Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
96 JUEVES 12 5 2005 ABC Deportes El Atlético no se clasifica para una competición europea desde que el Lens le eliminó de la UEFA en marzo del año 2000. Jugadores históricos que conquistaron Copas con el club madrileño afirman que la semifinal de Copa de hoy es la clave para que el club vuelva a ser grande ANTECEDENTES LUIS GARDE Un partido para ganar el futuro TEXTO TOMÁS GONZÁLEZ- MARTÍN El mejor ejemplo, la remontada de la Intercontinental Las máximas remontadas que el Atlético ha logrado en la Copa han sido de dos goles de desventaja. Lo consiguió dos veces, en ambos casos con un 3- 1 en contra. La primera, en 1953 frente al Español. Eran los cuartos de final y los rojiblancos vencieron en el Metropolitano 5- 2. La segunda, en las semifinales de 1961, ante el Valladolid. El cuadro madrileño triunfó por 3- 0. MADRID. Torres afirma que nos jugamos el año Enrique Cerezo y los ex jugadores históricos del Atlético, aquellos que conquistaron Copas como la final que hoy afronta el equipo, destacan que esta semifinal pone en juego más que un año: Significa el porvenir el club, la oportunidad de volver a Europa, al sitio que nos corresponde Lo dicen hombres como Adelardo, Collar, Rivilla y Calleja, que en 1961 se adjudicaron el título frente al Real Madrid en el Bernabéu (3- 2) luego de remontar unas semifinales muy duras. Vencieron al Valladolid 3- 0 después de perder en Zorrilla 3- 1. Hombres como Quique Ramos, que en 1987 superó las semifinales frente al Real Madrid al marcar dos goles en el Calderón (2- 0) que dieron la vuelta al 3- 2 sufrido en el Bernabéu. Hombres como Capón, que celebró las Copas de 1972 y 1976. Esas dos semifinales de 1961 y 1987 fueron las únicas en que el cuadro rojiblanco remontó en el segundo partido tras un resultado inicial adverso. Hoy afronta una tercera ocasión que es clave para los intereses de la entidad. Adelardo es elocuente: El Atlético necesita este trofeo. Sería el primer paso para salir del hoyo maldito al que nos llevó la intervención judicial y el descenso, para volver a ser respetados. Si regresáramos a Europa sería el momento de formar un equipo de futuro, con tres fichajes al año, no los diez cambios de jugadores por temporada. Y si hay que vender el campo para sanear la economía, que se venda Adelardo: Hay que ganar al Osasuna y después la Copa, el Atlético necesita este título para salir del hoyo maldito Rivilla: Conquistar la Copa significaría volver a Europa, realizar fichajes acordes con la importancia del club... y si hay que vender el estadio, que se venda Calleja: Permitiría hacer fichajes de calidad y acabar con los de medio pelo Collar apela a la creación de un conjunto más competitivo: Vencer al Osasuna y después ganar la Copa permitiría pensar en la siguiente temporada con la meta de hacer fichajes para pelear en Europa, de formar un equipo completo, sin cambiar tantos jugadores. En mi época se realizaban tres o cuatro fichajes, pero muy buenos Calleja destaca la necesidad de una columna vertebral en el once: Ojalá se consiga la Copa para regresar a Europa y formar un equipo como el que nosotros teníamos. Hay una columna vertebral con los centrales y Torres, pero el chaval está solo, desasistido. Se deben hacer tres o cuatro contrataciones de calidad cada año, no podemos tener tantos jugadores de medio pelo Quique Ramos es contundente en el significado de esta semifinal copera: Hoy es la última oportunidad para romper esta mala racha de años sin títulos. El descenso fue una mala experiencia y es la hora de volver donde, por historia, debemos estar, en las copas europeas Admite que debe va- riarse la política de contrataciones: Se han realizado muchas cada año y eso no es bueno. Hay que conseguir un equipo y reforzarlo con dos o tres hombres anualmente, pero es muy difícil lograr que los fichajes se adapten y quizá no hemos acertado con ellos Capón es claro en la visión de futuro: Ganar la Osasuna y luego alcanzar la Copa recuperaría la ilusión del equipo y de la afición, pero entonces habría que acabar con esa política de fichar jugadores libres y cedidos e iniciar un trabajo para contratar jugadores del nivel que siempre tuvo el Atlético y no vender futbolistas válidos El presidente, Enrique Cerezo, mira hacia atrás para ver hacia adelante: Si la Liga de Campeones se hubiera impuesto en los años cincuenta, el Atlético habría sido un clásico de las Copas de Europa porque siempre quedaba entre los cuatro primeros. Ahora tenemos la posibilidad de lograr este título, de regresar a Europa, de devolver al club al sitio que le corresponde La más importante. La alcanzó en la Copa Intercontinental de 1975, El Independiente ganó 1- 0 en Buenos Aires. En Madrid, el 10 de abril de ese año, el Atlético conquistó el galardón al imponerse por 2- 0, goles de Irureta y Ayala. La que pudo ser histórica en la Copa. En 1932, en octavos de final y militando en Segunda, se enfrentó al Alavés, entonces en Primera. Perdió 7- 1 en Vitoria y en el Metropolitano venció 6- 0. En el desempate, cayó por 3- 1. El título traerá fichajes de calidad Rivilla está de acuerdo con esa venta del Calderón como una solución de futuro que hoy debería potenciarse en el campo: Ganar la Copa sería abrir un horizonte más claro para acabar con cinco años de transición. Volver a Europa colocaría al club donde estaba acostumbrado, un equipo que disputaba finales y se codeaba con los grandes. Habría que hacer fichajes acordes con la importancia del club y si hay que vender el campo que se haga, como yo viví con el Metropolitano Atacado el autocar del Osasuna Un grupo de unas 15 personas sin identificar lanzó varios objetos contra el autobús del Osasuna a su llegada al hotel de Madrid, informa Efe. Fue en el cruce de las calles José Abascal y Modesto Lafuente, a cincuenta metros del hotel de concentración de los navarros. Una piedra alcanzó una luneta del vehículo y causó la rotura de ésta y varios desperfectos de chapa, aunque ningún daño personal. Loa atacantes, que no llevaba ningún símbolo identificativo, también lanzaron latas de cerveza. El ambiente de hoy será mágico, con 55.000 rojiblancos empujando a su equipo