Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 12 5 2005 Nacional 19 EL DEBATE SOBRE EL ESTADO DE LA NACIÓN LOS NACIONALISMOS CiU acusa a Zapatero de traición por no aceptar una nueva financiación Duran pide que no jueguen con las propuestas catalanas S. N. MADRID. El portavoz del Grupo Parlamentario de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, acusó al presidente del Gobierno de traicionar a Cataluña, pues, a su juicio, el compromiso del jefe del Ejecutivo de aceptar el nuevo Estatuto que salga del Parlamento Catalán queda anulado por su negativa a que el texto incluya un modelo de financiación específico. Pero cuando le exigió a Zapatero que acepte la inclusión de la fórmula financiera en el texto estatutario, el presidente del Gobierno señaló que son dos territorios distintos que en todo caso el modelo autonómico debe ser aceptable por todas las comunidades y, sobre todo, mantener la solidaridad interterritorial. Duran Lleida utilizó el discurso de investidura de Zapatero de hace un año como base para sus intervenciones. Así, abrió fuego asegurando que la situación actual del Estado no es tan idílica como dice Zapatero, ni tan apocalíptica como dice Rajoy aunque consideró que si hay algo que define este primer año de Gobierno es la escasa actividad legislativa El portavoz de CiU fue especialmente duro cuando se refirió a Cataluña, pidiéndole tanto al presidente del Gobierno como al líder del PP, Mariano Rajoy, que no jueguen con las propuestas catalanas señalando a ambos como responsables de la alarma social creada en torno a la reforma del Estatuto. Estamos hartos de que se nos presente poniendo la mano con la intención de expoliar al resto de comunidades autónomas afirmó Duran. Según explicó, de lo único que se trata es de que Cataluña tiene un déficit financiero que se debe solucionar y garantizar a la vez el progreso y el bienestar social para los catalanes. Así, insistió en que el Estatuto debe incluir el sistema de financiación, algo en lo que están de acuerdo todos los partidos catalanes, por lo que, si Zapatero rechaza esta opción, está traicionando a Cataluña El presidente del Gobierno expresó su opinión de que el futuro Estatuto sólo debería incluir principios en materia de financiación, pero no el modelo o el sistema completo, una cuestión que, si bien podría negociarse bilateralmente con los catalanes, como reclaman desde Cataluña, el acuerdo se producirá entre todas las Autonomías, porque a todos afecta La demostración, según Zapatero, de que financiación y Estatuto son territorios distintos es que el tripartito catalán presentó su propuesta de financiación separada de la reforma del texto estatutario. Zapatero reiteró su compromiso con el Estatuto que apruebe el Parlamento catalán, siempre que se cumplan las dos condiciones que ha repetido hasta la saciedad: respeto a la Constitución y un amplio consenso en Cataluña, de dos tercios concretamente. Si esto se cumple, auguró una tramitación fácil en el Congreso, para lo que pidió a CiU que sea un actor constructivo y una fuerza moderada Duran Lleida, en un momento de su intervención ante el Congreso CHEMA BARROSO