Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 11 5 2005 Madrid MANIFESTACIÓN EN VILLAVERDE NO A LA VIOLENCIA, SÍ A LA CONVIVENCIA 35 Una inmigrante participó en la cabecera de la manifestación jan de avanzar. Algunos jóvenes se han quedado atrás comunica un policía nacional por walkie ¡Uy, seguro que algo traman! opina un señor mayor desde un montículo cercano. Finalmente avanzan, hasta que enfilan la última recta. Carreras, gritos, insultos, algún contusionado... la tranquilidad que ha presidido toda la manifestación se rompe los últimos diez minutos en la cola. Los protagonistas, varios grupos de jóvenes, aunque la policía aborta inmediatamente cualquier amago de incidente. Lo importante está delante, donde la multitud rompe en aplausos al llegar al banco donde sucedió el crimen. El comportamiento de ha sido ejemplar y la respuesta vecinal, magnífi- La indignación vecinal se hizo patente a lo largo de la tarde FOTOS: ÁNGEL DE ANTONIO Detenidos 48 jóvenes relacionados con bandas latinas en ocho meses En los últimos ocho meses un total de 48 presuntos miembros de bandas latinas, entre mayores y menores de edad, han sido detenidos en la Comunidad por el Cuerpo Nacional de la Policía, según informó ayer el director de la Policía, Víctor García Hidalgo, durante su comparecencia ante la comisión de Interior del Congreso. Desde septiembre de 2004, la Brigada Provincial de Información, cuenta, según García Hidalgo, con el Grupo XXII, dedicado en exclusiva a la identificación de los miembros de bandas como Latin Kings, Ñetas, y Dark Latin Globers García Hidalgo dijo estar profundamente preocupado por esta nueva realidad delincuencial y, en concreto, por los sucesos ocurridos en Villaverde, donde la Jefatura Superior de Policía, dijo, había fijado su atención preferente desde hacía más de un mes. Para combatir estos grupos, García Hidalgo apostó por la especialización de los agentes dedicados a ello. ca valoran el concejal- presidente de la Junta de Villaverde, Carlos Izquierdo, y el director general de Inmigración de la Comunidad, Carlos Clemente. Acudieron también Trinidad Jiménez, portavoz municipal del PSOE, su homóloga de IU, Inés Sabanés, el coordinador regional de IU, Fernando Marín y la subdelegada del Gobierno, Pilar Gallego. Esperemos que la gente haya calmado sus ánimos y que esto, unido a las medidas prometidas, traigan la normalidad a un distrito donde lo único que queremos es convivir en paz concluye la presidenta de la Asociación de Vecinos de Oroquieta, Teresa González. Horas después, el barrio se echa a dormir en calma, con su sueño aún vigilado por la Policía. CONVIVIR CON RESPETO ANA BOTELLA Segunda teniente de alcalde del Ayuntamiento de Madrid N o hay mayor dolor que el de una madre cuando pierde a su hijo. Es inimaginable. Sólo a través del rastro que ese dolor deja en los surcos de las arrugas se puede llegar a adivinar cómo es ese golpe brutal que nunca se olvidará. Así lo vi en la madre de Manuel González, el joven asesinado en Villaverde. Nada de lo que podemos decirle mitigará un ápice su desconsuelo. Pero tenemos alguna oportunidad de ayudar a esta familia, estamos obligados a recordar a Manuel para evitar que se repitan actos como este, atroz y sin sentido. La convivencia es una tarea difícil en una ciudad tan grande y tan pobla- da en la que el tiempo para la reflexión y la comunicación con la familia y los amigos se está convirtiendo en un artículo de lujo. Esa falta de comunicación está endureciendo a una sociedad en la que las personas nos alejamos más de los problemas de los demás. Por otra parte nuestro país se ha convertido en los últimos años en un país de acogida de inmigrantes, de gentes de otras culturas, con otro color de piel, con otras costumbres. Es en ese ambiente en el que algunos ven el caldo de cultivo del racismo y la xenofobia. Yo creo que no sólo debemos mirar ahí. Tenemos que preguntarnos qué nos está sucediendo, por qué dejamos que nuestros hijos crezcan en un ambiente cada vez más individualista y violento en el que se hace más difícil distinguir entre el bien y el mal, que es la primera referencia que tiene que tener el ser humano. Hasta ahora la violencia callejera parecía una noticia de las páginas de los periódicos en las que se habla de otros países, extraños sucesos que veíamos muy lejos. Estos días nos hemos despertado con la muerte de Manuel a manos de una de las bandas de unos chicos armados que tienen confundido su ideal, porque nadie se ha parado a enseñarles que en la vida hay que ponerse una meta y luchar por alcanzarla, con toda la fuerza de la que seamos capaces pero también con el respeto a los compañeros que tenemos en ese viaje. Esta locura que hemos vivido y que ojalá nunca más se repita, no está provocada por las personas de otra raza o de distinta ideología. Creo que hemos mirado demasiado tiempo hacia otro lado, sin preguntarnos qué hacen nuestros hijos, qué desean, qué buscan en un futuro que se presenta tan difícil. Madrid siempre ha sido una ciudad abierta y tolerante, no es posible que de repente se haya convertido en una ciudad racista y xenófoba. Tenemos que reflexionar sobre cómo podemos ayudar a nuestros jóvenes y, quienes tenemos responsabilidades políticas debemos poner los medios para facilitar que en nuestras ciudades se pueda convivir desde el respeto y la tolerancia, con la meta de la integración de quienes vienen a buscar su medio de vida entre nosotros, y desterrando cualquier forma de violencia que atente contra nuestra convivencia.