Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional DEBATE SOBRE EL ESTADO DE LA NACIÓN MIÉRCOLES 11 5 2005 ABC EL AVAL l PSOE conversa con Batasuna por medio de dirigentes como Eguiguren; prospecta a la Asociación de Víctimas del Terrorismo a través de Peces Barba para saber hasta qué punto estarían dispuestos a aceptar la excarcelación de etarras; legaliza la larga mano de ETA que representa el Partido Comunista de las Tierras Vascas, violando, de este modo, la Ley de Partidos, y, a pesar de todo esto, pretende convencer a la sociedad española de que cumple con el Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo. ¿Por qué habrá llegado a pensar la dirección del partido socialista que la del PP es boba de baba y que la soCÉSAR ALONSO ciedad española carece DE LOS RÍOS colectivamente de criterios o simplemente que está colgada de lo que ellos puedan decir en cada momento? Para llevar a cabo la escalada de compromisos con la que sueña Zapatero, para explorar todas las posibilidades de paz el PSOE necesita mantener formalmente el Pacto antiterrorista. Necesita ese aval. Se trata ciertamente de una coartada. Todo el mundo sabe que se trata de un acto escandalosamente hipócrita, pero es el aval del primer partido de la oposición. Lo que puede permitirle al PSOE la licencia de pactar con los que matan, esto es, hacer pasar lo inconfesable. En los últimos tiempos Zapatero había despreciado el Pacto contra el Terrorismo, pero ahora ha caído en la cuenta de que necesita rehacerlo, ampliarlo al PNV y abrir nuevos márgenes de maniobra. Pero nunca romperlo. Por esa razón los socialistas tratan de explicar que el preámbulo del Pacto mediante el que los dos partidos firmantes se comprometían a no tener relaciones orgánicas con el PNV está ya obsoleto, fuera de contexto político. En aquellos tiempos en los que firmaron el Pacto- -dicen los socialistas- el PNV estaba aún vinculado a ETA por el de Estella, y ya no lo está. Lo que no quieren reconocer los socialistas es que lo que está ocurriendo ahora es algo más grave; ahora es un partido constitucionalista (es un decir) el que avala al Partido Comunista de las Tierras Vascas y le pide los votos para Patxi López. Para todo esto Zapatero necesita el nihil obstat del PP. Es verdad que quieren extrañarlo de la vida pública y dejarlo sin cometido en la Transición bis que están montando, pero, al tiempo, lo necesitan para avanzar en el camino de la infamia. Obviamente, el PP se resiste. Rajoy y Acebes se niegan y esto rompe los nervios de Pepiño Blanco y de Rubalcaba, que, entonces, pasan al terreno que les es propio: el de la desautorización en términos infamantes. Han llegado a decir que, al negarse a renovar el pacto antiterrorista, el PP prefiere que ETA siga existiendo y matando antes de que Zapatero pueda conseguir el triunfo de la paz: lo que ellos llaman la normalización del País Vasco y que en realidad significa entregar ésta a los nacionalistas y al Terror. E Zapatero insistirá hoy en una reforma territorial pactada y sin privilegios Intentará remarcar su centralidad entre el PP y los nacionalistas del Gobierno defenderá la política de vivienda de la ministra Trujillo frente a la demagogia interesada de algunos sectores G. L. A. MADRID. Junto a la polémica antiterrorista, que será protagonista indiscutible del debate que arranca hoy, otro gran bloque temático se prevé que gire en torno a la reforma del Estado de las Autonomías, ante el que Zapatero mantendrá un doble pulso intentando ocupar la centralidad entre el inmovilismo del PP y las reivindicaciones de los nacionalistas. Así, ratificará su apoyo a las reformas estatutarias que gocen de amplio consenso y respeten el marco constitucional, y garantizará que el nuevo modelo de financiación no supondrá privilegios, sino que garantizará la solidaridad atendiendo a las diferentes necesidades de las Comunidades pobres y ricas. b El presidente Rodríguez Zapatero, en un momento de su reciente viaje a Moscú tima de la demagogia y de los importantes intereses que se mueven en este sector. Como grandes objetivos para el próximo curso, el presidente del Gobierno señalará la ley de ayuda a las personas dependientes, a partir de la que quiere construir un cuarto pilar del Estado del bienestar, y el compromiso de que en los Presupuestos para el próximo año el crecimiento se concentre en investigación y cooperación al desarrollo. EFE Avalancha de datos Con carácter general, el discurso de Zapatero se asentará en el cumplimiento de la palabra dada a partir del desarrollo de los compromisos que enunció en el debate de investidura como presidente del Gobierno, y se apuntalará con una avalancha de datos favorables, especialmente en el terreno económico, pero también en otros capítulos como la regularización de la inmigración y la extensión de los derechos ciudadanos. En este capítulo, fuentes gubernamentales indicaron que tiene el propósito de hacer una defensa explícita y cerrada de la gestión de la ministra de Vivienda, María Antonia Trujillo, a la que considera víc- distanciamiento de la política de Aznar, criticada por el PSOE especialmente a raíz de la presencia de España en la guerra de Irak, informa Efe. La guerra de Irak, el precedente Precisamente, la última edición del debate cuando gobernaba el PP, celebrada los días 30 de junio y 1 de julio de 2003, se caracterizó por las intensas acusaciones entre el Gobierno y la oposición por la intervención española en el conflicto, junto con asuntos como la huelga general, la catástrofe del Prestige y el accidente del Yak 42. Entonces, el PP consideró que Zapatero cometió graves errores en un discurso calificado de irreal y catastrofista mientras que el PSOE valoró su intervención como firme y contundente Empleo y productividad Mejorar la calidad del empleo y la productividad serán otras dos líneas maestras de su programa para el próximo curso. El presidente del Gobierno tiene previsto también en su discurso dedicar un apartado amplio a la política exterior, que apoyará en un ERC mantendrá tendida la mano al Gobierno y espera que no nos la muerdan EP MADRID. El portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardà, afirmó ayer que su formación afrontará el Debate sobre el estado de la Nación con idea de renovar la apuesta por el Gobierno socialista que ya hicieron en la investidura de José Luis Rodríguez Zapatero, para lo cual alargarán la mano esperando que los socialistas no la muerdan Así de gráficamente resumió Tardà la actitud de ERC ante el debate de política general que arranca hoy, y en el que se repasará un año de alianza parlamentaria en el que, a su juicio, ha habido más encuentros que desencuentros Argumentó que la apuesta de los republicanos es estratégica y que su objetivo no es quemar las naves a corto plazo. Admitió sus dudas sobre la idea que los socialistas tienen de esta relación, pero insistió en que ERC volverá a ten- der la mano al PSOE, esta vez más larga, y en la creencia de que no van a morderla También se refirió a las negociaciones en el Parlamento de Cataluña para la reforma del Estatuto de autonomía y reconoció que la pelota está en la vertiente catalana del tejado En su opinión, cuando el Parlamento de Cataluña acabe sus deberes y remita el texto a las Cortes, éstas deben limitarse a ratificar el Estatuto Tardá mostró su deseo de que el PSOE se decida a dejar atrás el pacto antiterrorista con el PP: Los recientes resultados electorales en el País Vasco deben traducirse en algún movimiento político y en alguna resolución valiente