Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 12 5 2005 29 Severo Moto asegura que fue a Croacia a buscar financiación para su partido, pero no armas contra Obiang Corea del Norte afirma haber completado la extracción de 8.000 barras de combustible nuclear Una avioneta despistada provoca el pánico en la Casa Blanca y el Congreso Cazas F- 16 llegaron a disparar bengalas de advertencia contra el espacio aéreo restringido sobre la capital de Estados Unidos provoca la mayor alarma en Washington desde el 11 de septiembre PEDRO RODRÍGUEZ CORRESPONSAL WASHINGTON. Una avioneta modelo Cessna 150 provocó ayer, en torno al mediodía, la mayor alarma registrada en la capital de Estados Unidos desde la ofensiva terrorista del 11- S. La no autorizada intrusión de este aparato monomotor, procedente de Pensilvania, dentro del muy restringido espacio aéreo sobre la ciudad de Washington forzó el desalojo temporal de múltiples edificios oficiales, la evacuación de altos cargos y el despliegue de una pareja de aviones de combate F- 16. Toda una espiral de medidas de seguridad que podría haber terminado con el derribo de la despistada avioneta, tripulada por un instructor de vuelo y su alumno, identificados como Jim Sheaffer y Troy Martin. El episodio escaló hasta el punto de que los dos interceptores despachados por el Norad (North American Aerospace Defense Command) se vieron obligados a lanzar bengalas de aviso para cambiar el rumbo de la Cessna, que durante su incursión ilegal habría logrado situarse a menos de cinco kilómetros de la Casa Blanca. Finalmente, la avioneta con destino a Carolina del Norte fue forzada a aterrrizar en un aeródromo civil situado a unos 80 kilómetros al noroeste de la capital en una maniobra seguida por helicópteros Black Hawk Tras el aterrizaje, los ocupantes fueron detenidos por agentes de la Policía estatal de Maryland. b La amenaza El piloto de la avioneta fue detenido tras ser obligado a aterrizar sobre intrusiones no autorizadas sobre la capital se encuentra un nuevo equipo de rayos láser programado para emitir visibles señales intermitentes. Según fuentes militares, cada día se producen dos o tres incursiones en el espacio aéreo de Washington pero AP AP comienzo de mes. El Ejército norteamericano asimismo anunció la muerte de 15 soldados en tan sólo tres días a consecuencia de varios ataques de la insurgencia, aunque se insiste en que sólo tres de las muertes ocurrieron durante la operación Matador contra la insurgencia. En todo caso, se trata de uno de los peores balances en un periodo tan breve para las tropas norteamericanas. Amenazas de Al- Zarqaui Así las cosas, en un comunicado difundido a través de internet, el grupo del terrorista Abu Musab al- Zarqaui promete más ataques contra la intervención norteamericana y el régimen iraquí. La unidad de los candidatos al martirio ofrecerá sus héroes y atacará a los apóstatas será como un volcán en ebullición afirma. Las actuales medidas de seguridad habrían permitido el derribo del aparato si hubiese seguido avanzando sin llegar hasta los extremos de ayer. El pasado 27 de abril, el presidente Bush fue evacuado al búnker de la Casa Blanca y el vicepresidente Cheney fue trasladado a un lugar secreto ante una anomalía de radar quizá una bandada de pájaros o lluvia concentrada, que fue confundida con un avión dentro de la zona de vuelo restringida. El 9 de junio de 2004, dos días antes de los funerales de Ronald Reagan en Washington, la sede del Congreso también fue evacuada por los problemas de identificación del avión que trasportaba al gobernador de Kentucky, Ernie Fletcher. El susto sorprende a Bush de paseo en bicicleta y a Cheney trabajando P. R. WASHINGTON. Las alertas de seguridad que ya empiezan a convertirse en parte de la vida cotidiana de Washington son también una indiscreta instantánea sobre las actividades diarias de la cúpula gubernamental. El susto de ayer, en una perfecta jornada de primavera, sorprendió al presidente Bush paseando en bicicleta por una bucólica reserva natural. En contraste, el vicepresidente Cheney se encontraba trabajando dentro de la Casa Blanca No hubo desalojo del Pentágono maron las calles de Jalalabad a los gritos de muerte a Estados Unidos muerte a George Bush larga vida al Islam, larga vida al Corán Los manifestantes, fuera de control, atacaron varios lugares considerados simbólicos de la presencia occidental en Afganistán, como el ministerio de la condición femenina, las oficinas de la ONU y de varias ONG, la comisión electoral afgana y el consulado de Pakistán. Las Naciones Unidas han anunciado una reducción temporal de su personal en Jalalabad. Estos disturbios resultan especialmente inquietantes por producirse en la región con mayor presencia de fuerzas rebeldes. En cumplimiento de los procedimientos de seguridad establecidos desde el 11- S, durante casi media hora se desalojaron una serie de edificios emblemáticos de Washington como la Casa Blanca, el Congreso federal, la sede del Tribunal Supremo y el Departamento del Tesoro. Pero no el Pentágono, cuyos 20.000 ocupantes no vieron interrumpida su jornada de trabajo a pesar del ataque sufrido hace cuatro años y que se saldó con 189 víctimas mortales. Scott McClellan, portavoz de la Casa Blanca, confirmó la existencia de protocolos que habrían permitido la destrucción de la avioneta si hubiera continuado su aproximación al centro de Washington. Entre los sistemas instalados para alertar a pilotos antes de ser evacuado a un lugar secreto fuera de la sede del Ejecutivo. Durante la alarma, Laura Bush estaba en la mansión presidencial reunida con la ex primera dama Nancy Reagan. Al inicio de su primer mandato, los ligeros hábitos de trabajo de Bush también quedaron en evidencia cuando un perturbado ex funcionario de Hacienda se acercó armado hasta la Casa Blanca en febrero de 2001. Aquella incursión- -en la que el Servicio Secreto logró reducir al amenazador pistole- ro con un certero disparo en la rodilla derecha- -sorprendió en plena jornada laboral a Bush haciendo gimnasia en su residencia mientras que Cheney estaba en su despacho del ala oeste. La intrusión de ayer ha sido el segundo sobresalto de esta semana para los escoltas de George W. Bush. Durante la simbólica visita de este martes a la República de Georgia se habría encontrado una granada de mano desactivada entre la multitud congregada en Tiflis.