Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 JUEVES 12 5 2005 ABC Internacional Un iraquí herido era atendido ayer en una clínica de Faluya REUTERS Un trabajador de un hospital pasa junto a los cuerpos de varias víctimas en Hawiya Baño de sangre en Irak el día en que EE. UU. asigna 82.000 millones de dólares al conflicto Mueren al menos 73 personas en cinco atentados suicidas en Tikrit, Kirkuk y Bagdad b La campaña terrorista coincide con la operación Matador del Ejército norteamericano, que afirma haber matado a más de cien insurgentes en estos días ABC BAGDAD. Al menos 73 personas murieron ayer en Irak en cinco atentados en Bagdad y en el norte, durante una de las jornadas más sangrientas que ha conocido el país desde la formación de nuevo gobierno a finales de abril. Una campaña terrorista que tiene lugar al mismo tiempo que el Congreso norteamericano asignó 82.000 millones de dólares para financiar la intervención en Irak y Afganistán y otras eventuales operaciones contra el terrorismo en todo el mundo. La sangrienta jornada de ayer ocurría también al mismo tiempo que un millar de soldados estadounidenses continuaban su operación- -denominada Matador -en la región del noroeste, fronteriza con Siria, en la que aseguran haber matado a más de cien insurgentes. El más sangriento de los atentados de ayer tuvo lugar en Tikrit, feudo del derrocado Sadam Husein, donde al menos 38 personas perdieron la vida al estallar un coche bomba estacionado delante de una terminal de autobuses, en un momento de gran afluencia de viajeros. La ciudad fue después tomada por cientos de efectivos de las fuerzas de seguridad que establecieron el toque de queda en toda la localidad. Un coche de marca alemana y fabricado en Brasil causó la explosión precisó una fuente policial. nas e hiriendo a ocho. En el barrio de Al Yadida, la explosión de otro coche bomba dejó dos heridos. Y en la zona de Al Mansur, un tercer atentado con coche bomba hirió a nueve personas. En el marco de esta cruenta ofensiva, el gobernador de la provincia de Salahadin- -donde se encuentra la ciudad de Tikrit- -afirmó haber escapado casi de milagro a un atentado contra su vida en la localidad de Baiyi, a 200 kilómetros al norte de la capital. El ataque fue reivindicado por el grupo terrorista Ansar al Sunna, vinculado con la red Al Qaida, en un comunicado puesto en los muros de los principales edificios públicos de Baiyi. Desde la reciente formación del nuevo gobierno se han multiplicado de forma espectacular los atentados con coche bomba, que han provocado la muerte de casi 400 personas desde el Bastión de la insurgencia Más al norte, en la ciudad Hawiya, al oeste de Kirkuk, 32 personas murieron cuando un terrorista suicida hizo estallar su cinturón de explosivos en medio de una cola de aspirantes a ingresar en el Ejército. Hawiya es considerada uno de los principales bastiones de la guerrilla, sin que las numerosas operaciones militares efectuadas por las tropas norteamericanas hayan conseguido reducir la actividad rebelde. En Bagdad, por otro lado, tres personas murieron y otras 10 resultaron heridas por la explosión de tres coches bomba y de una bomba casera. En el barrio de Dora, al sur de la capital, otro coche bomba estalló junto a un puesto policial matando a tres perso- Revuelta en Afganistán por profanaciones al Corán ABC KABUL. Al menos cuatro personas murieron en varias manifestaciones en Afganistán, provocadas por una información publicada en el semanario norteamericano Newsweek, que asegura que soldados estadounidenses en Guantánamo tiraron a las letrinas ejemplares del Corán para humillar a los prisioneros encerrados en aquel campamento militar, sin juicio a la vista y en un limbo legal. Las primeras manifestaciones para protestar contra esa profanación del libro sagrado de los musulmanes ocurrieron en la vecina Pakistán, de donde se trasladaron al sur y sureste de Afganistán. Las principales protestas tuvieron lugar en Jalalabad, donde la concentración se convirtió en una batalla campal en la que murieron al menos cuatro personas y varias decenas resultaron heridas. Varios miles de manifestantes to-