Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 Nacional JUEVES 12 5 2005 ABC Una mujer rapta a un bebé de dos días en un hospital de Barcelona Los Mossos d Esquadra encuentran a la niña en el ascensor de un edificio envuelta en papeles b La familia Hidalgo, con padre gitano y madre paya, vivió en la angustia desde las siete de la tarde del martes hasta que ayer los Mossos recuperaron a Mónica DOLORS MASSOT BARCELONA. Mónica, un bebé de apenas dos días, estaba en brazos de su madre (que también se llama Mónica) en su habitación. Eran las siete de la tarde del martes. Estaba con ellas una mujer a la que la madre había conocido el lunes contemplando a los bebés del Hospital del Mar. La extraña dijo que cuidaba a su progenitora, ingresada en otra planta. Ahora se encontraban en la habitación 03 del servicio de Obstetricia, que da directamente a la calle. Mirando al retoño, aquella mujer confesó que no podía tener hijos. La madre se incorporó para ir a fumar un cigarrillo. No había nadie más que ellas allí, porque la compañera de habitación estaba de parto. Al volver, se produjo el desgarro: el bebé había desaparecido y también la desconocida. Jesús Hidalgo, el padre, arrancó a llorar y rápidamente avisó a toda la familia, que desde entonces hizo guardia en el vestíbulo de entrada del Hospital del Mar. Todos habrían dado la vida por recuperar a la pequeña. La más afectada era la bisabuela, Rosario Cortés, de 63 años, que no dejaba de pedir al cielo y a la gente que por favor nos devuelvan a la niña Habló para las televisiones hasta que le pudo el agotamiento de la noche en vela, y daba las gracias a los medios de comunicación mientras se quejaba del trato en el hospital ya que, según ella, ningún doctor se ha acercado para consolarnos o explicar qué ha ocurrido El Hospital del Mar se limitó a emitir una nota en la que daba cuenta de lo sucedido y aseguraba que se había efectuado una batida para hallar a la pequeña. Lo cierto es El padre del bebé aguarda noticias consolado por un familiar que la mujer pudo llevarse al bebé de la habitación y en menos de un minuto ya estaría en la calle. Mónica, la madre, explicó que se hacía llamar Sara, aparentaba unos veinte años y parecía de etnia gitana, según la Policía. ELENA CARRERAS Larga espera La madre fue trasladada de habitación poco después de las 19.20 horas del martes, y la Policía tomó huellas, para lo que se desmontó la puerta, se estudió un vaso y se llegó a girar el colchón. A ella la sedaron. Según su cuñada Judith, entró en depresión La espera fue larga y penosa, con informaciones contradictorias, porque al principio pareció que habían hallado al bebé en el Hospital de Mataró. Un bulo. Por suerte, antes de que se des- mintiera esa noticia, llegó la realidad. A la pequeña Mónica la encontró una mujer, que avisó a los Mossos d Esquadra. Estaba en un ascensor, envuelta en papeles, en un inmueble de la avenida América de Badalona. Fue trasladada al Hospital Can Ruti de la misma ciudad, donde se confirmó que aquel bebé llevaba en el cordón umbilical el mismo número de identificación que la desaparecida. A las 18.55 horas Mónica hacía de nuevo una toma en brazos de su madre. Queda por esclarecer quién fue la secuestradora y si sufre algún trastorno mental. Lo que para Isabel, prima de la madre, es patente es que cuando se enteró de que había robado una cría de familia gitana, pensó que iríamos a buscarla hasta el fin del mundo