Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 12 5 2005 Sociedad 49 Muere uno de los tres linces nacidos en cautividad en Doñana a finales de marzo La muerte de una de las hembras se produjo en una pelea con el macho, que resultó herido b Los expertos en felinos asegu- ran que las peleas entre hermanos suelen ser habituales. Es probable que la muerte se haya producido por mordedura en la tráquea A. A. L. MADRID. Uno de los linces que nacieron en cautividad el pasado 28 de marzo en el centro de El Acebuche en Doñana murió en la madrugada de ayer víctima de una pelea con sus hermanos. El ejemplar que resultó muerto es una de las hembras, Brezina, y de la pelea también salió herido el macho, Brezo. Según informó ayer en una nota el Ministerio de Medio Ambiente, los técnicos han retirado de la zona de reproducción al ejemplar herido para valorar su estado y curar las heridas. Asimismo, se ha solicitado la colaboración de un traumatólogo especializado en felinos, que ha confirmado que no tiene ninguna fractura, aunque pre- senta magulladuras de pronóstico reservado. Mientras, la madre, Saliega, continúa cuidando al tercer cachorro. Agresiones habituales Los expertos en felinos aseguran que las peleas entre hermanos suelen ser habituales, incluso cuando son pequeños, y hay pruebas de ejemplares tanto en cautividad como en la naturaleza que demuestran las agresiones por rivalidad. En este caso, los cachorros- -los primeros que nacen en cautividad en el mundo- -estaban jugando y de repente comenzaron a agredirse los dos más grandes. Al parecer, la madre se dio cuenta de lo que estaba ocurriendo y corrió hacia ellos para intentar separarlos, pero el incidente se produjo con tal rapidez que no pudo llegar a tiempo. Es muy probable que la muerte se haya producido por mordedura en la tráquea, aunque los datos concretos se conocerán una vez finalizada la necropsia. Desde Medio Ambiente, la Junta de Brezina, Brezo y Brisa, de izquierda a derecha, en una imagen del 21 de abril Andalucía y el equipo del Plan de Cría en Cautividad del Lince Ibérico lamentan lo sucedido, pero aseguran que cualquier tratamiento invasivo de la cría conllevaría una serie de graves perjuicios que podrían poner en peligro el éxito del programa y la futura reintroducción en la naturaleza de los ejemplares En este sentido, y conscientes de que están trabajando con animales salvajes consideran que es preferible asumir este tipo de riesgos a EFE manipular a los animales El equipo encargado del programa de cría en cautividad ha decidido no volver a introducir al lince herido en la zona de reproducción para garantizar su completo restablecimiento. En este momento, los cachorros están en la fase denominada peridestete durante la que pueden comenzar a comer alimentos sólidos, por lo que no es imprescindible que siga bajo los cuidados de la madre.