Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 12 5 2005 Economía 87 Expomanagement 2005 Las puertas del Palacio Municipal de Congresos del Campo de las Naciones de Madrid se abrieron ayer a las 9 de la mañana para celebrar la primera de las dos jornadas de Expomanagement 2005, el mayor foro europeo de gestión empresarial cuya organización corre a cargo de la compañía multinacional HSM y que ha conseguido reunir en nuestro país por tercer año consecutivo a los mayores representantes del management actual. Más de 2.000 ejecutivos tuvieron la oportunidad de acceder a las ponencias de los cabezas de cartel de esta primera jornada: Larry Bossidy, ex presidente y ex director general de Honeywell Internacional Inc; Martha Rogers, una de las máximas figuras de la estrategia de negocio centrada en los clientes; y Deepak Chopra, considerado, experto en desarrollo potencial humano. El plato fuerte de la jornada fue la intervención del ex presidente del BCE, Wim Duisenberg, que compartió su experiencia en el área económica, resaltando la situación de Estados Unidos en la era post- 11 S o las perspectivas de crecimiento económico europeo para los próximos años. vertirse en la divisa patrón del comercio internacional desplazando a la libra esterlina, que hasta 1960 había reinado sin competencia de ningún tipo. El proceso, por tanto, será lento, recordó. A la conferencia de Duisenberg, titulada Perspectivas de crecimiento económico para los próximos años. Consideraciones para el sector de automoción asistió una nutrida representación de la industria española del motor. Entre ellos se encontraba el director- secretario general de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles (Anfac) Luis Valero Artola, que señaló la importancia que para este sector puede tener la evolución de los tipos de interés y la política monetaria de países como China y Japón, que tienen devaluada su moneda artificialmente. En este sentido, recordó que hace pocas semanas, los tres grandes, General Motors, Ford y DaimlerChrysler han expresado una queja formal, por lo que consideran competencia desleal y solicitan una revaluación de las monedas de ambos países. Wim Duisenberg, en un momento del encuentro celebrado ayer en Expomanagement SIGEFREDO Duisenberg reprocha a China y Japón que estén financiando el déficit de EE. UU. El ex presidente del BCE prevé tensiones sociales por la ampliación de la UE b La incorporación de diez nuevos países al euro obligará al BCE a aplicar un sistema de rotación de sus miembros similar al de la Reserva Federal americana F. DEL BRÍO MADRID. El ex presidente del Banco Central Europeo, Wim Duisenberg, fue ayer una de las personalidades destacadas en la jornada inaugural de Expomanagement 2005, el mayor foro europeo de gestión empresarial, organizado por la multinacional HSM, y que reúne en nuestro país por tercer año consecutivo a los principales representantes del management actual. Duisenberg, que fue presentado por el consejero delegado de ABC, Santiago Alonso Paniagua, reprochó a China y a Japón que estén financiando el déficit norteamericano mediante la inversión de sus cuantiosas reservas. Esta circunstancia, según él, estaría desestabilizando el mercado cambiario internacional y no vale que el secretario del Tesoro norteamericano, John Snow, inste permanentemente a China a que relaje su política de tipo de cambio Según el ex presidente del BCE, este tipo de presiones, de cara a la galería, no causan un efecto apreciable. El ajuste se producirá de forma gradual, por la propia dinámica del mercado. Duisenberg recordó que los nuevos países de la Unión Europea están obligados a adoptar el euro como moneda, por lo que tendrán que ajustar sus eco- nomías de forma notable. Este proceso, según Duisenberg, se extenderá al menos durante diez años, en los que veremos muchas cosas. Una de ellas será la inversión de las empresas de Europa Occidental en los nuevos países, en busca de salarios más bajos, ya que estas naciones también disponen de mano de obra muy cualificada. A su juicio, este proceso provocará tensiones sociales y promoverá reformas estructurales en los actuales países del euro. Duisenberg señaló que parte de la industria del software, que en su día emigró a países como China o la India, se está empezando a desplazar hacia los países de la ampliación. El ex presidente del BCE hizó tam- bién referencia a los cambios que deberá afrontar esta institución cuando los nuevos países de la UE se incorporen al euro. El actual esquema- -los doce gobernadores centrales más otros seis consejeros- ha ido muy bien hasta ahora, pero no será posible cuando haya otros diez países en la moneda única dijo, por lo que apuntó que habrá optar por un sistema de rotación como el que utiliza la Reserva Federal norteamericana. No obstante, recordó que los grandes países de la UE, entre los que se encuentra España, mantendrán su peso en el consejo del BCE. Duisenberg también recordó que el euro es una moneda joven y que el dólar tardó más de sesenta años en con- La balanza comercial americana registra el mejor dato en seis meses ABC WASHINGTON. El déficit comercial de Estados Unidos se redujo en 5.600 millones de dólares en marzo, hasta los 55.000 millones, su nivel más bajo en los últimos seis meses, según los datos publicados ayer por el Departamento de Comercio estadounidense. Esta cifra es mejor que las expectativas de los analistas, que esperaban que los números rojos de la balanza comercial superara los 61.000 millones de dólares en marzo. En febrero, el déficit había registrado un nuevo máximo histórico al llegar a los 61.700 millones de dólares, siguiendo la tendencia al alza del último año. Las exportaciones de bienes y servicios aumentaron en 1.500 millones de dólares, hasta alcanzar la cifra récord de 102.200 millones, por el aumento de las ventas en el área de bienes de capital y en el de bebidas y alimentos, mientras que el aumento de las exportaciones de servicios fue especialmente importante en el ámbito de viajes, servicios de transporte y otros servicios privados. En marzo, las importaciones cayeron en 4.100 millones de dólares, hasta los 157.200 millones de dólares, debido principalmente a la disminución de las importaciones de bienes, en especial, de bienes de consumo, vehículos y componentes de automóviles. El déficit comercial de Estados Unidos con China se redujo en 1.000 millones de dólares en marzo, hasta los 12.900 millones de dólares. Las exportaciones con este país aumentaron en 200 millones y las importaciones cayeron en 700 millones. Estas cifras reflejan la reducción de las importaciones de productos textiles en un 21,2