la violencia se cobrara más de 80 muertos, ayer un terrorista suicida hizo estallar su vehículo en un concurrido mercado del barrio de Yadida, en el este de Bagdad. b Los iraquíes El objetivo del atentatado era provocar una carnicería en el mercado de un barrio popular chií situado a apenas 50 metros de una mezquita suní. Parece clara la intención de estos últimos atentados de provocar un enfrentamiento entre suníes y chiíes. Retratos de Moqtada Pero la reacción de la población que se encontraba en los alrededores fue de cólera contra las tropas estadounidenses. Jóvenes chiíes se manifestaron con retratos del clérigo antinorteamericano, Moqtada Sadr, gritaron consignas contra Estados Unidos y lanzaron piedras contra los vehículos militares norteamericanos que venían al lugar. La explosión destruyó varios coches civiles y un autobús del que el perso- nal de salvamento sacó varios cuerpos carbonizados. Los heridos eran transportados al hospital sobre carretillas de verduras entre escenas de caos, pánico y cólera contra extranjeros y fotógrafos de Prensa. En otro atentado terrorista perpetrado en Bagdad fueron también asesinados un general y un coronel del Ejército. A esta cotidiana violencia se suma también el constante deterioro de las condiciones materiales en el país. Un informe de la ONU realizado con apoyo del gobierno iraquí publicado ayer denuncia que la mitad de la población iraquí está en paro y que un 32 por ciento de la misma vive de empleos precarios en un constante empeoramiento del suministro de energía y de la asistencia sanitaria.