Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 Internacional JUEVES 12 5 2005 ABC SEVERO MOTO Presidente del Partido del Progreso de Guinea Ecuatorial Desde el Estado Mayor me aseguran que Moratinos ha dado orden de eliminarme MADRID. Severo Moto (Sevilla de Niefang, parte continental de Guinea Ecuatorial, 1943) preside el autoproclamado gobierno guineano en el exilio. Es periodista, maestro de escuela y ex seminarista. Teodoro Obiang Nguema le nombró secretario de Estado de Información y Turismo dos años después de su golpe de Estado de 1979, cargo que ocupó sólo unos meses debido a las presiones que recibía. Tiene asilo político en España desde 1986. ¿Se ha entrevistado ya con las autoridades españolas para explicarles su viaje a Croacia? -No he tenido la más mínima oportunidad, a pesar de haberlo pedido. Me da la sensación de que el Gobierno español está pendiente de estudiar la posibilidad de desposeerme de mi condición de asilado y enviarme- -a Guinea Ecuatorial desde luego que no- -a Suráfrica o de permitirme que elija mi próximo exilio. Sí, me he presentado ante la Policía, en la comisaría de Moratalaz, a la que expuse todo lo que me pasó y contesté a todas las preguntas. ¿En qué otro país se exiliaría? -La primera vez hablaron de buscar un país hispanoamericano pobre, pero bien relacionado con España que aceptara rápido. La extradición a Guinea la dan por zanjada porque sería entregar a alguien para matarle. Pero sacarme de España y enviarme a otro país es, según las declaciones, el programa que tiene preparado el Gobierno, para lo que podrían convocar la comisión de asilo y refugio. He recibido ofertas de refugio. En Croacia me aseguraron que, si lo pidiera, me ofrecerían asilo. ¿El Gobierno croata? -Por lo menos las autoridades con las que contacté. Pero si un país africano aceptara acogerme, yo iría allí, con todos los riesgos que supone ir a África, donde la larga mano asesina de Obiang ha establecido controles. -Uno de los principales diarios croatas, el Jutarnji List afirmó que su objetivo era comprar armas. -En Croacia me propusieron buscar financiación y apoyo para mi partido y el gobierno en el exilio. Eso fue lo que me dijo el que me sacó de España. El primer viaje fue el 8 de marzo, pero como no logré la financiación, volví el día 19 de ese mes. El diario List, que sacó esa información antes de que se publicara mi entrevista con el semanario Globus, me trató como golpista y amigo de (Mark) Thatcher, pero nunca me llegó a contactar. Aunque es un periódico oficial, lo que pretendía era cubrirme de basura, ligándome con el tráfico de armas. El belga Christian Philippart de Foix me llevó ante un director gerente de una fábrica de armas, que vende a la OTAN, al que me entregó. El opositor dice que no ha tenido ocasión de explicar al Gobierno su terrible y lúgubre odisea en Croacia y afirma que fue a buscar financiación para su partido, de armas nada TEXTO CARMEN MUÑOZ FOTO ÁNGEL DE ANTONIO Severo Moto, ayer en Madrid Exteriores expresa su preocupación por los opositores detenidos el domingo ABC MADRID. El ministro de Exteriores y de Cooperación, Miguel Ángel Moratinos, se entrevistó ayer en Madrid con su homólogo Pastor Michá Bile, tras una solicitud repentina por parte del ministro de Guinea Ecuatorial. No se informó previamente ni la cita concluyó con la habitual rueda de prensa. Fuentes diplomáti- cas señalaron que Moratinos y Michá no hablaron de la situación en España del opositor Severo Moto, después del anuncio del Gobierno de que su estatuto de refugiado está sometido a estudio tras su polémico viaje a Croacia. Moratinos expresó su preocupación por la detención, el pasado domingo en el aeropuerto de Malabo, de diez militantes del partido opositor Convergencia para la Democracia Social (CPDS) cuando se disponían a viajar a Madrid para participar en un seminario. Michá aseguró que su gobierno dará una inmediata y satisfactoria solución al caso Malabo informó el lunes de que fueron detenidos por negarse a los controles de emigración y arremeter contra la Policía No le conocía de nada. Si es cierto que fui a buscar armas y mercenarios ¿por qué no lo investigan? Es la coartada de Christian: si le pongo en manos de estos, pensarán que ha ido a buscar armas. Reto a todos a que investiguen, yo iba a buscar financiación para mi partido y mi gobierno, de armas nada. ¿Precisamente en Croacia? -Porque lo propuso el que me llevó, Christian Philippart de Foix. Yo reconozco que caí en la trampa. ¿Quién estaría, a su juicio, detrás del supuesto complot para asesinarle, además del dictador Obiang? -El complot nace desde Guinea, evidentemente. Lo que ha llegado a aterrarme es que en el viaje del señor Moratinos a Guinea Ecuatorial en febrero, Obiang acepta todas sus peticiones y le pide a cambio mi cabeza. Esta información me llega a través de amigos íntimos de centros de poder españoles. Cuando Moratinos vuelve de Guinea, me llaman y me aseguran desde el Estado Mayor del Ejército español que el ministro ha dado orden de que se elimine a Severo Moto. ¿Conoce al general croata Iván Anabak, ex jefe de inteligencia militar con el ex presidente Tudjman, acusado de crímenes de guerra? -Conozco a Iván. En los prolegómenos de mi aparición pública me presentaron a un general que me empezó a hablar en un español perfecto, después de mes y medio sin hablar mi idioma. Tiene esposa manchega y dos niñas. ¿Cómo explica que su nombre aparezca detrás de varios intentos de derrocar a Obiang? -Porque Obiang cree que llegar al poder en Guinea Ecuatorial sólo puede ser a través de un golpe, no con elecciones. Considera que cuanto más marrón de golpe caiga sobre mí, más aplastado estaré en mi actividad política. Pero el golpista santificado por Occidente y todos los países del mundo es Obiang. Elección tras elección monta un nuevo golpe. Mi solución son las elecciones libres, legalización de partidos, retorno en libertad de tantos exiliados que se pudren en el exterior y libertad para los presos políticos. Este mensaje no le va a él ni a sus grandes protectores a nivel internacional, empezando desde España. Tendrá que probar si soy un golpista como él. ¿Considera insuficiente la posición del Ejecutivo español en relación con la dictadura guineana? -Es suficientemente positiva para Obiang, pero para la oposición y el pueblo es nula, como no sean intereses espúrios, sobres y maletines. ¿No se siente seguro en España? -Ni yo ni los que me rodean, guineanos y españoles.